HORA CERO

Hora cero

Veracruz, tres alertas de género

Luis Alberto Romero

Parecería una mala broma, pero la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz fue “condecorada por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana por su compromiso en acciones que contribuyen al derecho de las mujeres a una vida libre de violencia”, indica un comunicado del gobierno estatal.

 

El boletín señala que en los once municipios con aleta de violencia de género contra las mujeres se reforzaron los patrullajes preventivos; se cumplieron más de 4 mil 200 órdenes de protección; y se integraron 12 redes de mujeres constructoras de paz.

 

El problema es que los ataques contra mujeres continúan en Veracruz, convirtiéndose ya en una crisis; este fin de semana, por ejemplo, fue asesinada una menor de edad en Coatzacoalcos, sur de Veracruz; tenía sólo 13 años.

 

Otro caso impactante es el registrado en el puerto de Veracruz, también el fin de semana: una joven de 19 años, embarazada, fue hallada sin vida. Su familia llevaba tres días buscándola, hasta el sábado, cuando su cuerpo fue encontrado. No es necesario narrar a detalle lo ocurrido, pero se trata de un hecho aberrante que provocó consternación e indignación.

 

Tanto en el caso de la niña Yessenia, de Coatzacoalcos, como en el de Rosa Isela, la mujer embarazada de Veracruz, ya hay detenidos.

 

Este lunes, la titular de la fiscalía veracruzana, Verónica Hernández, abordó ambos hechos; dijo que las mujeres deben cuidarse para no ser víctimas de la delincuencia; y que no deben confiar en ofertas o regalos difundidos a través de las redes sociales.

 

El domingo, colectivos feministas de Veracruz exigieron justicia para Rosa Isela; y parece que en esta ocasión la investigación dio resultados rápido: dos personas, un hombre y una mujer, fueron detenidos y vinculados a proceso por el delito de privación ilegal de la libertad, feminicidio y rapto de mejor; este lunes fueron presentados ante el juez.

 

En el caso de Yessenia, la niña victimada en Coatzacoalcos, la fiscalía estatal también actuó rápido y logró la captura de un hombre y una mujer, que serán imputados por el delito de feminicidio.

 

Entre esas dos tragedias, lamentables desde cualquier punto de vista, lo único rescatable ha sido la actuación del órgano procurador de justicia, porque ambos casos se resolvieron en cuestión de horas.

 

Sin embargo, por lo escalofriante de los hechos y por el alto impacto que generan, son delitos que provocan alarma y disparan la percepción de inseguridad, particularmente entre las mujeres, en una entidad que ya tiene dos alertas por violencia de género… y va por la tercera. La primera fue por feminicidio; la segunda, por agravio comparado, que se refiere al tema del aborto; y la tercera, que ya se encuentra en proceso de ser admitida por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, es por desaparición forzada.

En Veracruz, la inseguridad y la violencia que sufren las mujeres resulta tan evidente como el empeño gubernamental por negar la realidad y difundir boletines como el de la “condecoración” de seguridad pública. @luisromero85