Deslinda hijo de Colosio a Salinas de Gortari del magnicidio; “mi venganza será el perdón”, dice

23 febrero, 2024 4:50 am

Entrevistado por la periodista Sanjuana Martínez –la polémica ex directora de Notimex, quien recientemente publicó que altos funcionarios de la Secretaría del Trabajo le habían pedido un “moche” de 20% de los 150 millones de pesos que requería para liquidar a los trabajadores de la desaparecida agencia de noticias del Estado Mexicano, recursos que serían supuestamente para la campaña de la candidata presidencial de Morena, Claudia Sheinbaum–, el alcalde emecista de Monterrey, Luis Donaldo Colosio Riojas, contradijo la hipótesis de la Fiscalía General de la República (FGR) y del régimen obradorista sobre un segundo tirador en el asesinato de su padre, Luis Donaldo Colosio Murrieta, la cual  presuntamente conduciría a un crimen de Estado que implicaría a ex funcionarios de la administración priista del ex presidente Carlos Salinas de Gortari.

En la amplia entrevista, publicada este domingo por el diario LA JORNADA dejó en claro que “mi venganza será el perdón”, recordando esa frase que su madre Diana Laura Riojas dijo hace 30 años y que ahora hace suya para perdonar al asesino o asesinos de su padre, incluido al posible autor intelectual, a quien también disculpa.

¿Fue Carlos Salinas de Gortari quien traicionó al priísta Luis Donaldo Colosio Murrieta y está vinculado a su asesinato?, le pregunta de entrada Sanjuana.

“No me voy a meter a analizar ni a especular sobre un asunto que no me compete. Volvemos a teorías conspirativas y no es mi lugar ni mi posición estar acusando a alguien que a nadie nos consta. Y menos cuando se pretende utilizar un asunto judicial para un golpeteo político, es una falta de respeto”.

La periodista describe que el alcalde regiomontano del partido naranja está sentado en su oficina donde tiene cuatro camisetas del equipo Rayados colocadas en las sillas de una pequeña mesa. Vestido con ropa negra y tenis. Es abogado por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey con una maestría en derecho de la empresa por la Universidad de Monterrey. Está casado con María de la Luz García Luna –sin ningún parentesco con Genaro García Luna–- y tiene dos hijos: Luis Donaldo y María Emilia: “mi mayor logro son mis hijos y mi esposa. Mi mayor miedo es no poder proteger a mi familia”.

La reportera de LA JORNADA nota que se le humedece la mirada cada vez que habla de su padre y recuerda los detalles de la tragedia que los marcó para siempre.

¿Cuántos años de terapia se necesitan para superar el magnicidio de un padre?, le pregunta Martínez, quien ella misma se responde que tal vez muchos, pero que él ha encontrado una forma de sobrellevar su drama, su trauma, su dolor: “Mi padre siempre está conmigo. Mi padre no ha muerto”, y dice que lo repite una y otra vez: “Mi padre siempre está conmigo, mi padre me acompaña, mi padre no ha muerto”.

Como si fuera un destino manifiesto, Luis Donaldo Colosio Riojas decidió dedicarse a la política. No hubo una orden explícita, pero el mandato paterno lo ha perseguido durante sus 38 años, por tanto, ahora está convencido de que puede llegar a ser presidente de México, ese puesto que le arrebataron a su padre.

Así, en una dualidad un tanto freudiana, Colosio Riojas pretende ser el sucesor de su padre, utilizar su ideario, hacer suyo su proyecto de nación y defender su dinastía. Para ello, tiene viejos y nuevos políticos que lo apoyan y uno o dos partidos que pueden lanzarlo en 2030: “No se trata de ser presidente solamente, se trata de hacer un bien al país”, puntualiza.

–¿La política era un destino manifiesto?

–No lo fue al principio. La verdad era algo que le sacaba siempre la vuelta por razones naturales. Pero siempre fue una vocación de ayudar, ayudar, ayudar. Y más a raíz de que me convierto en padre de familia y empezó en mi interior este cambio radical de paradigma de focalizar mi trabajo hacia donde tenga un mayor impacto. He encontrado en el servicio público oportunidades muy bonitas de trabajar con la gente.

–La política también tiene un lado oscuro, negativo…

–La política tiene un lado muy oscuro como cualquier espacio donde hay una disputa por el poder. Y ahí es la integridad, la bonhomía de la gente que juega un papel crucial. Y es algo que desde niño se me inculcó ciertamente, los valores de Monterrey, Nuevo León, y es algo que yo llevo muy arraigado. La gente no te pide milagros. La gente exige trabajo honesto y trabajo bien hecho. Honestidad y trabajo.

–¿Y qué haces con la parte negativa de la política cuando la ves y no te gusta: la corrupción, las mentiras, el utilizar a la gente para beneficio propio?

–Si depende de mí y puedo hacer algo al respecto, lo hago, lo trabajo, lo corrijo, lo denuncio. Si no está en mis manos o si es algo dirigido hacia mi persona, lo dejo pasar. No me enveneno el alma.

LA TEORÍA DEL SEGUNDO TIRADOR

–¿Qué opinas de la nueva teoría de la FGR del segundo tirador, miembro del Cisen, Jorge Antonio Sánchez Ortega?

–La teoría del segundo tirador es algo que se manejó desde aquel entonces. Estamos hablando de un asunto que ha sido más manoseado que un barandal del Metro. No tiene caso platicarlo ahorita.

–¿No le das verosimilitud?

–No le doy la relevancia que debe tener el día de hoy. No es relevante para lo que necesitamos hoy.

–Es una vertiente nueva que involucra a Genaro García Luna …

–Volvemos al tema: se trata de hacer justicia. No se trata de cobrar venganza. Y éste y muchos otros asuntos judicializados se utilizan para cobrar venganza. Mucho antes o mucho por encima de hacer justicia. Y este es el reclamo no de Luis Donaldo Colosio Riojas, de millones de mexicanas y mexicanos que necesitan un sistema de procuración de justicia que hoy cuando les suceda algo les respondan, no 30 años después.

–¿Has perdido la esperanza de que se resuelva el magnicidio, de que sepamos todos los mexicanos quién mató a tu padre?

–A ver, entiéndeme una cosa: cuando yo me casé y tuve a mis hijos, a mí se me hizo justicia. Todo lo que hago a partir de ahora tanto a nivel personal y profesional es para ayudar a muchísima gente a que pueda tener esa misma justicia hoy.

–Esta versión nueva de la FGR lleva a un vínculo con Carlos Salinas de Gortari en el asesinato de tu padre

–No voy a entrar a platicar sobre las teorías y las hipótesis y las conspiraciones dentro de un asunto que claramente ya carece de argumentación lógica y se antoja como utilizándolo para un golpeteo político. No me voy a meter yo a manosear eso. Por respeto tanto a mi padre como a México vamos a iniciar ese proceso de sanación y empecemos con este asunto que tanto nos duele a todos.

–15 personas han muerto involucradas con el magnicidio. ¿Hay miedo de que esté en riesgo tu vida y la de tu familia?

–No es manera de vivir.

–Tu padre fue jefe de campaña de Salinas de Gortari y luego trabajó con él 15 años, puede existir la posibilidad de que él lo haya traicionado. ¿Nunca la has analizado?

–No me voy a meter a analizar ni a especular sobre un asunto que no me compete y es un golpeteo político.

–¿Crees que se pretende golpear a quién? ¿A Salinas de Gortari?

–Yo no sé qué pretenden hacer con esto. Por eso les pido que le den paz a México.

Y agrega: “Lo dije en su momento. No se trata de venganza, se trata de justicia. Es precisamente con la lupa de hoy que debemos analizar si se hace o no se hace justicia en México. Y no se trata de tratar de hacer justicia hoy, 30 años después, por algo que sucedió, sino hoy trabajar en hacerle justicia a quien la necesita en este momento”.

Insiste: “Toda esa discusión y ese contraste a la luz de lo que sucedió pues a mí me nació dar ese mensaje del perdón. Necesitamos concentrarnos en lo que está sucediendo ahorita y necesitamos trabajar para la gente que nos lo exige ahorita. Y debemos dejar de estar en esta dinámica a nivel nacional del revanchismo y de la venganza y del rencor, la división, porque nos estamos haciendo daño nosotros mismos, nos estamos ahogando nosotros mismos y estamos entrando en una dinámica que no solamente no es productiva políticamente hablando, nos está llevando a un severo estancamiento social.

–¿Piensas que en general no se entendió tu posición del perdón?

–Creo que se entendió bastante.

–La respuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador es no puedo, es mi obligación hacer justicia.

–El Presidente hace lo que el Presidente quiere. Independientemente de si la Constitución le da esas facultades, pues él tendrá sus propias prioridades. Allá él.

¿PERDÓN O VENGANZA?

El magnicidio generó el nacimiento de movimientos nacionales, asociaciones y agrupaciones de los llamados colosistas, ciudadanos que apoyan el pensamiento de Luis Donaldo Colosio Murrieta y que ahora impulsan la candidatura presidencial de Luis Donaldo Colosio Riojas.

Sin embargo, Sanjuana Martínez apunta que la mayoría de los colosistas se han manifestado en contra del perdón que Colosio Riojas ofrece al asesino o asesinos de su padre. El alcalde regio, que ahora será postulado por su partido Movimiento Ciudadano al Senado de la República, responde: “Con todo respeto, les pido que no se dejen engañar, que recuerden por qué piden justicia y para quién piden justicia. Y que reflexionen: ¿qué le brindaría más justicia a Luis Donaldo Colosio Murrieta el día de hoy? ¿Que se agote un juicio muy manoseado y muy políticamente utilizado? ¿O que se le brinde justicia a mexicanas y mexicanos hoy y para siempre? Perdonemos, sanemos y trabajemos para el futuro”.

–¿Es un concepto religioso, tú eres muy católico?, le inquiere la ex directora de la extinta agencia Notimex y ahora colaboradora de LA JORNADA.

–Más que un concepto religioso, es un concepto humano, somos la única criatura capaz de perdonar, por más grave que sea una injuria tenemos esa capacidad de perdonar, de reconciliar, de volver a unir lo que estaba desunido. Hoy más que nunca necesitamos nuestra humanidad en este país”.

–¿Qué pasará con el caso Colosio y sus nuevas teorías?

–No lo sé, sin embargo, tenemos 30 años de experiencia para decir que probablemente nada.