Denuncian ante Derechos Humanos a presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Veracruz 

Agencia SPI Veracruz

La presidenta del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Inés Isabel Romero Cruz, fue denunciada por presuntas violaciones a derechos humanos por el trato discriminatorio en contra de los padres de Pilar Argüello Trujillo, joven víctima de feminicidio en el 2012.

La asociación civil Equifonía presentó una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) al considerar violaciones a derechos humanos cometidos por la magistrada.

Pilar Argüello Trujillo fue víctima de feminicidio el 2 de septiembre de 2012 en Coscomatepec; el caso  fue admitido por el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés).

En 2017, el CEDAW emitió una serie de recomendaciones al Estado Mexicano por graves fallas en todo el proceso judicial del feminicidio de Pilar, por lo que de cumplirse, podría acercar la justicia a otras víctimas.

En ese sentido, Aracely González Saavedra, explicó que como parte de esas recomendaciones se acordó una reunión con Romero Cruz el pasado 1 de diciembre.

Sin embargo, la togada incurrió en un trato discriminatorio y clasista hacia los padres de Pilar.

“Hubo diferentes momentos. De entrada no hubo un trato cordial (por parte de la magistrada) al inicio de la reunión, después les dijo que hubo errores por parte de sus abogados y que eso lo tenían que ver ellos.No explicó a qué errores se refería”, acusó.

Precisó que en el encuentro hubo otros incidentes que pudieran considerarse como trató discriminatorio.

“Después le dijo al señor Pedro (padre de la víctima) que no la mirara con odio, el señor estaba ahí, es un señor sumamente respetuoso, tranquilo. Él estaba sólo escuchando. No se presentó ante ellos, no les pidió que se presentaran, de hecho no les dio nunca la palabra”, describió.

La activista refirió que los padres de Pilar solicitaron la reunión para pedir avances sobre el proceso de sanción a la jueza que liberó al presunto responsable del feminicidio.

Y es que, sostuvo, había elementos para consignarlo y juzgarlo por el feminicidio de la joven de 20 años de edad.

González Saavedra afirmó que Romero Cruz desconocía por completo en qué iba dicho procedimiento, pero les dijo que tras la queja les iba a informar cuáles eran los avances.