CONTRASEÑAS

  • Hipólito, contra candidatos chapulines
  • Trump y los migrantes

Miguel Valera

Calificado como el peor alcalde que haya tenido Xalapa en su historia, el morenista Hipólito Rodríguez Herrero se lanza en contra de los “chapulines políticos”, esos personajes que brincan de partido en partido, cuando las oportunidades se les cierran aquí, allá o acullá. Pocos se salvan, porque el político químicamente puro no existe; todos de alguna manera cargan su historia, la cruz de su parroquia, etcétera.

Me llaman la atención los comentarios del ex munícipe capitalino de quien por cierto el actual alcalde, Ricardo Ahued Bardahuil, dijo que investigaría y procedería en sus desaciertos administrativos. Lo dudo. Orondo, el académico universitario escribe en el periódico de casa que “de pronto, animales que siempre pastaron en los partidos del anterior bloque en el poder, se convierten en chapulines, es decir, en bichos saltarines que, sin pudor, olvidan sus antiguas creencias y fidelidades, y adoptan el vestuario y el credo del nuevo bloque en el poder”.

Quizá se refiera a José Ricardo Ruiz “Pepín Ruiz” y a Bertha Ahued Malpica “La Gorda Ahued”, quienes aparecieron en la lista de diputados locales por MORENA en el puerto de Veracruz. En general creo que se refiere a muchos que han hecho de la política saltarina un oficio, para intentar caer siempre de pie, en los gobiernos por venir. “El ingreso a Morena de cientos de miembros de la clase política que habían tenido cargos de elección popular con el apoyo de los partidos políticos hoy vencidos, no puede sino crear sorpresa, repudio y zozobra”, dice Rodríguez Herrero.

Sin querer queriendo, el ex edil de la capital le pega al movimiento en el que ha militado al señalar que “De alguna forma, la mutación es una modalidad de gatopardismo: cambiar todo para que todo siga igual”. Y sí, ahí están en el gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador, por ejemplo, Manuel Bartlett Díaz, o entre los gobernadores morenistas más destacados por sus polémicas y protagonismo, como Layda Elena Sansores San Román.

Y el hombre va más allá, al fondo: “Detrás de la superficie, hay un fondo reconocible: siguen operando en beneficio de sus antiguos patrocinadores: negocios para los empresarios que los encumbraron, favores para sus compañeros de partido, puestos para sus camaradas del antiguo régimen, hostilidad a los militantes genuinos del partido emergente. Es una suerte de caballo de Troya”.

“Regalaron su presencia para conquistar votos (al menos esa es la creencia de los dirigentes de Morena), pero en el fondo son un regalo envenenado. Dañan el prestigio del partido: éste pierde su diferencia y los votantes dicen son todos lo mismo. Lastiman a sus militantes pioneros, aquellos que dieron años de esfuerzo y de sacrificios para vencer a la casta asociada a la corrupción, y que ahora ven que su trabajo militante es cosechado por los colonizadores del partido”, asienta.

“El malestar es público y en este año está generando zozobra entre los militantes. ¿Cómo vamos a trabajar en beneficio de estos personajes que se suman pero que restan? La dirigencia sonríe en su confusión y parece ignorar el efecto nocivo de sus adquisiciones. La base social, los ciudadanos que han hecho posible el crecimiento de Morena, siguen firmes en su convicción (AMLO es su héroe, líder y fundador), pero manifiestan su desengaño con las actuales dirigencias regionales: ¿cómo dejaron entrar a tanto pillo?”, asevera.

Vale la pena leer sus reflexiones, de una crítica interna profunda, seria, demoledora. Claro, en la política, sea del color que sea, lo que importa es la “prágmata”, lo práctico, lo utilitario, lo que beneficia. Los pragmáticos, se lee en los diccionarios, aprovechan cada oportunidad con la finalidad de obtener un fin útil, o un beneficio propio. Eso es lo que caracteriza a la política. En estos lares no hay madres teresasa de Calcuta. No, aquí, de lo que se trata es de sacar beneficio personal aunque se abandere el “beneficio colectivo”.

TRUMP Y LOS MIGRANTES

El polémico Donald Trump —virtual candidato presidencial republicano para las elecciones que Estados Unidos celebrará en noviembre— ha dicho que no dará “ni 10 centavos” a México para atender las causas de la migración. ¡Qué novedad! El hombre no podía decir otra cosa. Su racismo y su desdén para los mexicanos siempre ha sido manifiesto. No dijo nada nuevo.

EL MARTES, EL CASO CAMILA EN LA MAÑANERA

Este lunes muy temprano el presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó el asesinato de la niña Camila en Taxco, Guerrero y los hechos violentos que se generaron. Así, anunció que será este martes, cuando en el informe del Gabinete de Seguridad, se haga el recuento de los hechos y se ofrezca más información a la sociedad.

@MValeraH