Fallece Alberto Baillères, el cuarto empresario más rico del país; terminó apoyando a AMLO

El empresario mexicano Alberto Baillères González, el cuarto hombre más rico del país, falleció a los 90 años de edad, informó este jueves a través de un comunicado Grupo Bal, el corporativo del que era propietario y que agrupa a Industrias Peñoles, Fresnillo plc, Grupo Nacional Provincial, Grupo Profuturo, El Palacio de Hierro, TANE, PetroBal, ElectroBal, entre otras.

Alejandro Baillères, hijo del empresario, a través de una carta dirigida a directivos de Grupo Bal, informó sobre el deceso. “Don Alberto vivió intensamente sus 90 años, trabajando hasta el último día. Sus grandes amores fueron su adorada familia, su querido México y sus entrañables Baleños”, dijo.

Alberto Baillères González fue considerado por la famosa revista Forbes como el cuarto hombre más acaudalado de México.

Según el conteo de la revista especializada en información económica y financiera, el capital del empresario ascendía a 10 mil 480 millones de dólares, lo que lo colocó como el dueño de la cuarta mayor fortuna en el país, sólo detrás de Carlos Slim, dueño de América Móvil y el conglomerado de Grupo Carso, con 62 mil 800 millones de dólares; Germán Larrea, dueño de Grupo México, con 25 mil 900 millones de dólares, y Ricardo Salinas Pliego, propietario de Banco Azteca y Elektra, con 12 mil 900 millones de dólares.

En noviembre pasado Baillères González fue homenajeado por el CMN y se anunció su retiro del organismo luego de 54 años. A la reunión también acudió el presidente Andrés Manuel López Orador, con quien estableció en los últimos años una relación cercana.

En la conferencia matutina del 30 de abril del año pasado, el mandatario mexicano reconoció que el proceso de entrega del mando administrativo y empresarial en el Grupo Bal había concluido, por lo que después de 54 años Baillères González se retiró para dejar a cargo a su hijo Alejandro.

El empresario también fue reconocido por el presidente López Obrador en junio de 2019 por la solidaridad que a través de una carta personal le expresó Baillères González ante la pretensión del ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de imponer aranceles a México.

Sin embargo, la relación entre el empresario y el primer mandatario de México surgido de la oposición de izquierda no siempre fue así. En 2006, el presidente honorario del Grupo Bal fue uno de los hombres de negocios que participaron en el lanzamiento de una serie de mensajes a través de medios en los que se advertía que López Obrador era un “peligro para México”.

En 2018 Baillères González llamó a sus trabajadores a votar por el candidato que mayor posibilidad tuviera de vencer al político tabasqueño, para “preservar el sistema económico” que le permitía al empresario darles trabajo.

El 12 de noviembre de 2015, el Senado de la República entregó la Medalla Belisario Domínguez a Baillères González, en reconocimiento a su contribución en la promoción de la salud y al impulso del desarrollo económico, educativo y cultural del país, así como a la transformación de México en una nación más competitiva, justa y próspera. Sin embargo, en aquel momento, la oposición consideró que el empresario no cumplía con el perfil para recibir el reconocimiento.

Grupo Bal reconoció que bajo la gestión del empresario las diversas unidades de negocio que agrupa “vivieron una era de gran expansión y consolidación, hasta conformar lo que hoy se conoce como Grupo BAL que emplea a más de 75 mil personas”.

Baillères González fue fundador del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), miembro del Consejo de Administración de FEMSA, Televisa y Grupo DESC, además por 29 años fue consejero en Grupo Financiero BBVA-Bancomer, miembro del J.P. Morgan International Council, entre otros cargos.

Diversos políticos, empresarios e instituciones han manifestado su pesar por el fallecimiento de Baillères González.

El canciller Marcelo Ebrard, por ejemplo, escribió en su cuenta de Twitter: “Lamento el fallecimiento de Alberto Bailleres, destacado empresario mexicano. Mis sinceras condolencias a familiares y amigos”.

Por su parte, Emilio Azcárraga, presidente de Grupo Televisa, calificó en la misma red social al empresario como un “incondicional que fue al igual mentor y aliado que amigo fiel y ejemplo de lo que es amar a México”.

En el mismo sentido, el Instituto Tecnológico Autónomo de México –casa de estudios financiada por Baillères y la cual ha sido muy criticada por el presidente López Obrador por su formación de profesionistas conservadores– lamentó el fallecimiento del hombre de negocios, a quien recordó como un “generoso e incondicional mecenas, comprometido con el modelo de excelencia académica y humana” del organismo.