Carlos Slim ya es dueño de la petrolera PetroBal

Grupo Carso, del empresario Carlos Slim, ha formalizado la adquisición de la petrolera PetroBal, propiedad de la millonaria familia Baillères. Esta transacción, valorada en 530 millones de dólares, se anunció en diciembre pasado, pero estaba pendiente de cierre a la espera de las autorizaciones necesarias y el cumplimiento de ciertas condiciones.

El anuncio oficial se realizó mediante un evento relevante en la Bolsa Mexicana de Valores. La compra se llevará a cabo a través de Zamajal, la filial de Carso dedicada al negocio petrolero, que ha aumentado sus activos significativamente en el último año. Esta expansión es parte de la estrategia de Carso para fortalecer su negocio en el sector petrolero, que antes de este sexenio solo incluía dos campos ganados en las rondas de la reforma energética.

John Padilla, director de la consultora IPD Latinoamérica, comentó sobre la compra cuando fue anunciada:

“Estas compras le van a dar una plataforma muy fuerte para expandir su negocio de upstream como lo estaban buscando, porque hasta ahora solo era un jugador menor en la industria”.

La compra de PetroBal es un movimiento estratégico que refuerza el portafolio de activos petroleros de Grupo Carso. Este crecimiento ha sido respaldado por el presidente López Obrador, quien ha mostrado interés en que el conglomerado participe en el desarrollo del campo Lakach. Este campo productor de gas ha sido un desafío para Pemex durante más de una década y recientemente fue abandonado por la estadounidense New Fortress Energy.

El año pasado, Grupo Carso también adquirió el 49% de la petrolera estadounidense Talos Energy y un porcentaje menor de Wintershall Dea. Ambas compañías tienen una importante participación en el campo Zama, considerado uno de los activos más prometedores de la industria privada.

Con estas adquisiciones, Grupo Carso está consolidándose como un jugador clave en el sector petrolero, aprovechando las oportunidades de crecimiento y fortaleciendo su posición en el mercado. La formalización de la compra de PetroBal es un paso significativo en esta dirección, prometiendo un futuro prometedor para el conglomerado en la industria energética.

Con información de Expansión