Arquidiócesis de Xalapa insiste en el “diálogo por la justicia y la reconciliación”

El pasado 11 de agosto de 2022, la Conferencia del Episcopado Mexicano, la Conferencia de Superiores Mayores de Religiosos de México, La Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús y el Consejo Nacional de Laicos dieron a conocer el mensaje “Diálogo por la justicia y la reconciliación para la paz”, así lo recuerda la Arquidiócesis de Xalapa.

En su mensaje dominical, el portavoz eclesial, presbítero José Manuel Suazo Reyes, apunta que “el mensaje empieza reconociendo la copiosa participación de las distintas comunidades del país en la Jornada de Oración por la paz que se llevó a cabo en el mes de julio y que nos unió “en un mismo deseo de responder a la realidad de la violencia desde nuestro ser de creyentes”.

El Señor Jesús, señalan, “sale a nuestro encuentro, dialoga con nosotros y nos invita a restaurar a una comunidad atemorizada por la inseguridad”. “Él nos invita a dialogar comunitariamente para resignificar la realidad de injusticia, violencia e inseguridad”. “Ante la ausencia de espacios de expresión y debate público sobre los problemas de interés nacional que nos afectan a todos, como son: el clamor de la violencia que azota nuestro país, unido a la impunidad crónica y la corrupción del sistema de justicia, nos sentimos inspirados en Jesucristo a favorecer espacios de diálogo, plural, crítico y propositivo que permita avanzar en la construcción de respuestas interinstitucionales para colaborar en la solución de estos problemas apremiantes”, señalaron los obispos de México, los superiores religiosos y los laicos.

Y en seguida convocan a toda la comunidad a sumarse a este proceso con el siguiente itinerario: ORACIÓN, CONVERSACIÓN, Y DISCERNIMIENTO A NIVEL LOCAL Y NACIONAL. Se busca promover la participación de actores diversos para articular iniciativas que lleven a mejorar el sistema de justicia, las estrategias de seguridad y así poner las bases para la paz. De esta manera, los obispos de México, los superiores religiosos y la directiva nacional de laicos convocaron a cuatro acciones a partir del 11 de agosto de 2022:

  1. JORNADAS DE ORACIÓN POR LA PAZ, se trata de realizar oraciones comunitarias por las diferentes problemáticas que dañan las condiciones de paz. De esta manera, cada tercer domingo de mes, en el periodo de agosto a diciembre, se propone orar por estos temas: 1. La extorsión, 2. Adolescentes y jóvenes reclutados por la delincuencia, 3. Trata de personas, impunidad y corrupción del sistema judicial y 4. Guadalupe, corazón de la unidad nacional por la paz.
  2. CONVERSATORIOS POR LA PAZ. Se propone dialogar sobre las preocupaciones cotidianas que atentan contra la paz, como es la pérdida de habilidades para convivir, la fractura familiar o vecinal, las diferencias generacionales, la desigualdad; y dialogar también sobre “los caminos que construyen la paz como puede ser la vida comunitaria, resolución de conflictos, cuidado de la casa común”, entre otros. La propuesta es que a partir de estos diálogos se construyan propuestas de prevención de la violencia.
  3. DIÁLOGOS JUSTICIA Y SEGURIDAD. En esta acción se convoca a las Iglesias, universidades, empresarios y organizaciones sociales, gobiernos, asambleas vecinales o colectivos juveniles para analizar el sistema de justicia, recuperar buenas prácticas y construir caminos para la paz.
  4. PLATAFORMA ENCIENDE UNA LUZ. Con esta iniciativa se invita a encender una luz en una plataforma virtual escribiendo el nombre de su familiar o conocido que fue asesinado o se encuentra desaparecido. https://cem.org.mx/enciende-la-luz-por-mexico/

Con estas acciones se prepara la realización de un Encuentro Nacional que integre la diversidad de actores sociales, políticos y económicos para dialogar sobre las transformaciones que México necesita para construir la paz. Se habla además de una Red Nacional de Paz. Estas iniciativas serán acompañadas por expertos nacionales e internacionales. Es importante el protagonismo del laicado, de manera específica la presencia de la mujer y de los jóvenes. La paz es posible, entre todos debemos construirla, concluye el padre José Manuel Suazo Reyes.