COMATEX, el reto de las matemáticas en el Instituto Tecnológico Superior de Xalapa


Banner-970-250
  • “Queremos transformar la educación. Cada quien debe poner su granito de arena y ser líder desde su trinchera, para cambiar esto”, expresa la maestra Laura Sánchez López.

Miguel Valera

“Yo veo las matemáticas como mi todo. Me gustan, siempre me han gustado. Estudié la licenciatura y tuve buenos maestros”, me dice la maestra Laura Sánchez López, quien está al frente de la Coordinación de Matemáticas del Tecnológico de Xalapa (COMATEX) y que en esta semana, en el Curso de Inducción, atienda a los nuevos estudiantes del Instituto Tecnológico Superior de Xalapa.

Impulsada por el director, el maestro Walter Luis Sáiz González, el COMATEX nació en octubre del 2022 para apoyar a los estudiantes en la comprensión y enseñanza de las matemáticas. “Teníamos alumnos de sexto semestre, pero con un avance reticular de cuarto en esta materia. Realmente iban retrasados. Esto se debía a que no habían podido acreditar algunas asignaturas de matemáticas, es decir asignaturas pertenecientes a ciencias básicas, en donde siempre presentan problemas y las cuales son las bases para poder cursar materias posteriores, indica.

“El director se enfocó en eso, de por qué teníamos tantos estudiantes reprobados. Es así como él genera un espacio, que le llama Coordinación de Matemáticas, busca a las personas que puedan apoyar en ese espacio y así nace el COMATEX, para buscar que el alumno aprenda, pero no sólo que aprenda su materia que está cursando en este semestre, sino que sea un aprendizaje significativo, y perdure en toda su formación como ingeniero, porque la matemática es necesaria en la ingeniería. Es importante que el estudiante tenga bien cimentado las bases de las matemáticas, para poder avanzar en su retícula, esto por la relación que existe con otras materias, eh aquí la importancia de que el estudiante cuente con un apoyo cuando donde refuerce los conocimientos que obtuvo en clases.” explica.

Laura Sánchez López, egresada de la carrera de matemáticas de la Universidad Veracruzana, con una Maestría en Administración, dice que no hay que tenerle miedo a las matemáticas. “Es como en cualquier relación. Tú cómo sabes que aquella chica o aquel chico no te va a agradar. A lo mejor va a ser tu pareja ideal o el amor de tu vida, pero debes permitirte el conocerlo (a),así es la matemática, una vez que la conoces te puedes enamorar, pero también depende de cómo te la enseñan”.

EL RETO DEL DOCENTE

La matemática del ITSX habla del reto de los docentes en esta materia. “Tiene mucho que ver que el docente hoy en día se ponga en el lugar del estudiante,”. Puede ser que los docentes lleven años aquí enseñando matemáticas, pero posiblemente enseñando de la misma forma y con los mismos ejercicios, y se puede apreciar otros docentes que a través de los años han ido fortaleciendo sus conocimientos, recibiendo capacitaciones constantes las cuales les han permitido generar estrategias metodologías obteniendo en el estudiante un mejor aprendizaje. Posiblemente tú como docente podrías implementar otro método, otro problema, un poco más simple, para ir de lo particular a lo general, o bien aplicando los tipos de estilos de aprendizaje, recordando que no todos aprendemos igual o de la misma manera, eso ayudaría muchísimo”.  Esta institución trabaja en conjunto con el Tecnm, el cual se ha dado la tarea de analizar los programas de estudios, con la finalidad de aportarle al estudiante el conocimiento y la formación que se requiere como futuro ingeniero.

¿Por qué le tenemos tanto miedo a las matemáticas?, le pregunto.

“Primero considero que es la manera en la que te la enseñan. A la vez pienso que todos tenemos capacidad para aprender. Como te lo muestren es como tú vas a tener esa seguridad de asimilarlo. Si desde el principio te dicen: te voy a poner un problema difícil, ya a tu cerebro le estás diciendo que es un problema difícil y que no vas a poder”.

“Yo le atribuyo más a la inseguridad del estudiante. El estudiante es el que genera ideas anticipadas de lo que él puede lograr y de las habilidades que puede tener escondidas y que no la puede desarrollar precisamente por el miedo que tiene sin darse la oportunidad de intentarlo” .

“A mí en lo personal me tocaron muy buenos docentes desde la primaria. Como estudiante llevé un buen registro en las matemáticas, pero eso se debió a que tuve buenos maestros que me animaban, me dirigían. Siempre me decían tú puedes, es fácil, inténtalo. El intentarlo es fundamental dentro de las matemáticas porque ¿cómo lo vas a saber si vas a poder si no lo has intentado?”.

Aparte está involucrada en toda nuestra vida cotidiana.

“Sí, claro que sí, las matemáticas es todo. Está en nuestro entorno. En nuestro lenguaje. Tan solo el hecho de que estás en tu casa: fíjate si hay tortilla, no hay, pues vete por medio kilo de tortilla. Eso es un número y es matemática. Fui a la escuela y resulta que mi hijo sacó siete en español. Son las matemáticas. Estamos dando números, representaciones simbólicas”, expone.

INTENTARLO SIEMPRE 

Desde su propia experiencia, la maestra Laura Sánchez comenta que tuvo maestros que además de tener el conocimiento de la ciencia, tenían la parte humana, fundamental en la enseñanza.

“Primero que nada tienes que conocerte tú mismo, ver tus cualidades, habilidades,  y yo creo que de ahí parte todo. Por ejemplo, si yo te dijera que tú eres capaz de volar lo vas a intentar, pero primero tienes que creértela, aunque bueno, sabemos que no puedes volar, pero buscamos maneras, te pones una capa, no sé, haces un proyecto, para eso están los globos aerostáticos… buscas maneras, pero te tienes que centrar en lo que eres y eres capaz de hacer”.

“Mi primera misión es incitar a los estudiantes a que ellos se conozcan. Ya están en la carrera, ya están aquí y el docente tendría que involucrarse un poco más en la parte humana antes de que empecemos a dar la clase, ver cómo están nuestros estudiantes emocionalmente, porque hay estudios que demuestran que el alumno no aprende no tanto porque no tenga la capacidad. Hay muchas barreras, pero deben tener seguridad, porque eso es lo que hace la diferencia”.

“Entonces, tenemos acá muchos estudiantes que desgraciadamente vienen afectados emocionalmente y les cuesta el aprendizaje. Aquí en el Tecnológico Superior de Xalapa hay psicólogos. El director ha trabajado mucho en una formación integral, en donde veamos los conocimientos, pero también la parte de cómo el alumno se siente, por qué no logra entender”, asevera.

LA PARTE HUMANA EN LA EDUCACIÓN

Al referirse a los retos del conocimiento y la enseñanza matemática, la docente del Tecnológico insiste en la parte humana, en la sensibilidad de las y los alumnos. “Cuando tú te acercas con una persona que sabe y que tiene la parte humana desarrollada, esa persona no va a querer hacerte sentir que yo sé más que tú, sino que ambos vamos a aprender”.

“Ven, no tengas miedo, vamos a intentarlo. El vamos a intentarlo está super bien. El dejar la escuela antigua en donde sólo te dejo el problema y a ver inténtalo, para media hora de la clase y a ver, que se les quede de tarea. Si no pudieron, vamos a intentarlos todos. Y qué pasa aquí y luego con esto… eso ayuda mucho. Esa parte yo la he vivido y los chicos quedan gustosos. Aquellos que pensaron que porque su primer parcial lo reprobó y va a dar de baja la materia ya no la da, eso es algo muy bonito, como satisfacción es algo único”, indica.

ARRNCA EL CICLO ESCOLAR 2023-2024

La maestra Laura Sánchez López comenta que todo está listo para la inauguración del ciclo escolar 2023-2024 el próximo lunes 28 de agosto, en tanto en estos días se desarrolla el Curso de Inducción en donde “les damos el contenido de la matemática básica, todo lo de álgebra. Es un temario no muy amplio, porque lo queremos es que ellos tengan lo básico y lo necesario para iniciar con la asignatura de cálculo diferencial”.

Añade que “la mayoría de las carreras entran con el cálculo diferencial, pero tienes que saber álgebra, de lo contrario costaría un poco el aprendizaje del alumno. Los docentes de esta institución están comprometidos, buscan la manera de que el estudiante aprenda dentro del aula, y en caso de detectar a estudiantes con dificultad en aprender, invitan a los estudiantes a que asistan a COMATEX para que sean atendidos”.

“Es un trabajo en conjunto, docentes (los cuales detectan al estudiante con dificultad en su aprendizaje), estudiante (que tengan la actitud y disponibilidad por tomar la asesoría) y el equipo de COMATEX (los cuales tienen la disponibilidad y el gusto por enseñar).Es así como hemos ido creciendo y dándonos a conocer en el resto de las ingenierías y licenciatura”, añade.

¿CÓMO DEBERÍA SER UN DOCENTE?

¿Cómo debería ser un docente?, se pregunta la matemática del Tecnológico de Xalapa.

“Primero que nada empático”, contesta.

“Empático con sus estudiantes. Aprender junto con ellos. Vamos a aprender a aprender, pero juntos. ¿Cómo voy a hacer que te gusten las matemáticas si yo soy indiferente?”.

Así, comenta casi para finalizar que tuvo un maestro muy bueno cuando era estudiante y que se sentía perfecto. “Un día, cuando ya me había revisado calificaciones me dijo: te pongo un ocho en ecuaciones. Sabías que gente como tú no debería de estar en esta institución. Tú no vas a ser matemática, remató”.

“Era un maestro excelente, excelente, excelente”, reconoce, pero su actitud contra ella la deprimió, la derrumbó.

“Luego fui con otro maestro y me dijo: vas un poco baja, te voy a anotar a otros cursos para que mejores. En vez de insultarme me motivó, me motivó tanto que terminé la carrera gracias a su apoyo, el saber que podría mejorar, que con dedicación y esfuerzo, se puede lograr”.

“Eso tenemos que hacer. Si no podemos de una manera tenemos que buscar otras maneras, porque cada quien tiene maneras diferentes de aprender. Si mi alumno no es muy analítico a lo mejor es visual. Se trata de buscar que el estudiante comprenda lo que se quiere enseñar, y no quedarnos en la escuela tradicional”.

“Si queremos transformar la educación cada quien debe poner su granito de arena y ser líder desde su trinchera, para cambiar esto. La corrupción siempre va a estar, pero debemos juntarnos los que creemos en el cambio y empezar así, darlo todo sin esperar nada, solo la satisfacción de ser formadores de futuros profesionistas que estarán al servicio de nuestro país, concluye.