DE PRIMERA MANO

Adán y Cheko

*Ese apoyo sí se ve

*“Hay quienes no quieren que Sergio no tenga futuro y ahí no se va a poder”

*“No les va a fallar, a’i se los encargo”, dijo  Adán

Por Omar Zúñiga

Este martes 24 de enero, que prometía, al menos en el papel, ser una jornada redonda para el aparato del Gobierno de Veracruz por el inicio de las comparecencias de los organismo autónomos, resultó en todo lo contrario, pues el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, en la gira nacional que realiza, le levantó la mano al archienemigo de Palacio de Gobierno, el diputado federal Sergio Gutiérrez Luna.

Así es, en un evento privado organizado por los abogados, pero que congregó al menos a unas mil personas en un salón de fiestas de la zona conurbada, liderazgos regionales y sectoriales de todo lo largo y ancho del estado, de Pánuco a Las Choapas, donde no hubo absolutamente ningún representante del gobierno estatal (ni siquiera como dama de compañía del secretario de Gobernación), la corcholata Adán Augusto vino a la patria chica y ante los gritos de “go-ber-nador, go-ber-nador”, el tabasqueño soltó –“Cómo dicen en mi tierra: si el pueblo se amacha, que así sea”-, pero no todo terminó ahí, sino que seguían las patadas en la entrepierna para la gente del Palacio de Enríquez en Xalapa, cuando sostuvo que Gutiérrez Luna “es uno de los diputados (federales) que más destaca, pero el problema para muchos, -porque así es esto de la política-, es que para los que lo malquieren, no es que no tenga presente o una trayectoria, sino que lo que no quisieran algunos es que no tenga futuro, y ahí sí se van a topar con pared”.

“Trabajar muy de la mano con Sergio es trabajar muy de la mano con el presidente (López Obrador). Tabasco y Veracruz seguirán de la mano”.

“Se los quiero recomendar, les encargo a Sergio, no les va a fallar, es la generación del relevo”, fueron las palabras de Adán Augusto López antes de empujarse un bocado de los chanchamitos que repartieron a los invitados.

Hubo de todo ahí, desde los lambiscones marcadísimos que sólo querían que la corcholata los viera gritando como Rodrigo García Escalante, hasta liderazgos vivos como el líder petrolero Jorge Wade; el alcalde de Jesús Carranza Pasiano Rueda, la diputada federal por el PVEM Maru Pinete o el regidor Diego Florescano, así como el laureado fotógrafo internacional Héctor Montes de Oca o el rector de la UX Carlos García Méndez.

También estuvieron por ahí personajes que realmente son operadores o tienen liderazgo político y social como Nino Baxin, Alfredo Gándara, Gustavo Sousa Escamilla o Tomás Mundo Arriasa, hasta Michelle Servín o Pablo Anaya y quien no podía faltar de ninguna manera es la diputada local por Mina Jessica Ramírez Cisneros, quien se rebeló como una excelente operadora y respalda con todo  y en todo a Cheko.

Por su parte, el diputado federal minatitleco dejo en claro que lo que busca es hacer política fina, política buena, construir un proyecto diferente y rechazó  la confrontación de forma contundente.

Aseguró que su proyecto es un proyecto incluyente, donde a nadie se segrega.

“Es un proyecto por Veracruz y por nuestros hijos”.

Por otro lado, gente aparentemente alineada con el Cuit, se soltaron la rienda y de plano levantaron la voz para decir lo que muchos quieren gritar, pero al final se callan por cuidar la chuleta: “Veracruz merece un mejor gobernador” y claro que es verdad.

La claridad de los mensajes de ambos personajes, Adán y Cheko, Cheko y Adán, debe poner a pensar a sus destinatarios, pues al final del día deben cerrar filas y no echar los cohetones antes que termine el juego, pues apenas va a comenzar, a ver si al final del sexenio entienden que no entienden y se dejen ayudar.

¡Qué barbaridad!

deprimera.mano2020@gmail.com