Giran nuevas órdenes de captura contra ex alcalde de Iguala, su esposa y ex jefe de la Policía Municipal

Un juez federal libró nuevas órdenes de aprehensión contra el exalcalde perredista de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, y su exjefe de la Policía Municipal, Felipe Flores Velázquez, por los delitos de delincuencia organizada y desaparición forzada de personas, confirmaron los abogados de las familias de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos.

 

Las órdenes de aprehensión contra Abarca y su ex jefe de policía fueron libradas el pasado 16 de septiembre por el Juez Segundo de Distrito de Procesos Penales en el Estado de México dentro de la causa penal 15/2022, derivado de las investigaciones que ha realizado la Comisión para la Verdad y la Justicia del Caso Ayotzinapa sobre los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero, el 26 y 27 de septiembre del 2014.

 

Una tercera orden de aprehensión derivada de este caso fue librada contra la esposa de José Luis Abarca, María de los Ángeles Pineda Villa, pero solamente por el delito de delincuencia organizada. Los mandamientos de captura fueron ejecutados por elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) en los centros penitenciarios en los que se encuentran internos Abarca, su esposa y el exjefe policiaco.

 

Las familias de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos, fueron notificadas por la FGR del nuevo proceso penal que enfrenta José Luis Abarca luego de que un juez federal absolviera al experredista, a su esposa María de los Ángeles y a Felipe Flores de la absolución en el proceso penal que se les seguía por la desaparición de los 43 estudiantes normalistas, ya que a criterio del juez, no se encontraron elementos para imputarles el delito de secuestro agravado en contra de las víctimas.

 

Debido a que se trata de un proceso iniciado en el sistema penal inquisitivo que estaba vigente al momento de los hechos, los tres acusados de delincuencia organizada tendrán que esperar a que se resuelva su situación jurídica en un plazo que puede varias de las 72 a 144 horas, en caso de que su defensa solicite la ampliación del plazo constitucional para presentar pruebas de descargo. Así lo explicó la defensa de las familias:

 

“La situación jurídica de todas estas personas deberá resolverse en los siguientes días, conforme a las reglas del anterior sistema escrito de justicia penal. De dictarse auto de formal prisión, los juicios que se inicien pueden ser relevantes para que se rinda cuentas y esclarezca la verdad en el caso”

 

 

MILITARES IMPUTADOS

 

Los cuatro militares que han sido detenidos mediante órdenes de aprehensión por su presunta participación en la desaparición de los 43 estudiantes están imputados por los delitos de delincuencia organizada y desaparición forzada de personas, informaron los abogados de los centros de derechos humanos de La Montaña Tlanichollan y Miguel Agustín Pro Juárez (Centro ProDH).

 

Los organismos que representan a las familias de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos señalaron que el jueves 15 de septiembre, el Juez Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, dentro de la misma causa penal 15/2022, también libró órdenes de aprehensión contra cuatro militares implicados en los hechos acaecidos en Iguala, Guerrero, la noche del 26 de septiembre del 2014.

 

Por lo anterior, la FGR ejecutó los mandamientos de captura en contra del general José Rodríguez Pérez, por delincuencia organizada; en contra del coronel Eduardo Mota Esquivel, por delincuencia organizada y desaparición forzada; en contra del capitán José Martínez Crespo por desaparición forzada, y en contra del soldado Fabián Alejandro Pirita Ochoa, por delincuencia organizada y desaparición forzada de personas.

 

Cabe señalar que el capitán Martínez Crespo ya se encontraba privado de la libertad por una acusación previa de delincuencia organizada.

 

En los cuatro casos, deberán enfrentar su proceso penal internos en la Prisión Militar Adscrita a la Región Militar ubicada en el Campo Militar No. 1-A, que se localiza en la Ciudad de México; y su situación jurídica se definirá en plazos muy similares a los que enfrentan Abarca, su esposa y su ex jefe policiaco dentro de la misma causa penal.

 

De dictarse auto de formal prisión, los juicios que se inicien pueden ser relevantes para que se rinda cuentas y esclarezca la verdad en el caso”, explicaron los abogados defensores.

 

 

(Con información del portal Aristegui Noticias)