Falso que puente “Heberto Castillo” de Lázaro Cárdenas tenga baches


Banner-970-250
  • Luego de un un recorrido realizado se constató que durante todo lo largo no existen ningún derrumbe ni roturas en el pavimento, como se ha señalado.
  • El flujo vehicular es constante y los automovilistas reconocen la mejora de la circulación en esta parte de la ciudad.

Nidia Miles

Es falso que el puente “Heberto Castillo” construido en Lázaro Cárdenas, entre las calles Joaquín Ramírez Cabañas e Ismael Cristein, muy cerca de la plaza Urban Center, presente fisuras en el pavimento o se encuentre con afectaciones. Así lo constató un equipo de este medio de comunicación que realizó un recorrido con cámara fotográfica en mano.

En el recorrido se constató que las versiones difundidas sobre daños al pavimento o a las estructuras son falsas ya que durante todo lo largo no existen ningún derrumbe ni roturas en el pavimento, por el contrario constatamos que están dando un uso y servicio extraordinaria a los miles de carros que circulan por encima de puente e igualmente por la parte bajo en sus dos sentidos en el PAR VIAL  que formaron y sus debidos retornos de cada uno de ellos.

La mejora del flujo vehicular en la zona, nos han indicado especialistas medioambientales, mejora la calidad del aire, ya que la velocidad de los vehículos está relacionada con las emisiones de gases de efecto invernadero y contaminantes locales, así como con el consumo de carburante.

Además, pudimos constatar el magnífico proyecto que se realizó en toda la parte baja donde observamos áreas jardineras y arboladas, áreas de juegos infantiles, áreas de gimnasio al aire libre, una explanada de usos múltiples para realizar eventos de más de 250 m2, un skate park o parque de patinaje y cuatro niveles de estacionamiento para los usuarios del parque y de los clientes de los locales que están a su lado operando sus comercios.

El puente tiene señalamientos pintados a todo lo largo, también cruces peatonales, boyas delimitando las circulaciones, señales de anuncios a todo lo largo, antes y  después del puente.

También pudimos constatar que el famoso “bache de la discordia” que se publicó en redes sociales, se formó a unos 10 metros de donde termina el puente, en el pavimento de la propia Avenida Lázaro Cárdenas por lo que no corresponde al puente recién inaugurado. Como ese bache, la Avenida tiene muchos otros en toda su extensión desde Las Trancas hasta su conexión con el municipio de Banderilla.

Así, hemos podido constatar que el puente “Heberto Castillo” una obra muy grande, hecha por el gobierno del estado para resolver problema de vialidad, se aprecia muy bien ejecutada y eficiente; además, tomando en cuenta que hubo por más de 4 meses bloqueos a la obra, se concluyó en muy corto tiempo.

Por todo ello no es gratuita la felicitación de los automovilistas que circulan por esta obra, locales, estatales y nacionales. El beneficio social es colectivo, porque son muchos quienes se han visto beneficiados con este magnífico parque de recreación lineal, quienes podrán disfrutar de lo mencionado anteriormente y además de mesas para jugar Ping Pong, mesitas y hasta dos locales para expendio de artículos propios para su consumo y deleite allí mismo.