HORA CERO

Hora cero

Los actos de represión en Coatepec

Luis Alberto Romero

Por la mañana de este lunes se registró un violento desalojo en el parque Miguel Hidalgo, de Coatepec.

Comerciantes afiliados al Movimiento Antorchista, que aseguran tener dos décadas trabajando en dicho espacio público, fueron retirados del lugar por la fuerza pública.

La policía municipal de Coatepec, ayuntamiento a cuyo frente se encuentra el morenista Raymundo Andrade, detuvo a dos comerciantes antorchistas que realizaban la protesta, Fabián García y Luis Ventura, quienes denunciaron haber sido víctimas de golpes por parte de los elementos de la corporación.

Las personas detenidas, por cierto, fueron liberadas unas horas más tarde debido a la presión mediática, a las redes sociales, y al hecho de que gente de Xalapa llegó al lugar para fortalecer el movimiento de protesta.

Los comerciantes han trabajado en ese lugar desde hace un par de décadas; la pasada administración, de Luis Enrique Fernández Peredo, los intentó retirar pero no tuvo éxito; y durante este ayuntamiento les elevaron el cobro por derecho de piso, que pasó de 400 a mil pesos.

El enardecido grupo de antorchistas asegura ser objeto de la represión del gobierno de Raymundo Andrade, un alcalde que durante los primeros meses de su gestión sólo ha trascendido por las deficiencias en los servicios públicos –sobre todo recolección de basura–; por tardar meses en la reparación de dos calles cercanas a Palacio Municipal; por pintar el inmueble de gobierno; y ahora por el uso de la fuerza pública para intimidar a dicha organización social. Fuera de eso, no hay obra pública en Coatepec; tampoco promoción turística del pueblo mágico; y mucho menos una autoridad municipal respetada.

Es tan lamentable el desempeño de Raymundo Andrade, que los coatepecanos ya comienzan a extrañar a una administración tan mala como la anterior.

Volviendo al desalojo, los antorchistas protestaban este lunes, lanzaban consignas contra el Ayuntamiento; y señalaban a su director de comercio, Juan Carlos Cortés y a alcalde Andrade; cuando los funcionarios municipales habrían lanzado amenazas para que aceptaran el incremento en el cobro por el uso del espacio público.

Luego llegaron los elementos de la policía municipal, quienes iniciaron el desalojo de los manifestantes, que denunciaron un uso desproporcionado de la fuerza, golpes a mujeres, niños y personas de la tercera edad.

Al parecer, Raymundo Andrade ignora que al utilizar la a la fuerza pública para reprimir una manifestación, se ubica en el mismo lado que los gobiernos anteriores, tan criticados por Morena y sus gobiernos.

Parece que ignora, también, que los más connotados morenistas, desde el presidente López Obrador hasta el gobernador Cuitláhuac García, fueron víctimas en su tiempo de agresiones, actos de intimidación y represión de los gobiernos en turno.

Precisamente por ello, los gobiernos emanados de la 4T son en términos generales cuidadosos en el respeto a los derechos humanos y a las garantías individuales, incluyendo, sobre todo, el derecho a la manifestación, a la protesta; pero en cambio, el ayuntamiento de Coatepec decide usar a la policía para golpear y reprimir a quienes no cometieron más falta que pedir de forma airada que les permitan trabajar en el espacio público.

La represión entra cuando la autoridad muestra, como en este caso, incapacidad para el diálogo y los acuerdos. @luisromero85