HORA CERO

Hora cero

Delincuentes con uniforme y placa

Luis Alberto Romero

En sus redes sociales, el gobernador del Estado de Puebla, Miguel Barbosa, dio a conocer este miércoles la detención de elementos de las policías de dicha entidad y de Veracruz por el robo a un tráiler en Esperanza, uno de los 217 municipios poblanos, ubicado cerca de Aquila y Maltrata, zona centro, las altas montañas de Veracruz.

“Sobre la detención de elementos policiales que presuntamente estaban robando un trailer, les informamos que ya se encuentran separados de su cargo y están a disposición de las autoridades. Este hecho se va a resolver inmediatamente”, dijo el mandatario de Puebla, quien agregó que en su gobierno “no respaldamos ninguna actividad ilícita, no vamos a solapar a nadie”.

La Guardia Nacional y la policía municipal de Esperanza capturaron a nueve sujetos, seis de la policía estatal poblana y tres más de la corporación de Veracruz, cuando robaban la carga de un tráiler que transportaba levadura.

El hecho ocurrió por la noche del martes 11 de octubre, pero no trascendió sino un día después, cuando el gobernador Barbosa lo informó en su conferencia de cada mañana.

Los pobladores del lugar informaron del robo a la policía municipal y esta a su vez dio parte a la Guardia Nacional. En el lugar fueron aseguradas seis patrullas, 5 de Puebla y una más de Veracruz.

Sobre este asunto, la Secretaría de Seguridad Pública anunció una investigación de asuntos internos contra tres elementos, quienes fueron suspendidos de sus cargos. El resto del comunicado es paja: que se refrenda el compromiso con el combate a la delincuencia, que no hay impunidad y cosas por el estilo.

Lo destacable del asunto es que elementos como los detenidos terminan por enlodar aún más la imagen de los cuerpos policiales veracruzanos y poblanos.

Si bien el hecho no ocurrió en territorio estatal de Veracruz, la presunta participación de elementos a cargo de Hugo Gutiérrez, secretario de seguridad pública en la entidad, pone bajo la lupa el tema de los controles de confianza; y fortalece la percepción de que los veracruzanos no sólo deben cuidarse de la delincuencia; también de los uniformados.

El tema nos remite a otros hechos que involucran a elementos en activo o a ex policías veracruzanos, como la captura al iniciar la presente semana de cuatro municipales en Pánuco, a quienes se acusa por privación ilegal de la libertad.

Dos días después, seis ex policías municipales de Coatepec fueron detenidos por desaparición forzada de personas y robo.

También esta semana, la fiscalía estatal informó sobre la captura del ex director de operaciones de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz, Alan “N”, por su presunta responsabilidad en el delito de desaparición forzada de personas, en agravio del comandante de la Policía Vial de Veracruz. El detenido se desempeñaba, hasta su captura, como subdirector operativo de la Academia Regional de Seguridad Pública.

Son hechos que fortalecen la percepción de que tanto la policía estatal como las corporaciones municipales son refugio de delincuentes; lo rescatable de esos cuatro casos es que en ninguno de ellos se puede hablar de impunidad. @luisromero85