Renueva Morena documentos básicos y Consejo Nacional; reduce carteras del CEN y ratifica por dos años a dirigentes 

Convencidos de haber constituido el “movimiento más importante” en la historia del país, los 2 mil 836 consejeros de Morena –de un total de 3 mil 134 inscritos, con orígenes distintos, desde PRD, PRI, PAN y hasta la izquierda comunista y socialista– concluyeron la madrugada de este domingo su tercer Congreso Nacional Ordinario, en el cual renovaron sus documentos básicos (estatutos, declaración de principios y programa de acción), el Consejo Nacional y las carteras del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), ratificando solamente a Mario Delgado y Citlalli Hernández, quienes seguirán en la Presidencia y Secretaría General hasta octubre de 2024.

En encuentro fue clausurado tras la elección como presidente del Consejo Nacional del gobernador de Sonora, Alfonso Durazo, y las 12 carteras del CEN.

Al Congreso Nacional asistieron además decenas de invitados especiales, gobernadores, funcionarios federales, diputados y senadores.

La presencia más ovacionada fue la de Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México y aspirante a la candidatura presidencial. “¡Claudia, Claudia, Claudia!, ¡Presidenta, presidenta, presidenta!”, gritaban sus simpatizantes, quienes la abrazaban y le pedían selfis.

En contraste, las expresiones de apoyo al secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, fueron tibias e inclusive hasta un sector lo abucheó, lo que para algunos analistas políticos fue un indicio de hacia dónde qué lado se puede inclinar la balanza a la hora de elegir al candidato presidencial de 2024.

Los únicos ausentes fueron el canciller Marcelo Ebrard, quien viajó a Londres para representar al gobierno de México en las exequias de la reina Isabel II, y el líder del Senado, Ricardo Monreal Ávila, quien prefirió reunirse con sus simpatizantes a lo largo del país.

Con una hora y cuarto de retraso se abrió el abanico morenista. Instalados en un largo templete, con Sheinbaum y López Hernández a su lado, Mario Delgado se vio obligado, dado el abrumador apoyo a la jefa de Gobierno, a compensar a Adán Augusto al incorporarse en las dos oportunidades en que se nombró a los precandidatos y levantarles los brazos al mismo tiempo. Aun así, la tarde se la llevó la Jefa de Gobierno de CDMX.

El colimense leyó con energía y maneras estudiadas un mensaje de cuatro cuartillas: “Estamos aquí para asegurarnos de que el proceso de transformación nacional que ha detonado el mejor presidente de la historia moderna de nuestro país, Andrés Manuel López Obrador”, fructifique, pues “la revolución de la honestidad que encabeza nuestro Presidente nos ha convertido en un referente de esperanza en América Latina y nos ha ganado el respeto de todas las naciones”.

Entonces, sin salirse del guion, refirió una idea que le reveló el ex presidente boliviano Evo Morales: “Morena es el movimiento más importante en la historia de este país. Esta reorganización interna va a incrementar todavía más nuestra capacidad de movilización, de apoyo a nuestros gobiernos, de eficacia en la lucha electoral, y nos abre la posibilidad de que la formación política llegue a más personas”.

Al reafirmar su apego a López Obrador adujo que “hay hombres extraordinarios en la biografía de los países, nacen muy de vez en cuando, que entregan su vida a la persecución de un sueño y a luchar por que se haga realidad, y con su ejemplo logran inspirar a todo un pueblo para irrumpir y cambiar el curso de la historia”.

Y advirtió acerca del desafío que representará para Morena la ausencia del presidente López Obrador después de 2024: “Pero no podemos confiarnos; el desafío es muy grande, porque después de 2024 nuestro gran líder ya no estará en la conducción directa ni de nuestro movimiento ni del gobierno; por lo tanto, la trascendencia de su gran obra en favor de México dependerá entonces de nosotros.”

 

CUITLÁHUAC PROPONE A DURAZO

Por aclamación y “prácticamente por unanimidad”, los congresistas de Morena concretaron la renovación de su Consejo Nacional y nombraron como nuevo presidente al gobernador de Sonora, Alfonso Durazo, quien fue propuesto por su homólogo de Veracruz, Cuitláhuac García, con el respaldo de la Jefa de Gobierno de CDMX, Claudia Sheinbaum; el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, y los gobernadores de Chiapas y Tabasco, Rutilio Escandón y Carlos Merino.

También renovaron varias secretarías del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) con personajes vinculados a los gobernadores emanados del partido.

El cambio en el Consejo Nacional se da luego de que se mantuvo bajo la presidencia de Bertha Luján desde 2015.

Por la mañana, los gobernadores morenistas que acudieron al tercer Congreso Nacional Ordinario se reunieron en un hotel de la Ciudad de México con el líder de los diputados federales del partido guinda, Ignacio Mier.

Desayunaron a las ocho de la mañana y acordaron impulsar a Durazo como presidente del Consejo Nacional, instancia que estatutariamente representa la segunda autoridad del partido, por debajo del Congreso Nacional pero por arriba del CEN.

Por la tarde se ajustaron los estatutos partidarios para definir que los gobernadores de Morena formarán parte del órgano, y se busca integrar al Presidente de la República, ante lo cual Andrés Manuel López Obrador declinó participar.

Con ello se otorgan mayores atribuciones al sonorense, quien en conjunto con sus funciones como gobernador será el encargado de coordinar el proyecto de explotación de litio.

Además, como parte de las reformas a los estatutos de Morena, se definió que el Consejo Nacional deberá nombrar a una comisión encargada de elaborar el “Proyecto de nación para profundizar la transformación 2024-2030”.

De igual forma, se nombró al resto del Consejo Nacional, conformado por 100 mujeres y 100 hombres, así como un centenar de dirigentes locales y militantes destacados.

Luego de avalar la reducción de las secretarías del CEN para dejar sólo 12 de las 21 que actualmente están en función, así como establecer que las secretarías de Organización y de Finanzas serán propuestas por el presidente del partido –el punto que causó mayor división entre los asistentes–, los congresistas también renovaron la mayoría de las carteras del CEN.

Hasta la tarde de ayer se perfilaba que Javier Cabiedes permanezca como titular de Finanzas, y Alejandro Peña, quien ya realiza labores como operador político del CEN, fue definido como secretario de Organización, encargado del padrón de militantes. En el resto de las carteras del órgano de dirección se proyectaban perfiles cercanos a otros gobernadores.

CANDIDATO, POR ENCUESTA

El Congreso Nacional de Morena ratificó el método de encuestas para elegir a su candidato a la Presidencia de la República, quien deberá respaldar el “Proyecto de nación para profundizar la transformación 2024-2030” y aprobar un proceso de formación política.

En los estatutos aprobados ayer se da preponderancia a los Comités de Defensa de la Transformación (CDT) como base de la estructura organizativa de esta fuerza política, que deberán operar desde los barrios hasta las comunidades de mexicanos en el extranjero. Para la integración y vigilancia del proyecto 2024-2030 se formará incluso una comisión permanente.

Los aspirantes presidenciales “deberán comprometerse con este proyecto como requisito estrictamente indispensable para ser consideradas o considerados en el proceso de encuestas que en su momento está previsto en la convocatoria que emita el Comité Ejecutivo Nacional para definir dicha candidatura”.

En los transitorios de los nuevos estatutos se prorrogó al 31 de octubre de 2024 la gestión de Mario Delgado y de Citlalli Hernández Mora (presidente y secretaria general, respectivamente) “para garantizar que el partido continúe de manera ininterrumpida sus tareas de organización durante los procesos electorales concurrentes 2023-2024”.

En cuanto a las candidaturas, en particular la presidencial, Hernández Mora subrayó en entrevista que “en un partido político es inevitable la traición, pero mientras haya más participación de la base, Morena tendrá cuadros para no depender de externos, que terminan aprovechándonos para llegar a un puesto y luego nos traicionan”.

Destacó que el estatuto “vuelve más rigurosa la selección de candidatos” y se prevé menos burocracia en los comités locales, pero el punto desató inconformidades porque algunas decisiones en los municipios dependerán de la cúpula nacional.

No obstante, en el congreso se advirtió que algunas decisiones (como las encuestas para definir candidaturas) podrían cambiar y se llamaría a un congreso extraordinario ante una eventual reforma constitucional en materia electoral, que prevé la integración de postulaciones con base en listas por circunscripción.

 

PRINCIPIO

El primer párrafo de los estatutos señala que Morena “es un partido-movimiento de izquierda y antineoliberal conformados por mexicanas y mexicanos libres que impulsan la Cuarta Transformación de México”.

En los otros dos documentos básicos (programa de acción y declaración de principios), el partido define que lucha por erradicar la corrupción, las prácticas antidemocráticas, la injusticia y los poderes fácticos que aún existen en México, que en el pasado reciente llevaron al país a la decadencia, así como por “erradicar las rémoras” que dejó el periodo neoliberal.

Los documentos básicos fueron aprobados por mil 807 votos a favor, 520 en contra y 38 abstenciones.

Con información del diario LA JORNADA