Combate a la corrupción genera ahorros y permite distribución justa de la riqueza: presidente

Por no permitir la corrupción, el Gobierno de la Cuarta Transformación ahorra hasta un billón de pesos al año, presupuesto que financia los Programas para el Bienestar y proyectos de infraestructura sin necesidad de aumentar impuestos o los precios de los combustibles, destacó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El combate al robo de hidrocarburos genera más de 332 mil millones de pesos y, al mismo tiempo, el gobierno federal no condona impuestos. Sobre este punto, el mandatario destacó los ingresos tributarios al 5 de julio; alcanzaron 2 billones 532 mil 402 millones de pesos, lo que en términos reales significa 6.1 por ciento por arriba de lo observado en el mismo periodo de 2023, es decir, 250 mil 668 millones de pesos más en lo que va de este año, de acuerdo con datos del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

“Desde que llegamos, hasta ahora, la recaudación hacia arriba. No se nos ha caído porque —y tenemos que agradecerlo— todos los mexicanos están contribuyendo. Por eso no hay gasolinazos, por eso no aumentan impuestos, entonces sí es importante no permitir la corrupción”, enfatizó en conferencia de prensa matutina.

El jefe del Ejecutivo reafirmó que la principal causa de la desigualdad económica y social del país es la corrupción, seguido de los lujos y el derroche del presupuesto del pueblo de México. Como un acto de justicia social, el Gobierno de la Cuarta Transformación fomenta y actúa a partir de la austeridad republicana.

“El presupuesto es público y tenemos la obligación de cuidarlo. (…) No es dinero del gobierno, es dinero del pueblo”, acotó.

En esta administración se distribuye la riqueza entre la población, de manera justa y como nunca en la historia del país. A partir de los Programas para el Bienestar, nueve billones de pesos del presupuesto llegan al 90 por ciento de los mexicanos de manera directa y el 10 por ciento restante se beneficia por el aumento en la capacidad de compra y el fortalecimiento del mercado interno, el comercio y la industria, explicó el mandatario.

“Es muy importante seguir combatiendo la corrupción porque si se combate la corrupción, hay presupuesto y teniendo presupuesto se pueden resolver muchos problemas, se puede ayudar mucho a la gente. El problema no es la falta de presupuesto, el problema es la corrupción. Si no hay corrupción, hay presupuesto y si hay presupuesto, hay manera de ayudar a la gente, de hacer justicia”, argumentó.

“Esa es la clave para que nuestro país siga creciendo y siga habiendo bienestar en nuestro pueblo. Si regresa la corrupción, si regresa el salinismo como política, no hay salida y eso no le conviene a nadie”, añadió.

Los modelos Economía Moral y Humanismo Mexicano, creados en la Cuarta Transformación por el presidente Andrés Manuel López Obrador, generan bienestar y reducen la pobreza y la desigualdad.

“Son nuevos tiempos y, además, se está probando que funciona y que nos va bien a todos; le va bien al pobre y le va bien al rico si no se permite la corrupción. Si hay justicia, si hay legalidad, si hay un auténtico Estado de derecho, México se enaltece, lo que está sucediendo; se convierte en una potencia”, señaló.