PROSA APRISA

Prosa aprisa

Se afianza Gómez Cazarín como hombre fuerte del cuitlahuismo

Arturo Reyes Isidoro

Quienes conocen bien los recovecos de la vida interna del Poder Legislativo consideran que algo muy grave debió haber ocurrido para que quitaran la presidencia de la Comisión de Vigilancia del Congreso local al diputado Luis Arturo Santiago Martínez, del distrito XXI, originario de Ciudad Mendoza.

El despuesto estaría presuntamente involucrado en la limpia de irregularidades de las cuentas públicas de diversos ayuntamientos a cambio de moches.

En forma sorpresiva, el lunes se anunció la recomposición de algunas comisiones permanentes, por acuerdo de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), que preside el diputado Juan Javier Gómez Cazarín.

Exdiputados que formaron parte o presidieron la Comisión Permanente de Vigilancia en pasadas legislaturas creen que las remociones y los enroques sirvieron de pantalla para disfrazar el duro golpe político que significó la caída de Santiago Martínez, a quien diputados integrantes de esa comisión aseguraron al columnista que es un allegado al secretario de Gobierno Eric Patrocinio Cisneros Burgos.

El cambio de control de la comisión más importante de la Legislatura no se pudo haber dado si no fue con la autorización del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, en los hechos jefe político del estado y en especial de los morenistas.

Fue nombrado presidente de la referida comisión el diputado Rafael Gustavo Fararoni Magaña, hombre de todas las confianzas de Gómez Cazarín, quien fue quien lo impulsó para que pudiera llegar al Congreso, originario de San Andrés Tuxtla, pero cuya familia tiene sus raíces en Hueyapan de Ocampo, tierra natal del presidente de la Jucopo.

La Comisión Permanente de Vigilancia está integrada por 15 diputados y en ella tienen asiento representantes de todos los partidos políticos. Es la más importante ya que es la que vigila el manejo de los recursos públicos de los tres poderes, incluyendo a los organismos autónomos, así como de los 212 ayuntamientos.

No se tiene memoria de que se haya dado antes un movimiento similar en ese puesto clave, lo que da idea de la relevancia del cambio que se dio.

Así, Gómez Cazarín tomó, ahora sí, el control total del manejo del Congreso, pues el depuesto presidente de la comisión presuntamente acordaba, pero con el secretario de Gobierno, restándole autoridad. Juan Javier se erigiría ahora como el hombre político fuerte, quizá el más fuerte, del gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, su amigo.

Con la maniobra, le asestó un duro golpe político a Eric Cisneros, con el aval del gobernador. No es ningún secreto que el secretario no lo quiere ni lo ve bien a raíz de que desde inicios de la administración el diputado no se sometió a sus dictados y decidió acordar solo y únicamente con el gobernador.

Llega a tanto el encono del funcionario hacia el legislador que, por ejemplo, no le perdona que en 2021 lograra que las diputadas Perla Eufemia Romero Rodríguez y Lidia Irma Mezhua Campos renunciaran al PRD y se pasaran a la bancada de Morena, porque, les dijo a las legisladoras al reclamarles, debieron haberse sumado a su grupo para fortalecer sus aspiraciones a la gubernatura.

Un pulso político, pues, que finalmente ganó el de Hueyapan de Ocampo.

En el Orfis también se fue un funcionario

Ayer también se hizo público que la titular del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) de Veracruz, maestra Delia González Cobos, pidió su renuncia al Director Jurídico, Felipe de Jesús Marín Carreón, a quien algunas versiones señalan de presuntamente estar involucrado en la limpia de irregularidades en las cuentas públicas de ayuntamientos.

Aunque no hay una versión oficial, en este espacio publiqué el pasado 31 de agosto que ante un señalamiento contra otro funcionario de esa institución, el columnista buscó una reacción autorizada en el Orfis y se le dijo que la titular, González Cobos, no protege ni protegerá a nadie y que si había denuncia o denuncias con pruebas contra cualquier funcionario o trabajador de ese órgano se procedería de inmediato.

Tanto el presidente de la Jucopo del Congreso local, Juan Javier Gómez Cazarín, como la titular del Orfis libran una batalla contra los actos de corrupción. Ambos son funcionarios allegados al gobernador

Veracruzanos le hacen el vacío a Rocío Nahle

De acuerdo a una nota del portal Los Políticos Veracruz, los veracruzanos le hicieron ayer casi un total vacío a la aspirante a la gubernatura Rocío Nahle, quien vino a dar una “conferencia magistral” en Boca del Río. En Facebook captó una audiencia de solo 166 personas y el salón donde tuvo lugar su acto lo tuvieron que llenar con estudiantes “que no supieron a qué iban”.

Al acto, patrocinado y organizado por el gobierno del estado, del cual es la candidata a la gubernatura en 2024, esta vez solo pudieron (o quisieron) llevar a pocos empleados de la administración estatal y de la Comisión Federal de Electricidad.

Llamó la atención que, a diferencia de ocasión anterior, cuando desde el gobierno hicieron el acarreo de miles de personas para muestrearla en el mismo recinto, esta vez no hubo el mismo interés, lo que reforzó el comentario de que se habría caído, más luego de que el gobernador Cuitláhuac García Jiménez defendió el derecho del delegado federal de Bienestar, Manuel Huerta, a aspirar a sucederlo en 2024, lo que se tomó como un destape y un cambio de candidato.

Por otro lado, quedó patente que la zacatecana no jala ni despierta el interés de los veracruzanos y que solo se sostiene por el abierto apoyo que le ha venido dando el gobierno estatal, que hasta modificó la Constitución para convertirla en “veracruzana”.

Como se apunta en la nota de Los Políticos Veracruz, la presencia y la intervención de Nahle llamó muy poco la atención, no obstante la intensa difusión que se hizo en las redes sociales de su conferencia y las miles de invitaciones que se distribuyeron en todo el estado.

“El exterior del WTC estaba desolado, en uno de los salones se concentró al auditorio formado por varios cientos de personas, sobre todo estudiantes que fueron llevados al lugar para rellenar y que lo mismo paseaban por los pasillos, platicaban entre ellos y se tomaban selfies mientras un lejano orador hablaba de un tema que no les llamaba la atención”, apuntó el medio.

Relevante el cargo que asumió el senador Pérez Astorga

De la mayor relevancia, sin duda, fue el nombramiento del senador Ernesto Pérez Astorga como presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado de la República.

Veracruzano, es suplente del hoy alcalde de Xalapa, Ricardo Ahued Bardahuil. El cargo lo ocupó antes el hoy diputado federal del PRI, José Francisco Yunes Zorrilla.

Llega a la relevante comisión en un momento clave, cuando se discutirá el Paquete Fiscal 2023, por lo que estará en el centro de los reflectores.

Pérez Astorga es integrante de una conocida familia xalapeña dedicada al ramo empresarial.