Al PIE DE LA LETRA

ALPIE0918

AL PIE DE LA LETRA

Raymundo Jiménez

* DURAZO REANIMA A ‘CHEKO’

El más feliz ayer con el nombramiento de Alfonso Durazo como nuevo presidente del Consejo Nacional de MORENA era el diputado federal Sergio Gutiérrez Luna, aspirante a la gubernatura de Veracruz, quien mantiene con el gobernador de Sonora una sólida y estrecha amistad desde hace algunos años.

No es casual que la joven esposa de Gutiérrez Luna, Diana Karina Barreras, diputada local del PT, sea actualmente presidenta del Congreso sonorense.

Sergio, quien el 31 de agosto pasado entregó la presidencia de la Cámara de Diputados, es parte del grupo político que hasta 2024 controlará los dos principales órganos directivos de Morena. Estatutariamente, el Consejo Nacional que ahora encabeza Durazo representa la segunda autoridad del partido, sólo por debajo del Congreso Nacional pero por arriba del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) que por dos años más seguirá presidiendo Mario Delgado, con el cual también está muy ligado Gutiérrez Luna, pues el líder morenista designó primero, en 2019, al abogado oriundo de Minatitlán como representante de Morena ante el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) y luego, en 2021, lo hizo reelegirse como diputado plurinominal y posteriormente lo promovió para la presidencia de la Cámara baja del Congreso de la Unión que le correspondía asumir a la bancada obradorista durante el primer periodo legislativo.

Desde esa posición parlamentaria reforzó sus lazos políticos y de amistad con Durazo, exsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana, y luego con Adán Augusto López, en cuanto el gobernador de Tabasco con licencia asumió la Secretaría de Gobernación (Segob), erigiéndose en el interlocutor del presidente López Obrador con Gutiérrez Luna como presidente de la Cámara de Diputados, y con el coordinador del grupo legislativo de Morena, Ignacio Mier.

Precisamente la mañana de este sábado 17, los gobernadores morenistas que acudieron al tercer Congreso Nacional Ordinario se reunieron en un hotel de la Ciudad de México con el líder de los diputados federales del partido guinda. Desayunaron a las ocho de la mañana y acordaron impulsar a Durazo para que presidiera el Consejo Nacional. Por la tarde se ajustaron los estatutos partidarios para definir que los gobernadores de Morena formaran parte del órgano y también intentaron integrar al Presidente de la República, pero trascendió que Andrés Manuel López Obrador declinó participar.

Una lectura interesante de esta maniobra política es que a quien le encomendaron proponer a Durazo fue al gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, con el respaldo de la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum –la más aclamada por la mayoría de los 2 mil 836 consejeros de Morena presentes, de un total de 3 mil 134 inscritos–; del secretario de Gobernación, Adán Augusto, y de los gobernadores de Chiapas y Tabasco, Rutilio Escandón y Carlos Merino, uno cuñado y, el otro, sustituto del titular de la Segob.

Por aclamación y “prácticamente por unanimidad”, los congresistas de Morena aprobaron la renovación de su Consejo Nacional y que lo presidiera el gobernador sonorense a propuesta del mandatario veracruzano, que, como ya se sabe, repudia a Gutiérrez Luna y apoya a la secretaria de Energía, Rocío Nahle, para la gubernatura de 2024.

Sin embargo, ello no ha desanimado al diputado federal, que después del Congreso Nacional ha intensificado su activismo. Este fin de semana, por ejemplo, recorrió la zona de Las Choapas y Los Tuxtlas, donde se reunió con asociaciones regionales de ganaderos y empresarios productores de vino y tabaco.

LA CUOTA A VERACRUZ

Por cierto, al grupo político del gobernador Cuitláhuac García, aliado de la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, la más fuerte aspirante presidencial para 2024, le fue otorgada la Secretaría de Jóvenes del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, la cual recayó en Alejandro Porras Marín, un joven militante de Huatusco.

A través de sus redes sociales, Porras Marín difundió que “el día de hoy fui electo como nuevo Secretario de Jóvenes del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, asumo con humildad y compromiso esta gran encomienda que fue tomada de forma unánime por parte de mis compañeras y compañeros del movimiento”.

Porras agradeció “a todos los Congresistas Nacionales que confiaron con su voto en un servidor para que con 2,349 votos yo sea quien represente la Secretaría de Jóvenes de nuestro movimiento, sin duda es un gran honor y privilegio estar al frente de esta encomienda”.

“También, agradezco el apoyo que siempre he recibido por la militancia de nuestro estado de Veracruz desde que yo comencé mis recorridos casa por casa en Huatusco Veracruz, en especial quiero agradecer a nuestro gobernador, Cuitláhuac García Jiménez, al presidente estatal de Morena, Esteban Ramírez Zepeta, y a la presidenta del Consejo Estatal, Dorheny Cayetano.

Pero antes de la votación ya estaba todo “planchado” por el dirigente nacional Mario Delgado, quien se quedó con las dos secretarías más relevantes; la de Finanzas y la de Organización, y las ocho carteras restantes las repartió entre Claudia Sheinbaum, Adán Augusto, la secretaria de Bienestar, Ariadna Montiel, y los gobernadores de Veracruz, Oaxaca, Chiapas y Michoacán, la mayoría aliados de la Jefa de Gobierno de la CDMX.

Porras Marín finalmente fue reivindicado y muy bien recompensado, pues en 2021 iba a ser postulado como candidato de Morena a la diputación local por el distrito XVIII con cabecera en Huatusco, pero de última hora, a pesar de que era el aspirante mejor posicionado, lo bajaron para cederle esa posición al PVEM, aliado del partido guinda, que nominó a la profesora Rosa Elena Sampieri, la cual perdió la elección ante el panista Hugo González Saavedra, de la Alianza Veracruz Va, del PAN, PRI, PRD.