Crece dengue en México más de 500%; Veracruz, sólo con 495 casos

De acuerdo con la Secretaría de Salud (Ssa), a la fecha en el país se han registrado 8 mil 149 casos de dengue, es decir, un incremento de 526 por ciento, pues en el mismo periodo de 2023 se presentaron mil 549.

De acuerdo con la dependencia del gobierno federal, el 73 por ciento de los casos confirmados corresponden a Guerrero, Tabasco, Quintana Roo, Veracruz y Colima.

En Guerrero se registran 2 mil 599; Tabasco, mil 750; Quintana Roo, 651; Veracruz, 495 y Colima, 452.

Sylvain Aldighieri, director del Departamento de Prevención, Control y Eliminación de Enfermedades Transmisibles de la OPS, explicó que lo que sucede en México es un brote fuera de la temporada esperada como en muchos países en donde hay señales en rojo.

El experto dijo que los cuatros serotipos de dengue han sido identificados en los últimos meses en México.

En lo que va del año, América registra 3.5 millones de casos y más de mil muertes por dengue, lo que representa tres veces más casos que los reportados para esta misma fecha en 2023, advirtió Jarbas Barbosa, director general de la Organización Panamericana de Salud (OPS).

2023 fue año récord con más de 4. 5 millones de casos de dengue notificados en la región, pero se prevé que 2024 supere esa cifra.

Barbosa comentó que el aumento de dengue se observa en todos los países de América Latina y el Caribe, sin embargo, en la subregión del cono sur, Brasil, seguido de Paraguay y Argentina son los más afectados y representan el 92 por ciento de todos los casos y el 87 por ciento de las muertes.

Otros países de, contingente, dijo, como México, Barbados, Costa Rica, Guadalupe Guatemala y Martinica donde se esperaba una transmisión alta de dengue en la segunda mitad del año, en la actualidad registran un incremento de casos.

El director de la OPS precisó que las temperaturas y la mayor frecuencia de retos climáticos extremos, como las olas de calor y las sequías intensas favorecen la propagación del mosquito que transmite el dengue, pues originan que las personas almacenen agua de manera inadecuada.

Las tormentas o inundaciones, agregó, también aumentan la proliferación del mosquito.

Barbosa advirtió que el fenómeno de El Niño que se experimenta actualmente también contribuye, además de determinantes sociales, como el rápido crecimiento de la población y la urbanización, las condiciones precarias de vivienda y servicios de agua y el saneamiento insuficiente.

Con información del diario REFORMA