Revela CNBV que bancos ganaron 905 mil mdp por cobro de intereses de enero a julio

Chief Executive of AstraZeneca Pascal Soriot smiles as he leaves a television studio at Millbank in London May 13, 2014. REUTERS/Toby Melville/File Photo
23 febrero, 2024 5:31 am

De acuerdo con datos oficiales de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el crecimiento de los ingresos que obtiene la banca en México por el cobro de intereses es cuatro veces mayor al que tiene la cartera de crédito, en un entorno en el que las tasas de interés prevalecen en niveles elevados.

El diario LA JORNADA, en su edición de este lunes, reseña que entre enero y julio, los ingresos por intereses reportados por las instituciones financieras sumaron 905 mil 538 millones de pesos, cifra que es 47.3 por ciento superior si se compara con los 614 mil 628 millones de pesos reportados en el mismo lapso, pero del año previo, demuestran las cifras oficiales.

El diario capitalino destaca que en el mismo periodo, el saldo de la cartera de crédito vigente total sumó 6 billones 528 mil 647 millones de pesos, monto 10 por ciento superior si se compara con los 5 billones 934 mil 894 millones reportados entre enero y julio del año previo.

El incremento en los ingresos por intereses de los bancos se presenta en un entorno en que estas instituciones de crédito han obtenido, a lo largo del año, utilidades récord mes con mes, lo cual ha estado influido, en buena medida, por las alzas tasas de interés que prevalecen en el país para contener las presiones inflacionarias que se vivieron a finales del año pasado.

Actualmente, la tasa de referencia del Banco de México (BdeM) –el instrumento que determina el costo al que se financian empresas y familias– prevalece en su nivel máximo desde que el banco central tiene como objetivo controlar la inflación por medio de la política monetaria. Se ubica en un nivel de 11.5 por ciento.

En este sentido, los bancos han subido las tasas de interés de los préstamos que otorgan a las empresas y a las familias. Por ejemplo, la última información disponible por parte del BdeM indica que entre junio de 2022 y el mismo mes de este año, la tasa de las tarjetas de crédito ha subido 1.78 puntos porcentuales, al pasar, en promedio, de 36.67 a 38.45 por ciento.

En los préstamos personales y los microcréditos, la tasa ha pasado de 46.75 a 47.04 por ciento en el periodo de referencia, mientras en los préstamos de nómina pasó de 27.33 a 27.53 por ciento en el mismo lapso.

El concepto de ingresos por intereses incluye aquellos que provienen de las inversiones que hace la banca en instrumentos de deuda, los que se obtienen por otorgar crédito a los clientes o los moratorios.

Los datos de la CNBV demuestran que los ingresos que provienen por los préstamos que cuentan con atrasos entre enero y julio de 2023 suman 547 mil 736 millones de pesos, mientras hace un año la cifra era de 397 mil 935 millones de pesos, es decir, hay un alza de 44.4 por ciento.

Tan sólo por el concepto de otorgamiento de crédito, los bancos obtuvieron ingresos que sumaron 6 mil 560 millones de pesos, lo que representó un aumento de 15.4 por ciento si se compara con los 5 mil 683 millones de pesos que se reportaron en los primeros siete meses de 2022.

No obstante, el alza en las tasas de interés también ha dado un beneficio a los clientes que ahorran por medio de las instituciones bancarias, ya que entre enero y julio las instituciones reportaron que los gastos por intereses pagados sumaron 483 mil 38 millones de pesos, un monto 87 por ciento más alto si se compara con los 258 mil 176 millones de pesos reportados en el mismo lapso del año previo.

AUMENTAN 13.2% LOS PRÉSTAMOS PARA CONSUMO

Los financiamientos destinados al consumo fueron el principal motor que aceleró el crecimiento de la cartera total de la banca entre enero y julio. En los primeros siete meses, el portafolio vigente se situó en un billón 127 mil 495 millones de pesos, lo que significó un incremento de 13.2 por ciento respecto a los 995 mil 762 millones reportados en el mismo lapso del año pasado, demuestran cifras oficiales.

Se trata de los préstamos que la banca otorga por medio de tarjetas de crédito, financiamientos personales, de nómina y automotrices, entre otros. Según las últimas cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el saldo de la cartera de créditos al consumo fue el que tuvo mejor desempeño dentro de los tres grandes portafolios, ya que el de las empresas y el de vivienda avanzó a un ritmo de 11 por ciento cada uno.

El índice de morosidad de la cartera de créditos al consumo alcanzó un nivel de 2.82 por ciento (que resulta el equivalente a 31 mil 795 millones de pesos), lo que significó una disminución de 0.86 puntos porcentuales si se compara con el 3.68 por ciento reportado en los primeros siete meses del año pasado.

El mayor impulso en el segmento de consumo proviene de los préstamos que se hacen por medio de las tarjetas de crédito, cuyo saldo vigente se colocó en 417 mil 267 millones de pesos, cifra 13.1 por ciento superior referente a los 368 mil 720 millones de pesos reportados entre enero y julio del año pasado.

En este caso, el índice de morosidad se colocó en 2.57 por ciento (o el equivalente a unos 10 mil 723 millones de pesos), lo que significó una reducción de 1.49 puntos porcentuales.

De acuerdo con un informe realizado por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), 90 por ciento de los acreditados de este producto están al pendiente de sus pagos; con un atraso de hasta tres meses 6.3 por ciento, y 3.6 por ciento restante tiene cuatro meses o más con impago.

La información de la CNBV también demuestra que el segmento de préstamos otorgados a las personas por medio de sus nóminas alcanzó un saldo de 305 mil 493 millones de pesos, monto 15 por ciento superior comparado con lo reportado hace un año.

A su vez, el índice de morosidad se situó en 2.67 puntos porcentuales (unos ocho mil 156 millones de pesos), lo que representó un alza de 0.2 puntos porcentuales comparado con el año pasado.

En el segmento de préstamos personales, el saldo de la cartera vigente se colocó en 190 mil 193 millones de pesos, monto 13 por ciento mayor con relación a los 168 mil 250 millones reportados el año previo.

En tanto, el índice de morosidad se situó en 4.17 por ciento (7 mil 931 millones de pesos), lo que significó una disminución de 1.54 puntos porcentuales en el lapso de referencia.

El dinamismo de la cartera de consumo se ha sustentado principalmente en el buen desempeño del consumo privado, así como en el dinamismo del empleo y los salarios reales, afirmaron especialistas de BBVA en un análisis.

Con información de Julio Gutiérrez, del diario LA JORNADA.