Cambio Climático es una transformación de peligros hidrometeorológicos: Veracruz en riesgo

Ana Delia Contreras Hernández, Alma Angélica Fuertes Jara y Roberto Zapata Ronzón, en el Día Meteorológico Mundial 2024
18 de abril de 2024 08:23
Luchas-medios-digitales-728x90-2-1
  • “Los desastres no son naturales, siempre se van a definir como la incapacidad de ejecutar estrategias de afrontamiento”: Christian Domínguez Sarmiento 
  • UV, Conagua y Protección Civil estatal conmemoraron el Día Meteorológico Mundial 2024 “A la vanguardia de la acción por el clima” 

José Luis Couttolenc Soto / Universo

Fotos: Omar Portilla Palacios 

01/04/2024, Xalapa, Ver.- La Universidad Veracruzana (UV), a través de la Facultad de Instrumentación Electrónica y la Licenciatura en Ciencias Atmosféricas, junto con la Secretaría de Protección Civil (SPC) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua), conmemoró el Día Meteorológico Mundial “A la vanguardia de la acción por el clima”. 

En el evento, realizado en el auditorio de la Facultad de Contaduría y Administración, Alma Angélica Fuertes Jara, directora general de Prevención de Riesgos de la SPC, expresó que el cambio climático (CC) representa una transformación de los peligros hidrometeorológicos. 

Destacó que Veracruz, por su localización geográfica y gran espacio de costas, está expuesto a grandes riesgos; comprender la dinámica de estos fenómenos y advertir cómo va a ser su comportamiento, significa contar con una capacidad de adaptación y acompañamiento a la sociedad en el desarrollo de capacidades de prevención y reducción de las pérdidas, “y la meteorología es una brújula para la actuación”. 

A su vez, Roberto Zapata Ronzón, meteorólogo de Conagua, dijo que el CC es una amenaza real que afecta a la civilización a nivel mundial, por lo que esta conmemoración es una invitación a adoptar medidas que permitan combatir ese cambio en el clima y sus efectos; ese trabajo, puntualizó, tiene que ser colaborativo entre instituciones y sociedad, y debe de hacerse de inmediato. 

El auditorio de la Facultad de Contaduría y Administración albergó el evento conmemorativo

Recordó que el 22 de marzo se conmemora también el Día Mundial del Agua, con el lema “Agua para la paz”. Apuntó que el agua puede crear paz o desencadenar conflictos, ya sea por escasez, contaminación, acceso desigual o nulo. 

Dio a conocer que más de mil millones de personas en el mundo dependemos del agua; sin embargo, sólo 24 países tienen acuerdos de cooperación de recursos hídricos que comparten. 

En la parte académica del evento, Christian Domínguez Canseco, egresada de la Licenciatura en Ciencias Atmosféricas de la UV y actualmente adscrita al Instituto de Ciencias de la Atmósfera y Cambio Climático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ofreció la conferencia “Ciclones tropicales en México: peligros asociados y sus alertamientos”. 

Expuso que los ciclones tropicales (CT) son considerados fenómenos naturales devastadores que se caracterizan por presentar una circulación cerrada que gira en sentido opuesto a las manecillas del reloj y para establecer una métrica que relacionara los vientos superficiales de los CT con los daños ocasionados a la infraestructura, se creó la escala Saffir-Simpson en 1971 en los Estados Unidos. 

Se originan sobre aguas muy cálidas tropicales (o subtropicales) asociados a una perturbación preexistente y vorticidad en la atmósfera baja. Los desastres generados al paso de CT son los más costosos en México, en donde representan el 86.5% de los costos anuales de los desastres. 

Domínguez Canseco se refirió también a los sistemas de alerta temprana que tienen cuatro componentes: grupos certificados, organizaciones técnicas, población, comunicación y difusión; para que funcionen y tengan éxito se requiere de la participación coordinada de estos cuatro sectores. 

Los ciclones tropicales son considerados fenómenos naturales devastadores

Indicó que se necesita un mejor monitoreo de los CT en el país (en las costas del Golfo de México, mar Caribe y del océano Pacífico del Este), señalando que lo ideal sería adquirir radares meteorológicos, lo que puede resultar poco probable por su alto costo. 

Se pronunció porque se implementen protocolos de acción desde que los CT son tormentas tropicales, aunque por su rápida intensificación son difíciles de predecir. 

Dijo que se requiere también mejorar la cultura de prevención en la sociedad y las capacidades de los tomadores de decisiones locales, puesto que la prevención de desastres es un trabajo conjunto.