El cerro de los voladores

24 de abril de 2024 03:50
Luchas-medios-digitales-728x90-2-1
  • Un camino zigzagueado, que a cada paso se vuelve más empinado, es el recorrido que debes seguir para llegar hasta la cima del cerro de los voladores en Ixtaczoquitlán, la zona montañosa de Veracruz.

Inés Tabal G / Identidad Veracruz

Ixtaczoquitlán, Ver.- El viento golpea la cara de quienes se atreven a subir esta montaña que por varios años ha visto a hombres saltar al vacío y elevarse a lo más alto del cielo.

El pasto verde cubre toda la superficie, hace contraste con el azul celes del cielo y los tonos grises de las casas que se ven como pequeñas construcciones desde lo más alto de este lugar.

El Cerro de las Antenas es visitado por hombres y mujeres deseosos de adrenalina. Hace más de 10 años deportistas que practican el parapente eligieron el lugar para realizar esta actividad, debido a las condiciones favorables que da el viento.

Ubicado en la localidad de Cuautlapan, entre los municipios de Ixtaczoquitlán y Fortín de las Flores, para llegar hasta este punto debes de conducir desde la carretera Córdoba-Fortín.

De inmediato podrás ver los letreros que promocionan esta actividad. De fondo, el Pico de Orizaba regala una vista majestuosa a cada persona que cruza estos lugares.

Un camino zigzagueado, que a cada paso se vuelve más empinado, es el recorrido que debes seguir para llegar hasta la cima; los más aventurados lo recorren a pie, pero otros prefieren ahorrarse el esfuerzo y lo hacen a bordo de su vehículo.

La vereda es tan angosta que apenas y cabe un carro en este carril, por lo que los conductores deben de sacar sus mejores maniobras al volante y permitir que pasen uno por uno, haciéndose a un lado cada que otro vehículo se aproxime, si no sería difícil llegar o salir de este lugar.

El tiempo, la terracería y el calor pasan a segundo plano con las vistas que da la vegetación. Las filas de bambús que nacieron al borde de este camino, hacen que apenas y entren los rayos del sol.

Unas antenas sobresalen a la vista al llegar al punto más alto de esta montaña. Las estructuras de metal rompen con el paisaje verde que ofrece el Cerro de San Juan, como lo conocen los pobladores.

Estas antenas fueron colocadas hace más de 20 años por empresas de televisión y radio, pero ahora este sitio es un punto turístico donde personas pueden surcar el cielo por unos minutos.

Cada día suben cientos de viajeros para probar esta experiencia. Los parapentes de multicolores se despliegan a lo largo del suelo verde. Solo basta una bocanada de aire para que su ala se extienda y comience la aventura.

Docenas de hombres, mujeres y niños se reúnen cada día y se arrojan hasta el vacío, pero la fuerza del aire que golpea este cerro, hace que se eleven y cumplan su sueño de volar.

Esta montaña es una de los pocos sitios turísticos del estado de Veracruz donde permiten realizar el vuelo en parapente, debido a que durante todo el año mantiene un buen clima, así como la altura que tiene y la ubicación.

Durante mayo se realizan eventos de vuelo y competencia. Aquí también entrenan las próximas mujeres y hombres que desean aprender a volar.