PROSA APRISA

Prosa aprisa

Ocultan patrimonio de Cuitláhuac; Fidel hizo público el suyo

Arturo Reyes Isidoro

En un hecho que no había ocurrido en la historia de Veracruz, el 3 de agosto de 2005, este mes hace 17 años, sorpresivamente se hizo pública la declaración patrimonial del entonces gobernador Fidel Herrera Beltrán, del PRI, algo que hasta la fecha no ha vuelto a suceder.

Con un gran encabezado que decía: “Fidel saca su fortuna!”, al que precedía un “balazo” (un subtítulo) que enumeraba: “Casas, coches, cuentas personales…”, la presentación de la exclusiva ocupó tres cuartas partes de la portada del diario porteño Notiver, porque se publicaron copias facsimilares de la declaración que había entregado a la Contraloría General del Estado.

Como nota informativa, el medio publicó la columna “Palabra de Periodista” de Luis Rodríguez Zavala donde se consignaba que entonces (cuando Fidel tenía 56 años de edad e iba a cumplir uno en el gobierno), él y su esposa Rosa Margarita Borunda de Herrera percibían mensualmente 421 mil pesos.

El periodista (al final de su sexenio prácticamente se convirtió en su biógrafo) revelaba: “… tienen como familia 6 casas, 5 departamentos, 3 terrenos con valor superior a 47 millones, la más vieja adquirida en 1976 y la más reciente en 2003” (un año antes de que asumiera la gubernatura).

Agregaba: “… joyas, esculturas, pinturas y diversas obras de arte por 70 millones 200 mil pesos, 9 vehículos Ford, Toyota, Honda, GM y la infraestructura agropecuaria del rancho, incluido ganado angus, 500 vacas y 25 toros con valor de 17 millones por herencia”.

Rodríguez Zavala hizo el siguiente comentario: “El morbo, obvio, es una cosa sin importancia y otra, de gran valor histórico, la decisión personal de ser transparente”. Pasó luego a dar pelos y señales del patrimonio (direcciones, ubicaciones), que incluía propiedades en el extranjero, bienes la mayoría propiedad de su esposa (él siempre dijo que la del dinero era su mujer, integrante de una prominente familia de Chihuahua), y nada más faltó que Fidel declarara hasta los lunares que tenía, si es que los tenía, y en qué partes del cuerpo.

El periodista expuso en aquella fecha: “A partir de este día usted aquí o en China podrá acceder a la página de Internet www.veracruz.gob.mx y revisar la declaración patrimonial inicial del gobernante que hasta ayer solo conocía la contralora Susana Torres Hernández, bajo la clave de control OR2KMV en tres anexos presentada el pasado 29 de enero”. También se citaba que se registraba un solo dependiente, su hija Rosa.

Cargados de toda esa riqueza y hecha del conocimiento público, Fidel y su esposa, presidenta del patronato del DIF Estatal-Veracruz, recorrieron todo el estado hasta noviembre de 2010 y nunca la ocultaron con el pretexto de que podrían correr algún riesgo en su seguridad personal.

Ni antes ni después, ningún otro gobernador se ha atrevido a tanto, como tampoco ningún político de peso, de cualquier partido político, no obstante que los veracruzanos saben que tienen una gran riqueza, muchos porque la hicieron y acumularon a su paso por la administración pública o en algún cargo de representación popular, como diputado o senador.

Vive “de prestado”; no se entiende entonces qué ocultan

Quise recuperar lo anterior porque en forma inexplicable, en un gobierno que se proclama transparente, que asegura que ya no hay corrupción, que presume que sus integrantes son impolutos, que alardea que prácticamente son el castillo de la pureza, que repite como divisa que el que nada debe nada teme, la Contraloría General del Estado, a cargo de Mercedes Santoyo, oculta la declaración patrimonial del gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

Lo anterior quedó de manifiesto ayer cuando el portal informativo Infobae México, uno de los más leídos en lengua castellana, solo superado por el del diario El País de España, quiso conocer la situación patrimonial del gobernador de Veracruz, como parte de una serie de registros que ha venido haciendo del patrimonio de todos los gobernadores y gobernadoras del país, pero acá se topó con pared.

No se sabe si García Jiménez estaba enterado de la opacidad que practica la contraloría de su administración y oculta su patrimonio, cuando él mismo proclamó el pasado 12 de agosto que vive “de prestado”, que solo posee un terreno que acaba de comprar en Banderilla y dos camionetas de modelo atrasado, una que le acaba de comprar a un hermano suyo, lo que declarará en su declaración patrimonial de 2023.

Ese día, durante la presentación de la Participación Pública de las Declaraciones Patrimoniales, en un acto que tuvo lugar en el edificio del Palacio de Gobierno destacó la importancia de transparentar el patrimonio de los funcionarios públicos.

“No he comprado ranchos, no tengo casas en el extranjero, ni tengo cómo adquirirlos; mi ingreso está plenamente justificado con lo que gasto y con lo que he adquirido… Estoy viendo si me da para un poquito más; empezar ya a construir una casa porque ahorita vivo de prestado, así les digo… yo no uso ni prestanombres, ni amigos ni familiares”.

En ese acto se dijo que se recibieron 200 mil declaraciones patrimoniales, las cuales se harían públicas y que mil 300 funcionarios no habían cumplido.

Ayer, el portal de Infobae México publicó que a dos semanas de ese anuncio no existe registro de alguna declaración patrimonial en su versión pública de los funcionarios de la entidad en la Plataforma Nacional de Transparencia.

El reportero Rodrigo Gutiérrez dijo que solicitó a la Contraloría General del Estado la versión pública de la última declaración patrimonial del gobernador y que se le entregó pero con datos de su patrimonio censurado, bajo el argumento de que se trata de información confidencial (publicó las copias facsimilares de lo que se le proporcionó) porque representa “un riesgo a la vida y la seguridad para el servidor público”; que incluso dañaría a la Administración Pública Estatal al ser representante de Veracruz.

El reportero consignó que el documento que le entregó la Contraloría no solo tiene testado los datos privados del gobernador, como su domicilio, su curp, su homoclave, sus correos electrónicos y números telefónicos personales, sino también sus ingresos, sus bienes muebles e inmuebles, sus vehículos, sus inversiones y sus cuentas bancarias, sus adeudos, así como su declaración de intereses, y que el único dato relevante del que se informó es que el año pasado tuvo ingresos por 958 mil 954 pesos.

El portal informativo dio a conocer que las declaraciones de los servidores estatales siguen sin estar públicas, que no están accesibles en el portal de transparencia de cada institución ni en la Plataforma Nacional de Transparencia y que la página de la Oficina del Gobernador está caída.

En un acto que tuvo lugar ayer en Boca del Río, el gobernador dijo que existe “una nueva sinergia de rendición de cuentas y transparencia en la aplicación de los recursos públicos”, pero no mencionó nada de lo publicado por Infobae México ni hizo alguna aclaración indirecta. Tampoco la Contralora General.

Incontenible la ola de violencia

En dos hechos violentos ocurridos ayer en los municipios de Tlalixcoyan y San Andrés Tuxtla se registraron siete asesinatos y dos personas lesionadas, muertes ocurridas con arma de fuego. Lo anterior, no obstante que la versión oficial trata de minimizar la ola de violencia e inseguridad que se vive en el estado.