#LuzYSombra Fernando Yunes Márquez ¿protegido en España por el régimen?

Sin importar las observaciones de los tres años que estuvo al frente de la administración municipal del puerto de Veracruz, y el daño patrimonial por más de 117 mdp, el panista Fernando Yunes Márquez, con el permiso y protección del actual régimen, se fue a refugiar a la madre patria, dejando atrás que el puerto jarocho es el segundo municipio con mayor daño patrimonial. ¿De dónde viene la instrucción de protección, del estado o de la federación?, se preguntan en los corrillos políticos.

Así, se le ha visto muy quitado de la pena por el distrito de Colombia, caminando por una de las estaciones emblemáticas de Madrid “Nuevos Ministerios”, con todos los integrantes de su familia, así como comensal asiduo del cosmopolita restaurante “Ten con Ten” ubicado muy cerca del paseo de la Castellana.

Después de entregar a su exfiscal Jorge Winckler, a cambio de impunidad y de que se archivaran los informes del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), donde en 2018, el primer año de su gestión, tuvo un daño patrimonial de 13 millones 339 mil 877, de los cuales, sólo pudo solventar 3 millones de pesos.

Por este motivo, el Orfis presentó una denuncia penal ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, por 10 millones 339 mil 877 pesos y que fue “archivada” por el pacto Morenista de darles la ubicación de Jorge Winckler Ortiz, quien se encontraba prófugo en la costa del pacífico oaxaqueño, Puerto Escondido.

Quien era el contacto entre Winckler Ortiz y la familia Yunes, fue el diputado Jaime Enrique de la Garza, exesposo de la Senadora Panista Indira de Jesús Rosales San Román. El primero votó a favor del Presupuesto de Egresos 2023 de Cuitláhuac García y la segunda, sin justificación, ni explicación alguna, faltó a la histórica sesión del Senado de la República en la que a Morena no le alcanzaron los votos para extender la militarización hasta 2029, sin duda los favores se pagan y los peones tiene que jugar el juego de su patrón.

Y el pacto no sólo contempló el perdón a Fernando Yunes Márquez, también incluye entre sus cláusulas “archivar” la denuncia que la Fiscalía General de la República (FGR), inició a la par del abogado Juan Collado y Emilio Lozoya, donde también salió el nombre del exgobernador de Veracruz Miguel Ángel Yunes Linares, investigado por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

No es de extrañarse estos pactos de los Yunes con el poder en turno, pese a ser señalados infinidad de veces por diversos delitos, han sabido caminar en el pantano de la impunidad por la protección de los gobernadores como pasó con Javier Duarte, quien se encuentra en el Reclusorio Norte, y que en 2012 le ofreció la senaduría al hoy residente español Fernando Yunes.

Como olvidar el pactó de Yunes Linares con Calderón vía Elba Esther Gordillo para que los nombraran director del ISSSTE, a quien traicionó y de voz propia de la poderosa exlíder magisterial, ha declarado que su peor error fue apoyar a Miguel Ángel Yunes Linares, quien hoy también se encuentra refugiado en España, a consecuencia de la cancelación de su visa  por el propio Departamento de Justicia del Gobierno Estadounidense.

Fernando Yunes y su padre ahora viven en Madrid, “viendo pasar el tiempo” como dice la canción, con esposa e hijos, donde sus pequeños ya estudian y participan en los festivales escolares.

Humildemente viven en un departamento duplex en la Calle Serrano, en el costoso y exclusivo barrio de Salamanca. Así la política en estos tiempos de “cero impunidad”.