“Habrá un ‘baño de sangre’ si pierdo la elección”: Trump

El ex presidente Donald Trump, virtual candidato del Partido Republicano que busca retornar a la Casa Blanca, amenazó ayer con que habrá un “baño de sangre” si no gana las elecciones del 5 de noviembre ante Joe Biden, el actual mandatario del Partido Demócrata que pretende reelegirse.

Durante un mitin, Trump consideró que los comicios presidenciales serán la fecha más importante en la historia de Estados Unidos, y calificó su campaña como un punto de inflexión.

“Ahora, si no soy elegido, será un baño de sangre para todo el mundo. Será un baño de sangre para el país”, advirtió en su primer evento público desde que el martes obtuvo los delegados necesarios para convertirse en el candidato republicano a la Presidencia.

Si no gana las elecciones presidenciales, señaló, “no creo que tengamos otras elecciones, o desde luego no unas elecciones que tengan sentido”.

Al igual que hizo durante su campaña en 2016, Trump utilizó un lenguaje incendiario y deshumanizador para presentar a muchos migrantes como amenazas para los ciudadanos estadounidenses.

“No sé si llamarlos personas, en algunos casos. En mi opinión, en algunos casos no son personas, pero no me permiten decir eso, porque la izquierda radical afirma que es horrible decir esas cosas.

“Dicen, tienen qué votar en contra de eso, porque eso no habla de humanidad. Pero he visto esa humanidad, y estas son malas personas. Estos son animales y tenemos qué detenerlos”, expresó.

El candidato republicano hizo esta afirmación en un discurso ante sus partidarios en Ohio tras repetir su infundada afirmación de que la derrota de 2020 ante el demócrata Joe Biden fue el resultado de un fraude electoral.

El multimillonario, que está acusado penalmente en Georgia por intentar anular el resultado de las elecciones de 2020 en ese estado, ganó esta semana suficientes delegados para hacerse matemáticamente con la nominación republicana.

Cuando se le pidió una respuesta al comentario de Trump sobre el “baño de sangre”, el portavoz de la campaña de Biden, James Singer, condenó el “extremismo” de Trump, “su sed de venganza” y sus “amenazas de violencia política”.

Trump también apeló a negros e hispanos, que desempeñarán un papel clave en la decisión de noviembre. En su apelación a los votantes minoritarios, citó un tema central de la campaña, que demasiados inmigrantes ilegales han cruzado la frontera entre Estados Unidos y México desde que Biden asumió el cargo.

“Nadie se ha visto más perjudicado por la invasión de inmigrantes de Joe Biden que nuestras grandes comunidades afroamericana e hispana”, dijo Trump, quien afirmó, sin citar ninguna prueba, que los inmigrantes ilegales les estaban quitando el trabajo.

Con información del diario REFORMA.