Discapacidad no debe ser motivo de exclusión: Jessica Soler  

  • La egresada de la Facultad de Artes Plásticas destacó la importancia de diseñar para toda persona, con o sin discapacidad 

Karina de la Paz Reyes Díaz 

Jessica Lizeth Soler Balán, cuya labor está abocada al diseño inclusivo y es una de las fundadoras del emprendimiento social Haptizar, expuso la necesidad de entender como sociedad en general que a las personas con discapacidad les duele no ser aceptadas como son. 

“No les da pena tener una discapacidad, no les duele el no ver, el no caminar, les duele que no las aceptemos, que siempre las tratemos como niños, que les hablemos como si siempre tuvieran que estar protegidas”, dijo la egresada de la Facultad de Artes Plásticas (FAP) de la Universidad Veracruzana (UV). 

Lo anterior es posible confirmarlo con cifras: según la Encuesta Nacional sobre Discriminación 2017, persisten numerosos prejuicios y actitudes discriminatorias hacia las personas con discapacidad. Una de cada cuatro personas en el país (25 por ciento) considera que “son de poca ayuda en el trabajo”, y una proporción similar (26 por ciento) estaría poco o nada de acuerdo en que alguien de este grupo social ocupe la Presidencia de la República”. 

En términos generales, en dicha encuesta se especifica que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2014 el seis por ciento de la población mexicana (aproximadamente 7.1 millones de personas) manifestaron tener algún tipo de discapacidad. 

 El braille 

Una de las discapacidades es la visual, al respecto cabe recordar que desde el año 2000, cada 4 de enero se celebra el Día Mundial del Braille, un sistema de lectura y escritura táctil cuya finalidad es que personas con discapacidad visual se desenvuelvan en igualdad de condiciones sin ningún tipo de discriminación, como lo explica el Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad

La Unión Mundial de Ciegos determinó la celebración, haciéndola coincidir con el día nacimiento de Louis Braille, el 4 de enero de 1809 en Francia. 

De acuerdo con el emprendimiento social Haptizar, el braille es un medio de comunicación para la plena realización de los derechos humanos de las personas con discapacidad visual. 

Jessica Soler destacó la importancia de utilizarlo en todos los medios de comunicación e información, así como en documentos oficiales, y hacerlo sin caer en la exclusión.  

A manera de ejemplo, citó los menús de los restaurantes, donde por un lado plantean su oferta de alimentos a personas con discapacidad visual, en braille, y por otro a quienes no la tienen. “Desde ahí empezamos a excluir y marginar”. 

En esos casos, sugiere que el diseño de los manuales, carteles, señalética, menús y demás información, tenga la parte visual y a la par la transcripción al braille. 

En términos generales, lamentó, el braille se utiliza escasamente en el país, a pesar de que existen alrededor de 1.5 millones de personas con discapacidad visual y sólo la mitad sabe utilizar tal sistema de lecto-escritura. 

Otra dificultad es dónde leer en braille, porque incluso en el ámbito editorial es poca la producción, dados los costos que ello implica o incluso la escasez de máquinas para imprimir en tal sistema. 

“Muchas personas creen que el braille es algo obsoleto, cuando no debería ser así. Es un sistema que, a pesar de los años que tiene, ha ayudado a muchas personas a tener un acercamiento con la información. Nos falta mucho por hacer en este tema y existen muy pocos materiales a nivel nacional y estatal donde se aplica este sistema de lecto-escritura correctamente y sería bueno que las empresas e instituciones gubernamentales se ocupen de implementarlo.” 

La egresada de la UV –generación 2014 de la FAP– ha continuado especializándose en el diseño inclusivo en estrecha vinculación con organizaciones enfocadas en la discapacidad, por ello destacó: “ ‘La discapacidad no excluye a nadie’ es una frase que debemos resaltar para hacer consciencia, sensibilizarnos y, sobre todo, dar importancia a los temas de diseño universal, de accesibilidad, para que las personas que no tenemos discapacidad podamos ser más sensibles y empáticas”. 

Para ella, el tema de la inclusión alude a toda la sociedad y es necesario trabajarlo en conjunto: profesionales, estudiantes, maestros, periodistas, personas con y sin discapacidad. “Que toda la sociedad se pueda ir sensibilizando, para que el día de mañana las oportunidades sean equitativas para todos”. 

La entrevistada informó que si una persona con discapacidad visual está interesada en aprender braille puede acudir al Centro de Rehabilitación e Inclusión Social de Veracruz y recibir tal capacitación. En caso de que la interesada sea una persona sin discapacidad visual, puede acudir a Haptizar para que sea vinculada con alguien experto en la materia. Sus redes sociales y medios de contacto son Facebook https://www.facebook.com/haptizar/, Instagram https://www.instagram.com/haptizar/ y Twitter https://twitter.com/haptizar 

Cabe decir que Haptizar es un emprendimiento social conformado por jóvenes con discapacidad visual, diseñadores y artistas visuales, cuyo propósito es cambiar la percepción de apreciar el mundo, más allá de lo visual. 

Su antecedente es el documento recepcional de Jessica Soler para obtener el grado de Licenciada en Diseño de la Comunicación por la FAP, que a su vez dio origen a Haptizar Maps, propuesta que consistía en el diseño de mapas hápticos, con la finalidad de facilitar la circulación de personas ciegas o débiles visuales en espacios urbanos, así como en instituciones públicas o privadas. 

Haptizar Maps obtuvo el segundo lugar en el Concurso Halcón Emprendedor 2019 –organizado por las áreas académicas Económico-Administrativa, Técnica y Artes, en coordinación con la Fundación UV– a la mejor idea de emprendimiento e innovación y en la categoría “Emprendimiento social”. Sus creadoras fueron Jessica Soler y Alexa Saldívar Núñez, asesoradas por la académica de la Universidad Mayor de Santiago de Chile, Aracelli Muñoz Baldi. 

Fue a partir de tal acontecimiento que el proyecto, la marca en sí, inició bajo el nombre Haptizar y el eslogan: “Es un diseño para mí, para ti, para todos”.