Debate jarocho


Banner-970-250

Agustín Basilio de la Vega

Los debates entre los candidatos a cargos de elección popular son oportunidades para conocer sus antecedentes político-partidistas, su capacidad para trasmitir propuestas y su desempeño para contestar cuestionamientos. El sábado 27 de abril debatieron los candidatos a gobernar el estado de Veracruz y una obra que llamó la atención fue la refinería de Dos Bocas que le fue encargada a la candidata Nahle.

En Marzo de 2019 el gobierno del presidente López convocó mediante invitación restringida a cuatro empresas internacionales para la construcción de la refinería de Dos Bocas, Tabasco, cuya inversión aproximada sería de 8,000 millones de dólares para procesar 340,000 barriles diarios de crudo a partir de mayo del 2022.

En Mayo del 2019 el gobierno declaró desierto el concurso por invitación restringida a las empresas internacionales Becthel y la italiana Techint, la estadounidense Jacobs en asociación con la australiana Worley Parsons, la estadounidense KBR y la francesa Technip (esta última se retiró antes)

La entonces secretaria de energía Rocío Nahale justificó la decisión diciendo que las empresas internacionales no podían cumplir con el costo de 8 mil millones de dólares y el tiempo de su construcción de 3 años. Fue entonces cuando el presidente dijo: “La construcción va a estar terminada para mayo de 2022. Me canso ganso”.

En realidad, el gobierno ha reconocido que Dos Bocas ya ha costado más de 12 mil millones, aunque hay expertos que estiman que podría costar entre 18 mil y 20 mil millones de dólares y no hay fecha para cuando se concluya su construcción y menos para que pueda refinar petróleo y producir gasolina.

Para ocultar los sobre costos y las asignaciones directas de contratos, el gobierno federal se ha reservado la información de dicha obra con el pretexto que es estratégica, no obstante, la Auditoria Superior de la Federación ha realizado observaciones por pagos en exceso, posible daño patrimonial, atrasos de obra y asignaciones injustificadas de contratos en los ejercicios fiscales correspondientes.

Tal vez por lo anterior, el candidato José Yunes se enfocó a destacar el fracaso en la refinería ya que no se logró su construcción en tiempo y forma y remató señalando en el debate que no se le puede confiar el estado de Veracruz a alguien que “traicionó” al presidente pues pese a que ya ha costado casi tres veces la obra aún no refina nada.

Es importante que un candidato sea eficaz y confiable. Muchas propuestas se escuchan en los debates, pero es muy difícil que se pueda confiar en alguien que ha demostrados ineficacia y que no habla con la verdad. La realidad es que Dos Bocas no funciona y no costó los 8 mil millones de dólares prometidos. La recuperación de la inversión final simplemente es imposible y así se ve difícil que se salve PEMEX pues con la 4T se hunde más y más.

X @basiliodelavega

28 de abril de 2024