CAFÉ DE MAÑANA

Por José Luis Enríquez Ambell

LA TRANQUILIDAD SOCIAL ESTÁ SIENDO VULNERADA

Si partimos de la premisa que hoy en el país la seguridad pública, así como la procuración y la administración de justicia no atraviesan por sus mejores momentos; es innegable que el derecho a la vida y el patrimonio de la comunidad en diversos sitios del territorio se están viendo vulnerados.

Desde las estructuras de la Seguridad Pública, la Procuración de Justicia y la Administración de Justicia, el capítulo presupuestal clasificado como 1000 (Recursos Humanos) requiere una revisión integral para de ahí partir a los pisos restantes que integran el total de sus partidas y presupuesto, pues la mala retribución en términos de sueldos y prestaciones – entre otros factores – están contribuyendo a la alta incidencia y vulnerabilidad en la tranquilidad social, es ahí en donde la delincuencia se mal aprovecha de muchos de nuestros servidores públicos ante los castigados ingresos que perciben -operativos y hasta administrativos-, sin que ello sea justificación o se entienda que no dejan de observar la norma e incumplen la ley.

En plena recta final del régimen federal y estatal en Veracruz y a un año del inicio de nuestras autoridades municipales, y pareciera que no se acomodan la fichas en el tablero del orden en materia de seguridad pública por más que todos los responsables promuevan que se trabaja en abatir y atajar a la inseguridad para una mejor convivencia.

Los cambios en mandos de la seguridad pública siempre ponen en riesgo una posible discontinuidad o hasta falta de organización, y vemos con frecuencia en los medios de comunicación y las redes sociales como dan cuenta de hechos e ilícitos que suceden de día o noche, en zonas urbanas incluso.

El servicio de carrera o la carrera policial es una urgente necesidad que todas las áreas responsables deberían fomentar con permanente capacitación que sirva de actualización, pero eso va de la mano con pagos generosos y prestaciones que brinden y blinden con seguridad social, salud, educación, al menos, a todos nuestros servidores públicos que velan por la seguridad de todos.

Habremos de coincidir en que la inseguridad no debe fragmentar la seguridad ni la tranquilidad social que todos necesitamos y que la mayoría pedimos a todas nuestras autoridades, a través de sus áreas de policía y seguridad, nos la brinden y garanticen la convivencia.

La coordinación de esfuerzos entre la federación, el estado y los municipios y de la sociedad organizada, deben y necesitamos que se articulen para que el desarrollo económico con inversión, ayude a solucionar problemas y las necesidades de todos, iniciando por la tranquilidad de la sociedad en su conjunto.

Ninguna sociedad se desarrolla o crece con la intranquilidad.

UN CAFÉ CON DOBLE CARGA

Doña Verónica Hernández Giadans, titular de la FGE, ayer compareció y también convenció a los Diputados de la LXVI Legislatura del H. Congreso de Veracruz. Con argumentos a todos los grupos parlamentarios les mostró el músculo del mejor y nuevo rumbo por el que transita el organismo autónomo que encabeza desde 2019, y advirtió en varios momentos que la planeación y programación del presupuesto que les ha sido autorizado no está resultando acordé a las exigencias de la época en materia de Procuración de Justicia en su conjunto, así que está asignatura es la que quedaría pendiente, que implica una urgente ampliación de presupuesto.

¡ES CUANTO!

enriquezambell@gmail.com