CEM pide evitar especulaciones ante el caso del Obispo Rangel


Banner-970-250

Tras los últimos acontecimientos que han suscitado polémica en torno al presunto secuestro del Obispo Salvador Rangel, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) emitió un comunicado en el que llama a la prudencia y la mesura en el tratamiento de este delicado asunto.

El Secretario General de la CEM, Ramón Castro Castro, expresó su gratitud por la aparición con vida del Obispo emérito de la Diócesis de Chilpancingo-Chilapa, destacando que se encuentra recibiendo atención médica en un hospital de Morelos.

En el comunicado se hizo un llamado a la sociedad para detener las especulaciones y conjeturas que han surgido en torno al caso, y se instó a esperar a que las autoridades pertinentes esclarezcan los hechos y el propio afectado brinde su versión de lo ocurrido.

“Como Iglesia, confiamos en las instituciones y eso nos lleva a dejar en manos de las autoridades la investigación correspondiente. Por ahora solo pedimos, respetuosamente, que se eviten conjeturas y especulaciones que enrarecen el caso de forma innecesaria, tomando en cuenta la dignidad humana”, se pidió.

Actualizaron que de momento su estado de salud es reservado y se están siguiendo las indicaciones médicas.

“Una vez que el hospital pueda dar de alta a Mons. Salvador, con el único fin de ayudar a su pronta recuperación, su familia estará cuidando de él. Apenas tenga las condiciones de salud requeridas, el mismo señor Obispo Salvador Rangel rendirá su declaración e informará oportunamente”, informó.

“Por este medio informamos a la comunidad, y a la Diócesis hermana donde estuvo sirviendo, que no dejen de orar por quien en su momento fue su pastor. Encomendemos a S.E. Mons. Salvador Rangel a Dios, para que pronto recupere la salud y la paz”, agregó.

Esta organización de obispos mexicanos agradeció a aquellos que externaron su “genuina preocupación sobre la temporal desaparición” y ahora sobre el estado de salud del Obispo emérito de la Diócesis de Chilapa-Chilpancingo.

Este jueves, tras ser criticado por la violencia en la entidad, el titular de la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES) en Morelos, José Antonio Ortiz Guarneros, aseguró que la desaparición de Salvador Rangel no fue un secuestro exprés, al afirmar que existe evidencia de que entró de manera voluntaria con un hombre a un motel de la entidad.

Ortiz Guarneros reviró la principal versión que indaga la Fiscalía General del Estado (FGE) sobre el hecho delictivo que ocurrió el pasado 27 de abril, y el cual fue alertado por autoridades eclesiásticas el pasado lunes, luego de varios días sin saber del paradero del prelado.

“Por algunas evidencias que hay (no fue secuestro), únicamente, ya se las dimos a la Fiscalía. Hasta donde sabemos, entró voluntariamente al motel, con una persona del mismo sexo, y esa persona se retiró, pero es lo que sabemos, porque fuimos a pedir información, pero ya había llegado Fiscalía y no nos permitieron”, aseveró el funcionario a medios de comunicación.

Con información de Reforma.