HORA CERO

Hora cero

Las desaseadas cuentas de Leticia López

Luis Alberto Romero

En Córdoba, uno de los municipios más importantes de Veracruz en términos demográficos y de desarrollo económico y comercial, las autoridades parecen no estar dispuestas a dejar pasar el cochinero heredado por la pasada administración.

Recordemos que en el informe preliminar del ORFIS, referente a la revisión a la Cuenta Pública de 2021, el órgano auditor emitió al ayuntamiento de Leticia López Landero 16 observaciones de carácter financiero presupuestal; y 5 a la obra pública.

Se habla de un presunto daño patrimonial superior a los 107 millones de pesos.

Sobre este tema llama la atención la posición de las actuales autoridades municipales: el alcalde Juan Martínez Flores calificó como prudente una nueva revisión a las cuentas públicas de 2021, el último de la pasada administración.

El asunto ha sido abordado en reiteradas ocasiones por la síndica Vania López González, quien ha dejado claro que no se solapará irregularidad alguna.

Vania López señaló que los cordobeses estarán pendientes de los resultados de la nueva revisión ordenada por el Congreso local al ORFIS; y que al darse a conocer oficialmente los resultados de la auditoría, se iniciará el procedimiento jurídico.

Sostuvo que no habrá tolerancia a la corrupción y a la impunidad; “no seremos tapadera de ningún gobierno… sin importar de quien se trate, se procederá si se confirma el daño patrimonial”.

La síndica ha sido particularmente insistente en su petición a las diputadas local y federal por Córdoba para que estén pendientes a la hora de dictaminar el informe del ORFIS.

Ha dicho también que hay obras con evidentes irregularidades, como el Paso a desnivel y el mercado Revolución, cuyos trabajos quedaron inconclusos. En ese sentido, dijo que el reclamo recurrente de los cordobeses es que no impere la impunidad y la corrupción; que el proceso de fiscalización sea transparente y que se castigue a los responsables del saqueo de las arcas municipales.

No es todo: a los 107 millones de pesos que reportó el órgano auditor como presunto daño patrimonial en el ejercicio de 2021 se suman otros 60 millones derivados de las revisiones a las cuentas de 2019 y 2020.

Junto con Veracruz y Tantoyuca, Córdoba es uno los municipios veracruzanos donde el ORFIS reveló el mayor desaseo en el manejo de los recursos públicos, tanto en el tema financiero como en la ejecución de la obra pública.

La diferencia radica en que mientras en el puerto y en el mencionado municipio huasteco los ex alcaldes dejaron sucesores afines (en el primer caso, Patricia Lobeira releva a Fernando Yunes, su cuñado; y en el segundo, Amado Guzmán Avilés deja la alcaldía en manos de su hermano Jesús); en Córdoba hubo un cambio de partido en el ayuntamiento.

Los cordobeses, probablemente cansados de la corrupción y la incompetencia del gobierno de Leticia López, votaron en 2021 por el abanderado de Morena, Juan Martínez Flores, y dejaron claro que en la auditoría a la ex alcaldesa no deben existir complicidades, ni impunidad. @luisromero85