El INE no necesita ser transformado y mucho menos desaparecer: Lorenzo Córdova

Arturo García Caudillo, Agencia Libertad ANI (México, 23 de agosto).- El Instituto Nacional Electoral (INE) no necesita refundarse, transformarse a fondo, y mucho menos desaparecer, aseguró, al participar de los Foros de Parlamento Abierto para la Reforma Electoral en la Cámara de Diputados, el consejero presidente Lorenzo Córdova.

Tanto el INE como el sistema electoral en su conjunto funcionan, aunque pueden mejorarse, dijo, por lo que sugirió que “para evitar un retroceso sería muy importante preservar su autonomía constitucional, su carácter ciudadano, su Servicio Profesional Electoral, su estructura nacional y distrital que le permite un despliegue territorial importantísimo y su papel de custodia y administración del Padrón Electoral”.

“Más allá de un cambio de reglas o de nombre, el INE no necesita, me parece, refundarse o transformarse a fondo, ni mucho menos suprimirse, o peor aún, desaparecer. Tanto el INE como nuestro sistema electoral en su conjunto, pueden, como decía, mejorarse, pero para evitar un retroceso sería muy importante preservar los siguientes puntos: su autonomía constitucional, su carácter ciudadano, su servicio profesional electoral, su estructura nacional y distrital que le permite un despliegue territorial importantísimo, y su papel de custodia de administración del padrón electoral”, explicó durante su exposición inicial en el evento.

De hecho, añadió, a partir de un diagnóstico serio y objetivo basado en datos ciertos, se puede afirmar que el sistema electoral mexicano funciona bien, aunque sin duda es mejorable.

Sin embargo, aclaró, el sistema actual que encabeza el INE ni siquiera es comparable con el antiguo Instituto Federal Electoral (IFE), pues las diferencias entre uno y otro son abismales: “El IFE durante 23 años de existencia organizó 18 elecciones federales; hoy, el Sistema Nacional de Elecciones ha implicado la organización de 330 procesos electorales, federales, locales, ordinarios, participación ciudadana, etcétera. Y todo ello sin conflictos post electorales graves”.

Ante el presidente de la Junta de Coordinación Política, Rubén Moreira; el vicecoordinador de la fracción de Partido Acción Nacional, Jorge Triana; el coordinador de Morena, Ignacio Mier; diputadas y diputados, sostuvo que una reforma electoral “no es necesaria, indispensable, ni mucho menos urgente” si se atiende la evidencia de los procesos electorales realizados en los últimos ocho años.

En cuanto a los costos de la democracia, pidió no comparar peras con manzanas “y sobre todo no se puede simplificar el costo de la autoridad electoral, lo digo con muchísimo respeto, se deben comparar manzanas con manzanas y peras con peras. Porque lo digo con mucho respeto, el costo de las elecciones es un costo muy particular y obviamente se varía. Si observamos las cifras, el INE nunca ha solicitado y al INE nunca se le han entregado los mismos recursos para organizar dos elecciones locales, o coordinarlas, que para una elección federal. Pero hay costos fijos que no se pueden modificar”.