Confirma España que negaron a Peña Nieto residencia que solicitó por “motivos excepcionales”

La Secretaría de Estado de Relaciones con las Cortes informó por escrito al Congreso de los Diputados que el ex presidente de México, Enrique Peña Nieto, reside en España de forma legal, gracias a que obtuvo una visa como inversor internacional, también llamada “visa de oro”.

El Ejecutivo español, presidido por el socialista Pedro Sánchez, dio a conocer la situación migratoria del ex mandatario mexicano en respuesta a una pregunta parlamentaria del diputado Jon Iñárritu, del partido de la izquierda independentista vasca EH-Bildu.

Según reportó el periodista Armando G. Tejeda, corresponsal del diario LA JORNADA en Madrid, la respuesta del gobierno español también reconoció que Peña Nieto intentó obtener directamente la residencia en España por motivos excepcionales, pero que la petición fue rechazada por no cumplir los trámites necesarios.

El colaborador del diario capitalino refiere que la llamada visa de oro está prevista en una legislación que fue aprobada en 2013 durante el gobierno del derechista Mariano Rajoy, que intentaba reanimar la maltrecha economía española que en ese entonces estaba sumida en una profunda depresión.

Con esa regulación migratoria, conocida por su carácter elitista, el gobierno de la época buscaba atraer inversionistas extranjeros en el sector inmobiliario. La residencia en España se obtiene por esa vía mediante una inversión mínima de medio millón de euros (equivalentes a 11 millones de pesos) en esa rama.

La respuesta del gobierno español explicó que el ex mandatario priista es titular de una autorización de residencia como inversor conforme a la ley de 2013 de apoyo a los emprendedores y su internacionalización.

INVIRTIÓ 570 MIL EUROS EN UN LOCAL COMERCIAL

El ex presidente de México acreditó una inversión por valor de 570 mil euros, libre de cargas y gravámenes, en un local comercial ubicado en Madrid, señaló el informe oficial, que se refirió así a un inmueble a nombre de Peña Nieto en el barrio de Chamberí.

El gobierno advirtió en su respuesta que para obtener la autorización no es preciso acreditar otras inversiones, por lo que se desconoce qué otros activos pudiera tener Peña Nieto a efectos de la obtención de la autorización y se desconocen las inversiones o capital que Peña Nieto pueda tener con carácter global en España.

También reconoció que el ex Presidente de México intentó obtener la estancia en el país alegando motivos excepcionales, pero que al solicitar una autorización de residencia por supuestos no previstos en el Reglamento de Extranjería, fue inadmitida a trámite por no cumplir los requisitos exigidos para ello.

Es decir, que el gobierno español rechazó la primera petición del exmandatario, quien decidió entonces solicitar la visa de oro.

Peña Nieto vive de forma regular en España desde octubre de 2020, cuando instaló su residencia en una lujosa urbanización en la zona norte de la Comunidad de Madrid, en la localidad de Guadalix de la Sierra, a 40 kilómetros de la capital.

El complejo habitacional es un fortín de seguridad, con vecinos multimillonarios muy celosos de su intimidad. Es de las pocas zonas del país en las que no está permitida la libre circulación de personas y donde hay un sistema de vigilancia y control que impide el ingreso de extraños o curiosos.