El PRI, aunque nonagenario, es al que todos los gobiernos han acudido por su institucionalidad y lealtad a México: Marlon Ramírez Marín

  • El partido ha tenido un papel fundamental en la vida política del país; por ejemplo, cuando con la conducción de Beatriz Paredes en la Cámara de Diputados, se dio el tránsito de iniciativas en el gobierno de Vicente Fox; el apoyo de la bancada priista en la Cámara baja, para la toma de protesta de Felipe Calderón; y en 2022, la institucionalidad del PRI, quedó de manifiesto a favor de México y los mexicanos.

Xalapa, Ver., 22 de septiembre de 2022. El Partido Revolucionario Institucional (PRI), es el único partido en nuestro país con la madurez suficiente para afianzar el timón en la tormenta, y aunque nonagenario, es al que todos los gobiernos han acudido por su institucionalidad y lealtad a México, puntualizó Marlon Ramírez Marín, presidente del Comité Directivo Estatal (CDE), de este instituto político en Veracruz.

Durante la Guardia de Honor ante el monumento a “Miguel Hidalgo y Costilla”, a la que asistió acompañado de Arianna Angeles Aguirre, secretaria general del CDE, refirió que se debe tener claro que el partido no es solo sus mujeres y hombres, sino que es una institución con documentos básicos, “y cuando lo representamos no nos representamos a nosotros mismos, somos representantes del pueblo y de la historia que lo precede”.

Recordó momentos trascendentales para la vida política del país en los que el PRI ha tenido un papel fundamental, por ejemplo, cuando con la conducción de Beatriz Paredes Rangel, en la Cámara de Diputados, se dio el debate y tránsito de iniciativas en el gobierno de alternancia democrática del 2000 con Vicente Fox Quezada, como presidente de México; el apoyo de la bancada del PRI, en la Cámara baja, coordinada por Emilio Gamboa Patrón, para la toma de protesta del presidente de la república, Felipe Calderón Hinojosa en 2006, además de que hoy en 2022, la institucionalidad del PRI, quedó de manifiesto a favor de México y los mexicanos.

Dijo que en un Estado lleno de tribulaciones ante la obstinación de quienes aún no entienden su papel histórico como reivindicadores de la lucha social, y ante su falta de reconocimiento de que fue solo uno quien abrió la puerta mariana para ocupar hoy el Palacio Nacional, “este país nos demanda más que nunca la sobriedad e institucionalidad que han distinguido durante décadas a nuestro partido político como columna vertebral de México”.

No es una tarea fácil, “pues los adversarios de nuestra existencia como instituto político se ciernen dentro y fuera de nuestras filas, añorando el pasado autoritario que les imponía decisiones y silenciaba con prebendas sus intenciones, por lo que la lucha al exterior se ceñía a ocultarse bajo el manto protector, cual un hijo corre a los brazos de su padre, a quien llamaban primer priista de la nación, del estado o de su región”.

“Pero en esta guardia de honor le recuerdo a los miembros de este Comité Directivo estatal, que Arianna Angeles Aguirre, y su servidor fuimos electos por hombres y mujeres valientes, cansados de la subordinación y el entreguismo político. No somos zalameros del poder y tenemos muy claro que la unidad del partido está en respetar la diversidad, por eso nos conducimos con decoro ante nuestros aliados internos y externos, respetando la autodeterminación de sus sectores, organizaciones e institutos políticos en el caso de las alianzas electorales”.

El también diputado local, ante integrantes del CDE, y representantes de sectores, organizaciones, organismos especializados y militantes, destacó que esto no debe confundirse con sumisión, sino con la práctica de la buena política respaldada hoy por nuevos diputados, alcaldes, síndicos, regidores, aliados y militantes que antes de la llegada de la actual dirigencia estatal priista no lo eran.

“Y a ellos les recuerdo, que la dirigencia de su partido los hizo precandidatos y candidatos del PRI, y algunos surgieron de ahí a la coalición opositora siendo después merecedores de la confianza ciudadana que los llevó a la responsabilidad pública, pero no olviden que por incluyentes y librepensadores que hoy se proclamen, la primera responsabilidad política es con nuestro partido”.

Finalmente, señaló que en acuerdo con Alejandro Moreno Cárdenas y Carolina Viggiano Austria, presidente y secretaria general del PRI, existe la libertad para tomar las decisiones que defiendan las instituciones y se impulse su evolución y desarrollo. “No nos quedaremos callados, defenderemos lo que tanto esfuerzo ha costado construir, las instituciones de seguridad social, de la defensa de la democracia; no permitiremos que sean vulneradas, porque está claro que en salud, seguridad pública, educación y economía por decir lo menos, este gobierno ha fallado”.