Asesinan a alcalde de Guerrero tras ser retenido por pobladores

Acacio Flores Guerrero, alcalde del municipio de Malinaltepec, en la Montaña Alta del estado de Guerrero, fue hallado muerto y con un balazo en la cabeza, en la batea de una camioneta abandonada en un camino hacia la comunidad de Alacatlatzala, tras haber sido retenido por pobladores del lugar desde el jueves pasado, según informaron fuentes de seguridad al diario LA JORNADA.

De acuerdo con la versión obtenida por el diario capitalino, el munícipe, quien llegó al cargo postulado por el Partido Encuentro Solidario (PES), se había trasladado a las colonias Monte de Olivo y La Guadalupe para inaugurar obras, donde presuntamente los pobladores lo retuvieron en exigencia del cumplimiento de otros proyectos. Iba acompañado de cuatro trabajadores del ayuntamiento y su chofer, quienes fueron liberados.

Zenaido Cano Galindo, presidente de los bienes comunales de Alacatlatzala, quien lamentó el asesinato de Flores Guerrero, aseguró: esto no se derivo del conflicto agrario que tiene Alacatlatzala con Malinaltepec, es un tema muy aparte, que surgió de la colonia La Guadalupe, con el ayuntamiento; tampoco había problemas electorales, todo estuvo tranquilo, sin accidentes.

Narró: yo anduve en Chilpancingo el miércoles y el jueves, y creo que el alcalde se confió mucho, porque nunca me informó que iba a subir a Alacatlatzala a inaugurar las obras. Primero fue a Monte de Olivo, de acuerdo con la información que me proporcionaron, y ahí no hubo ningún incidente; como a las 12 del día se retiró rumbo a la comunidad de Santa Anita, que es anexo de esa localidad, y entregó la obra, después convivió con la gente.

Alrededor de las 15 horas se fue a La Guadalupe, donde fueron pavimentadas 150 metros de calles, y ahí es donde lo retuvieron reclamándole que se había comprometido a hacer un comedor comunitario, pero como ya está por terminar su periodo, a lo mejor les dijo que no, y ese habría sido el motivo del enojo, por eso lo retuvieron ahí, esa es la información que tengo.

REPROCHAN LA TARDÍA INTERVENCIÓN DEL GOBIERNO

Tras el homicidio del político, sus familiares reprocharon que la intervención del gobierno estatal fue tardía, pues desde el momento en que fue retenido por los pobladores se denunció que se escucharon varios balazos.

Su esposa, Bellarina Bernardino Arzate, confirmó su deceso: “Me acaba de notificar el gobierno que a mi esposo lo encontraron muerto”.

Desde el jueves, día en que se llevaron a su pareja, demandó a través de los medios de comunicación, que el gobierno interviniera, pero actuó tarde y ahora mi esposo está muerto.

En tanto, el director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, quien a petición de las autoridades municipales de Mali-naltepec, participó en una comisión integrada por autoridades estatales y regionales, así como la Guardia Nacional y estuvo en el lugar del crimen, explicó que la tarde del jueves pasado después de retener al edil, la gente ya no salió de sus casas, porque los que cometieron el crimen tienen atemorizada a la comunidad.

Detalló que desde ese día estuvo abandonada la camioneta rodeada de piedras, pasó todo el viernes, es decir ya tenía día y medio; entonces se decidió que la comisión fuera al lugar y al llegar estaba el cuerpo (del alcalde) en el asiento de adelante, cubierto con su chamarra, y bocabajo. Día y medio después fue localizado muerto el edil, aunque se cree que fue asesinado la misma tarde del jueves.

Advirtió que hay focos rojos en la Montaña Alta de Guerrero, el gobierno no cuenta con un diagnóstico claro de cómo están los problemas. La fiscalía estatal abrió una investigación por homicidio calificado en agravio de Acacio N.