IMSS sustituirá 180 elevadores por “deterioro significativo”


Banner-970-250

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que ha programado la sustitución de 180 elevadores para distintos hospitales del país, lo que equivale al 16 por ciento del total de ascensores actualmente en funcionamiento, que ascienden a mil 136 unidades.

Con un costo promedio de 5.6 millones de pesos por cada uno, esta iniciativa surge como respuesta al riesgo que representa la operación de estos ascensores.

La institución justificó que, debido a la alta demanda, los ascensores presentan un deterioro significativo, aunado a los altos costos de mantenimientos correctivos y preventivos, lo que afecta de manera directa la infraestructura médica y no médica; por ende, la calidad de los servicios y comodidad de los derechohabientes.

Los elevadores, de acuerdo con el proyecto que prevé una inversión total de mil 11 millones de pesos, son 92 tipo camillero personal, 20 camillero pasajero, 8 elevadores montacargas y 60 elevadores pasajeros.

“Dadas las fallas técnicas detectadas en el dictamen técnico, realizado en el año 2023, los elevadores presentan constante riesgo de paro; es decir, no ascienden los pisos que deben de subir y las personas usuarias se quedan atascadas en dichas unidades”, estableció el IMSS.

“Los camilleros tienen que esperar para el traslado de los pacientes y, en algunos casos, se tienen que subir por las escaleras, lo que representa niveles de calidad inaceptables de su servicio”.

En la actualidad, de acuerdo con el Programa de Sustitución de 180 Elevadores del IMSS, los equipos presentan un importante riesgo, lo que afecta y pone en peligro la provisión de su servicio en las unidades médicas y no médicas.

“No obstante que dicho equipo se encuentra deteriorado, su uso es constante, lo que acelera su deterioro y pone en alto riesgo de inestabilidad operativa y confiabilidad del proceso en el que se producen dichos servicios”, indicó.

“Todo ello conlleva al desgaste de materiales en conductores eléctricos y en dispositivos electromecánicos debido al uso frecuente durante un periodo prolongado de uso, más de 10 años”.

El IMSS indicó que la empresa OTIS fue la que realizó el dictamen de 180 elevadores y ‘recomendó ampliamente el reemplazo de los equipos’.

El horizonte de evaluación se compone de 12 años, dos para la ejecución del proyecto y 10 años que corresponden a la etapa de operación, expuso el IMSS en el programa de inversión elaborado en marzo y proyectado en abril.

La vida útil de un elevador es de 10 años de acuerdo a los Parámetros de Estimación de Vida Útil (DOF: 15/08/2012).

“Actualmente, 180 unidades médicas y no médicas funcionan con elevadores que representan un riesgo para el usuario. Estos equipos no han sido sustituidos derivado a que aún no cumplen con la vida útil estimada; sin embargo, dadas las condiciones dictaminadas de los modelos de elevadores existentes, es necesario sustituirlos”, abundó.

Con información de Reforma.