En modalidad presencial, mixta y virtual, UV una de las 3 primeras casas de estudios superiores en reiniciar clases

Mientras la mayoría de las instituciones de educación superior han llamado a posponer el retorno de manera física hasta mediados de febrero, debido al alza de casos por la variante ómicron, algunas casas de estudio, como el Instituto Politécnico Nacional (IPN), la Universidad Veracruzana (UV) y la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), anunciaron que iniciarán sus semestres de manera presencial la próxima semana, aunque en el caso de la UV se precisó que las actividades académicas se reanudarían en la modalidad presencial, mixta y virtual.

A casi dos años de la suspensión de clases presenciales, el IPN, la UV y la UAEM serían las primeras instituciones de educación superior en retornar a sus campus.

De acuerdo con datos oficiales, en México hay poco más de 4 millones de alumnos de educación superior en la modalidad presencial. En los campus del Politécnico, donde cursan estudios más de 221 mil estudiantes de nivel medio superior, superior y posgrado, se retomarán actividades en 90 unidades académicas de 24 estados, donde laboran 16 mil docentes y 9 mil trabajadores de apoyo a la educación.

En la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aunque se alistaba un regreso presencial e híbrido para el semestre que comienza el 31 de enero, los consejos técnicos de la mayoría de las entidades académicas decidieron aplazarlo de dos a cuatro semanas, debido al elevado número de contagios durante esta cuarta ola, por lo que las clases iniciarán en línea. Lo mismo ocurre en la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), la cual determinó retrasar su vuelta a las aulas hasta el próximo 14 de febrero.

En algunas instituciones, alumnos de facultades como ciencias, filosofía y letras, y ciencias políticas y sociales prácticamente no han tenido actividades presenciales por casi dos años, como ocurre en la UNAM. Los efectos en los alumnos son evidentes. Hay quienes determinaron cambiar de carrera o universidad para continuar su formación profesional.

En otros casos, como en la carrera de veterinaria, los estudiantes reportan sentir “angustia, porque llevo casi dos años sin tocar animales para su estudio. Incluso se llegó al exceso de pedirnos usar animales de peluche en las prácticas que nos dieron a distancia, lo que nos parece irreal y poco efectivo para nuestro aprendizaje”, afirmó una alumna de tercer año de esta licenciatura.

En los estados, las universidades públicas también reportan aplazamientos para el retorno a sus aulas. En la Universidad de Guadalajara (UdeG), los alumnos de bachillerato, licenciatura y posgrado regresarán hasta el próximo 8 de febrero, lo que incluye prácticas de laboratorio y talleres. La Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), que está por concluir su trimestre 21-Otoño, el 9 de febrero, apenas logró la asistencia de 28 por ciento del estudiantado, de un total de 60 mil.

En tanto, las universidades privadas, como el Tecnológico de Monterrey y la Universidad Iberoamericana, ya han tenido un regreso a las aulas tanto presencial como en la modalidad híbrida sincrónica (sesiones presenciales con transmisión simultánea), también se pueden combinar clases presenciales, alternadas con trabajo a distancia, con la asistencia de 50 por ciento del grupo en el aula, y en la modalidad remota. En el caso de los estudiantes de bachillerato, se ofertan 90 por ciento de las clases y actividades en formato presencial e híbrido.