Hermano de Digna Ochoa inculpa a consejero de la Judicatura federal y a Fiscal General de Campeche

Fotografía de cdhcm.org.mx

Jesús Ochoa y Plácido, hermano de la extinta defensora de derechos humanos Digna Ochoa, originaria de Misantla, afirmó que la sentencia emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Coridh) en el caso de la abogada veracruzana “nos da la razón sobre lo que hemos afirmado durante más de 20 años de lucha e insistencia”, algo que “nosotros jamás titubeamos: en que mi hermana había sido asesinada”.

En representación de su familia, Jesús Ochoa manifestó que tienen confianza en el gobierno federal para reabrir el caso y castigar a los responsables.

Compartió que esta lucha ha sido “una travesía totalmente desigual y desgastante” al enfrentarse “a algunos cuestionamientos de la propia autoridad e incluso de algunas organizaciones sociales. Luchar contra el Estado o los impartidores de justicia no es fácil. Hay que tener mucho valor, mucha confianza en sí mismo y de lo que buscábamos en aquel entonces, que siempre fue justicia, y creo que hoy se viene o está por darse”.

Arremetió también contra el ex procurador general de Justicia del Distrito Federal, Bernardo Bátiz, actual consejero de la Judicatura del Poder Judicial de la Federación, y Renato Sales Heredia, ex subprocurador y quien desde septiembre pasado fue designado por la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, de Morena, titular de la Fiscalía General del Estado.

“Van a cargar con la vergüenza y la culpa en su conciencia, si es que tienen, Bernardo Bátiz Vázquez y Renato Sales Heredia. Ya que ellos nos denostaron tanto a la familia y a la propia víctima”, recriminó.

Jesús Ochoa relató que en este andar han sufrido “en cuestiones económicas, ya que viajábamos continuamente de Misantla, Veracruz, a Ciudad de México, pero eso no fue impedimento para dar seguimiento puntual al caso”.

En conferencia de prensa, organizaciones y representantes de la familia calificaron la sentencia de la Coridh como “histórica, con importantes repercusiones para México y la región latinoamericana, que reconoce que el Estado mexicano violentó el derecho a la vida, la dignidad y la honra de Digna Ochoa”.

El Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional recordaron que la Corte concluyó que la determinación ministerial de que la defensora falleció el 19 de octubre de 2001 como consecuencia de un supuesto “suicidio simulado” no estuvo sustentada en la valoración objetiva de pruebas recolectadas, sino que fue “difícilmente compatible con la sucesión de hechos que constan probados y, en específico, con las circunstancias y forma en la que habría tenido lugar dicha muerte”.

Karla Michelle Salas, del Grupo de Acción, resaltó que a través de la sentencia “queda evidenciado que no sólo se cometió una injusticia contra Digna Ochoa y su familia, sino que también durante muchos años el Estado mexicano fabricó una verdad, utilizaron el aparato de justicia para desprestigiar la labor de la defensora”.

David Peña, también de dicha organización, mencionó que ya se tiene agendada una reunión con personal de las secretarías de Relaciones Exteriores y Gobernación para avanzar en el cumplimiento de la sentencia. Confió en que este proceso sea mucho más ágil y consideró que para ello se necesita no sólo voluntad, sino “la intencionalidad de llegar a la verdad”.

SHEINBAUM DA ESPALDARAZO A BÁTIZ

Por su parte, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, afirmó que su administración hará lo que le corresponda y confió en que la Fiscalía de Justicia capitalina atenderá la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos para reabrir el caso de la activistaveracruzana Digna Ochoa.

“La fiscalía tendrá que revisar nuevamente toda la documentación que haya y, en su caso, frente a lo que existe actualmente, dar la resolución correspondiente; y estoy segura que la fiscal Ernestina Godoy con su equipo harán un trabajo profesional y van a revisar el caso como está planteado en la recomendación”, expresó.

En su conferencia de prensa, la mandataria comentó que tuvo el privilegio de conocer a la defensora de derechos humanos originaria de Misantla, Veracruz, de la que dijo que siempre hizo una gran labor.

La aspirante de Morena a la candidatura presidencial recordó que la investigación se hizo cuando era procurador Bernardo Bátiz, al cual definió como “una gente honesta, de enorme profesionalismo, que también cuenta con nuestro reconocimiento”, en contraposición a lo dicho por Jesús Ochoa, hermano de la extinta defensora de derechos humanos.

“Y hoy esta recomendación lo que pide es abrir el caso y el reconocimiento a Digna Ochoa, y creo que ése siempre ha habido por parte nuestra y vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para hacerlo así”, reiteró.

Sin embargo, en su resolución, la Corte Interamericana de Derechos Humanos determinó la responsabilidad del Estado mexicano en las graves fallas en la investigación de la muerte de la abogada, por lo que ordenó reabrir las investigaciones, juzgar y sancionar a los responsables, efectuar un acto público de responsabilidad internacional y crear un reconocimiento en derechos humanos que lleve su nombre.