Anuncia gobernador que desaparecerá la caseta de Fortín

Autoridades federales de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes anunciaron la eliminación de la caseta de peaje 045 que se ubica en el municipio de Fortín, en Veracruz, que provocaba problemas económicos y de movilidad, ante los embotellamientos que diariamente provocan largas filas.

La desaparición de dicha caseta era una añeja petición que habían hecho tanto empresarios como pobladores de la región. Durante 20 años fue objeto de promesas de campaña que se quedaba sin cumplir y que continuaban afectando las actividades en la región.

Fue en un evento de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga celebrado ayer miércoles en la Ciudad de México, cuando al ofrecer un discurso, el secretario de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes, Jorge Nuño, informó que sería suprimida.

“En este caso de la plaza de cobro El Fortín, las autopistas Acatzingo-Ciudad Mendoza-Córdoba-Veracruz en las que se eliminará el cobro de los movimientos troncales y se realizará el ajuste de tarifa de peaje a las plazas de cobro La Esperanza-Cuitláhuac; se ampliará el número de taquillas en Las Garzas, se modernizará el edificio administrativo y el sistema de cobro de las plazas Esperanza-Cuitláhuac, de tal forma que Fortín ya no será un cuello de botella en la circulación hacia Veracruz”, dijo Nuño.

Tras el anuncio de la eliminación de la caseta, el gobernador Cuitláhuac García dijo en sus redes sociales que a más tardar en un mes podrán otorgar más información sobre cómo se suprimirá esta caseta.

El mandatario no informó la fecha exacta en la que surtirá efecto esta disposición, pues diariamente hay 35 mil cruces de movilidad en la región que ante la largas filas deben esperar hasta 45 minutos o más, lo que es considerado para empresarios y comerciantes como pérdidas.

Por otra parte, Enrique Rustrián, delegado de CANACAR en la región centro del estado de Veracruz, dijo que apreciaron que el gobierno federal los tomara en consideración para ayudarles a quitar esa caseta “que nos ha afectado mucho”.

Aseguró que están conscientes que el cobro de esa caseta se trasladará a las de Cuitláhuac y Esperanza, con un reajuste en el costo.

Con información de Excelsior.