Debemos entender y aprovechar la inteligencia artificial, no condenarla: Lomelí


Banner-970-250
  • El rector de la UNAM inauguró la Semana de Economía, organizada por la Facultad de Estudios Superiores Aragón
  • Se analizarán los cambios vertiginosos que están modelando el panorama económico mundial, afirmó Fernando Macedo

Gaceta UNAM

La inteligencia artificial (IA) tiene un impacto indudable en las tendencias actuales de la globalización: puede impulsar la productividad, el comercio internacional y también plantea dilemas éticos que obligan a las instituciones académicas a estar atentas para, eventualmente, realizar cambios, afirmó el rector de la UNAM, Leonardo Lomelí.

“No se trata de condenar la inteligencia artificial, sino de entenderla y aprovecharla, de prevenirnos sobre los malos usos que se puedan hacer de ella”, agregó al inaugurar la Semana de Economía, organizada por la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón.

En el encuentro titulado “Las transformaciones del capitalismo contemporáneo: hegemonía, globalización Vs. Soberanía e Inteligencia Artificial”, Lomelí expuso que hay dos conceptos subyacentes a esta herramienta: la inteligencia artificial restringida y la inteligencia artificial general. La primera se relaciona con servicios de traducción, chatbots, vehículos autónomos.

En tanto, la IA general se refiere a sistemas de autoaprendizaje que pueden instruirse de la experiencia, con una actitud similar a la humana y pueden superar el desempeño de ésta en todas las tareas.

“Parece de ciencia ficción, pero lo estamos viviendo, y habría que señalar que en muy poco tiempo estamos viendo avances sin precedentes”, expresó.

En su participación vía remota, el rector de la UNAM explicó que a nivel macroeconómico la IA puede impulsar la productividad, aumentar el potencial de crecimiento económico y crear nuevas oportunidades para el comercio internacional.

A nivel micro puede ayudar al desarrollo y la gestión de cadenas de valor globales, mejorar la capacidad para predecir tendencias futuras, gestionar el riesgo a lo largo de la cadena de suministro, entre otros.

Además, Lomelí indicó que el cambio climático es un riesgo a corto plazo de la economía global y debe ser un criterio de las políticas encaminadas a procurar mayor crecimiento.

Actualmente hay una afectación al comercio global derivado del descenso del nivel de agua en el Canal de Panamá y que demanda alternativas para encauzar una parte importante de dicho comercio por tierra. Otro ejemplo, detalló, es la crisis de abasto de agua y del aumento de las temperaturas en lugares como la Ciudad de México.

La sostenibilidad, insistió, debe ser una preocupación primordial para gobiernos, empresas, consumidores, ya que el deterioro del clima nos afecta a todos y lo que se deje de hacer en un país, necesariamente afecta a los demás.

En ese sentido, el rector consideró necesario cumplir los compromisos asumidos para reducir las emisiones de carbono en el planeta. “Tenemos que retomar estos acuerdos como sociedad global porque, de lo contrario, estaremos poniendo no solamente en riesgo el capital natural que vamos a heredar a las futuras generaciones, sino la viabilidad misma de nuestra existencia”.

También se manifestó por buscar una estrategia de desarrollo a largo plazo que ayude a resolver las carencias sociales que enfrentan amplios sectores de la humanidad, pues sostuvo que el saldo más lamentable de estas décadas de globalización ha sido la incapacidad de las economías de mercado para reducir las desigualdades: en la distribución del ingreso, de género, el acceso al avance tecnológico, del aprendizaje y el conocimiento.

Previamente, el director de la FES Aragón, Fernando Macedo Chagoya, dio la bienvenida a la Semana de Economía. Destacó que este espacio de reflexión entre estudiantes, académicos y especialistas data de aproximadamente 45 años y desde hace dos décadas se organiza como una semana de actividades.

En ésta se analizarán los cambios vertiginosos que modelan el panorama económico mundial y que son motivo de reflexión de los académicos, pero también están en el centro de los debates políticos y sociales en el mundo.

En el evento, efectuado de manera presencial en el Auditorio de la División de Universidad Abierta, Continua y a Distancia de la FES Aragón, estuvieron el jefe de la carrera de Economía, Roberto Herrera de León; el exjefe de la División de Ciencias Sociales de la FES, Julio César Ponce; así como estudiantes y académicos de esta entidad universitaria.