PROSA APRISA

Prosa aprisa

No vive de prestado; ya es millonario

Arturo Reyes Isidoro

El gobernador Cuitláhuac García Jiménez no se quiso quedar atrás y al igual que su predecesor Fidel Herrera Beltrán, del PRI, reveló ayer cuál es, y a cuánto asciende, su patrimonio personal, con lo que, de paso, echó por tierra su propia versión de que vive “de prestado”.

Reiteró lo que ya había revelado: que tiene dos camionetas, una modelo 2011 y otra 2017 que le compró recientemente a uno de sus hermanos, aunque no dijo cuál es el valor de cada una, pero sí en cambio dio a conocer que tiene ahorrados en el banco, producto de su sueldo en casi cuatro años, dos millones de pesos.

De acuerdo al portal alcalorpolitico.com, en declaración durante una visita que hizo ayer al palacio municipal de Ciudad Mendoza, a pregunta de reporteros respondió en forma indirecta a la información que publicó el portal Infobae México de que la Contraloría General del Estado oculta su declaración de situación patrimonial y de intereses.

Se escudó respondiendo que hay información que no revela por cuestiones de seguridad, como por ejemplo su domicilio, mencionó entonces sus camionetas, el monto ahorrado, aunque no hizo mención al terreno que compró en Banderilla, según él mismo había hecho público con anterioridad, aunque tampoco dijo entonces en cuánto lo compró o qué valor tiene.

Dijo que todos los funcionarios entregaron en tiempo y forma sus declaraciones patrimoniales en las que se comprueba que nadie gana más que él, pero tampoco comentó por qué no se hacen públicas en los portales de transparencia o cuándo se subirán.

De acuerdo a lo que dijo ayer, gana 60 mil pesos mensuales y solo de eso vive, por lo que en 44 meses que lleva como gobernador ha cobrado 2 millones 640 mil pesos, por lo que estaría siendo muy ahorrativo, gastando mensualmente un aproximado de 15 mil pesos mensuales y ahorrado lo demás.

Habla bien el hecho de que no haya rehuido hacer pública su situación patrimonial, porque eso lo pone en congruencia con el gobierno transparente que proclama y le da autoridad para exigir a todos sus colaboradores que lo secunden.

Pero le falta una aclaración

Para que redondeara su intención de ser totalmente transparente ante sus gobernados, solo faltaría que aclare quién o quiénes, o bajo qué condiciones, le prestan la casa donde vive luego de que abandonó el hogar de sus padres, como él mismo comentó. 

Según ha dicho abandonó el hogar paterno, apenas compró un terreno y está viendo si le alcanza para construir una casa, y cuando declaró que vive “de prestado”, se entendió que alguien le presta la casa donde vive.

La aclaración sería necesaria para evitar escándalos como el de la Casa Blanca de Peña Nieto o el de la Casa Gris del hijo de López Obrador, en donde quede claro que no existe un conflicto de interés como, por ejemplo, que algún empresario o agente inmobiliario se la proporciona a cambio de contratos.

En rigor, correspondería a la Contraloría General del Estado investigar esa situación, pero su titular Mercedes Santoyo Domínguez está reducida a solo una empleada más, sin iniciativa propia y sometida a lo que le ordenen, por lo que tiene que ser el propio gobernador quien haga la aclaración, si es que quiere quedar brillante y rechinando de limpio ante los veracruzanos. 

El secretario Cisneros sería multimillonario

Luego de que el gobernador García Jiménez puso el buen ejemplo, existe curiosidad y hasta morbo por escuchar una declaración igual del secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos, a quien la voz popular atribuye haberse enriquecido en forma desmesurada al amparo de su cargo. 

Incluso en diversos espacios periodísticos y en las redes sociales se ha comentado que es propietario de bienes muebles e inmuebles de gran valor lo mismo en Veracruz que en Baja California, y le atribuyen haber comprado el terreno de toda una cuadra en Coatepec donde habría construido una mansión en la que vive.

Pero también se esperaría la reacción del resto de funcionarios, de varios de los cuales personas que los conocen y hasta familiares suyos los critican porque, comentan, cuando llegaron al gobierno apenas si tenían para sobrevivir y hoy son dueños de casas, terrenos y otras propiedades de gran valor, que no cuadran con lo que ganan. 

Se esperaría que tanto Cisneros como los demás hagan pública su declaración patrimonial y de intereses, pues ellos proclaman que son diferentes, que no son lo mismo que los del PRI. 

Que funcionario del Orfis tendría que ver con moches

Es insistente la versión de que el subdirector de Auditoría Financiera del Órgano de Fiscalización Superior del Estado (Orfis), Gerardo de la Fuente Rivera, es quien sabría o quien tiene que ver con desleales auditores que estarían pidiendo moches a alcaldes y exalcaldes para limpiarles sus cuentas públicas y evitarles que solventen anomalías conforme a la ley o bien que reparen el daño patrimonial que hayan causado.

El tema para que se esclarezca cualquier acto de corrupción lo destapó el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso local, Juan Javier Gómez Cazarín, luego de que el exalcalde de Ixhuatlán del Sureste, Wilbert Luis, acusó que diputados locales le pidieron dinero para taparle anomalías, pero no le cumplieron. El titular de la Jucopo ha expresado públicamente que está en contra de todo acto de corrupción y que se debe castigar a todo aquel que con su mala actuación manche la imagen no solo del órgano legislativo sino también de los gobiernos de la 4T.

El columnista buscó una reacción oficial en el Orfis, y se le dijo que la titular, maestra Delia González Cobos, no protege ni protegerá a nadie y que si hay denuncia o denuncias con pruebas contra cualquier funcionario o trabajador de ese órgano, se procederá de inmediato.

En realidad, es una vieja práctica que tanto auditores del Orfis como diputados locales, de todos los partidos, sobre todo de la Comisión de Vigilancia, pidan moches a cambio de ayudar a exalcaldes o a alcaldes a cuadrar las cuentas públicas cuando han desviado recursos, aunque desde que inició la presente administración tanto el líder de la diputación de Morena como la auditora superior han expresado su intención de acabar con ese dañino ejercicio. 

Procedería que si existen pruebas contra De la Fuente Rivera se presenten, o contra cualquier otro funcionario del Orfis. 

Deja la presidencia de la Cámara y mayordomía itsmeña

El diputado federal Sergio Gutiérrez Luna no solo entregará en cuestión de horas la presidencia de la Cámara de Diputados a su par Santiago Creel, del PAN, sino que ayer también entregó la mayordomía de la fiesta itsmeña en honor a Santa Rosa de Lima que se celebra en Minatitlán.

La celebración se había suspendido por la pandemia de Covid-19 y ayer se retomó con un festejo muy alegre y colorido en el Casino Petrolero de Minatitlán, como es característico entre la numerosa colonia itsmeña que habita en el municipio. 

Gutiérrez Luna dijo que las tradiciones dan identidad y representan un pilar importante para la preservación de los valores que fortalecen la unidad familiar. Quedó patente que el legislador goza de una gran popularidad y aceptación entre sus paisanos.