Hora cero


Banner-970-250

Hora cero

Dante y la contienda por el Senado en Veracruz

Luis Alberto Romero

La contienda por el Senado ya cumplió 9 semanas; a la campaña le faltan 22 días; es el tiempo que tienen los candidatos para continuar su labor proselitista.

 

En Veracruz, los seis aspirantes afinan los detalles de sus respectivos cierres: en ese proceso se encuentran Claudia Tello y Manuel Huerta, de Morena-PT-PVEM; Miguel Ángel Yunes y Sara Ladrón de Guevara, de PAN-PRD-PRI; y Dante Delgado y Angélica Sánchez de Movimiento Ciudadano.

 

Es una carrera totalmente diferente a la de la gubernatura.

 

Dante Delgado Morales, hijo del ex gobernador Delgado Rannauro, ha centrado su estrategia en la falta de resultados de “PRIAN y Morena” para resolver los grandes problemas que enfrenta Veracruz.

 

Apunta que en la entidad, el nivel que registra la pobreza es insultante y recuerda que más de la mitad de la población, cerca de 5 millones de personas, enfrentan dificultades para llevar alimentos a su mesa.

 

El candidato de MC en la primera fórmula al Senado ha recorrido dos veces la entidad en la presente campaña; dice que es complicado estar en los 212 municipios, pero ha estado en las 30 cabeceras distritales locales y en las 19 federales; y “todavía tendremos tiempo para dar una o dos vueltas más”.

 

Con relación al tema de la pobreza, el aspirante al Senado sostiene que “la verdadera pandemia es la de los pobres; en cada recorrido por Veracruz me entristece observar los niveles tan dramáticos de carencias”.

 

Agrega que el combate a la pobreza debe ser una prioridad en Veracruz; se registra, dijo, sobre todo en los cinturones de miseria en las ciudades, en las regiones rurales más apartadas, donde la gente no tiene ni siquiera “para llevar comida al plato”.

 

Ese tema, el de la pobreza, ocupa una parte importante en el discurso de Dante Delgado en este proceso; aunque afirma que existen otros problemas de atención urgente, como el del agua: “Veracruz tiene ríos, lagunas y manantiales y la gente no tiene agua; en el caso específico de Xalapa, la obra más importante de Dante Delgado (el actual senador, su padre) cuando fue gobernador, fue el abastecimiento de agua… se hizo una construcción impresionante, se instalaron viveros y se sembraron muchísimas hectáreas para asegurar el suministro en los próximos 30 años; ¿y qué pasó?, pasaron los 30 años y nadie hizo nada; hoy hay consecuencias”.

 

El tema del agua, indica, “no se resuelve comprando tubos y bombas; sino haciendo políticas de infraestructura, de revisión de mantos acuíferos, de creación de bosques y reforestación, que llevan muchos años”.

 

En esa lógica, Delgado Morales sostiene que se deben destinar más recursos para asegurar un mejor futuro; “se debe invertir en la infancia, en la educación, en la ciencia y en la tecnología”.

 

Ante la pregunta sobre el rumbo de la contienda por el Senado en Veracruz, el candidato resume: “es la vieja política contra lo nuevo, lo fresco, lo que da resultados; y Dante Delgado está a favor de los veracruzanos y en especial de los 5 millones de veracruzanos que están en la pobreza”.

En menos de 4 semanas veremos cómo le fue en esta contienda; y cómo le pinta el escenario de cara a 2030.

@luisromero85