Denuncian al chofer del gobernador Cuitláhuac García por “enriquecimiento ilícito”


Banner-970-250
  • Ya le llaman “El Nico veracruzano”, comparándolo con Nicolás Mollinedo Bastar, el ahora “empresario amante de la charrería”, que fue chofer de Andrés Manuel López Obrador.

Atanasio Hernández

Este viernes 10 de mayo, a las 14:40 horas, en la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción se presentó una denuncia por presunto enriquecimiento ilícito en contra de José Eduardo Utrera Carreto, quien se desempeña como Coordinador de Atención Ciudadana de la oficina del Gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

El denunciante, ciudadano Iván López Fernández, denuncia la existencia de una propiedad ubicada en la calle 20 de Noviembre sin número de la población de Actopan, “una residencia con acabados y equipamiento inmobiliario y decorativo de reciente factura, de muy alto costo, y que evidentemente no corresponden con los ingresos ni la actividad del señor Utrera ni de sus familiares”, indica en su relación de hechos para sustentar la denuncia.

Además, indica que “la Fiscalía a su cargo podrá constatar, en las documentales que le adjunto, que el señor Utrera, chofer personal del Gobernador, nunca ha acudido a realizar las supuestas funciones que se ostenta como responsable”.

En las pruebas, el ciudadano presenta fotografías de una parte de la fachada de la casa, de un vehículo AUDI, placas YMC-836-A; el formato único del Registro Público de la Propiedad y Comercio, a nombre de Dolores Carreto Lagunes; la consulta sobre la propiedad del vehículo AUDI, placas YMC-836-A, entre otras pruebas documentales.

Luego de presentar amplia evidencia de un presunto “enriquecimiento ilícito”, el ciudadano señala que José Eduardo Utrera Carreto “de no acreditar la legítima procedencia de sus ingresos y su familia, el señor Utrera Carreto y quienes le procuran y protegen en los actos presumiblemente ilícitos de enriquecimiento, estarían incurriendo en franca contravención al Código Penal”, que en su Artículo 328 marca de tres a diez años de prisión y multa de hasta 600 días de salario a quien, en ejercicio de su empleo, cargo o comisión en el servicio público, haya incurrido en enriquecimiento ilícito”.

“A partir de los anteriores indicios —apunta el denunciante— solicito respetuosamente a la Fiscal General del Estado para que en cumplimiento de su deber de proteger el patrimonio público de los veracruzanos y en el ejercicio de sus atribuciones, realice la más amplia investigación respecto del reciente y no justificado incremento patrimonial del señor Utrera, su familia y posibles prestanombres, incluyendo inmuebles, semovientes, joyas, activos financieros, instrumentos bancarios, operaciones con divisas y todo lo que pudiera acreditar el ENRIQUECIMIENTO ILÍCITO, además de la usurpación de funciones y las otras conductas que le resulten”, asienta.

El denunciante puntualiza también que en el registro que ha hecho de José Eduardo Utrera Carreto, desde el inicio de la actual administración se ha desempeñado como chofer y acompañante del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, y con tanta riqueza, en el entorno cercano ya le llaman “El Nico veracruzano”, en franca referencia a quien fuera chofer de Andrés Manuel López Obrador, Nicolás Mollinedo Bastar, quien actualmente en su biografía pública se define como empresario, amante de la charrería, los caballos, los autos clásicos y deportivos, además de un gran aficionado del béisbol, “siempre siguiendo los últimos resultados y estadísticas de la LMB (Liga Mexicana de Béisbol)”.

El denunciante pide respetuosamente a la Fiscalía General del Estado de Veracruz, a través de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción “tenerme por debidamente presentado en tiempo y forma y acreditadas mi personalidad e interés jurídico”.

“Dar inicio, en los términos de la justicia pronta a que tengo derecho y sin dilación, ocultamientos ni parcialidad, a la pertinente carpeta de investigación”.

“Realizar la más seria y profunda investigación de los presuntos hechos delictivos que viene cometiendo quien realiza las funciones del chofer y acompañante personal del C. Gobernador del Estado de Veracruz en lo que se refiere a usurpación de funciones, enriquecimiento ilícito, incumplimiento de un deber legal, coalición, eventualmente delincuencia organizada (debido a la participación de sus familiares en estos presuntos hechos ilícitos) y los demás que le resulten”, concluye.