LÍNEA POLÍTICA

Agustín Contreras Stein

                           ¿SEGUIRÁ LA ALIANZA POLÍTICA?

PARA algunos, la unidad política de los partidos que formaron el bloque opositor en las pasadas elecciones, hay la creencia de que ya no seguirán por este camino. Hubo, de alguna manera algunas inconsistencias y hasta se repartieron culpas por no haber alcanzado el objetivo planteado de arrebatar al partido político en el poder las principales posiciones políticas, como son la presidencia y la gubernatura del Estado. La verdad de las cosas es que ningún partido político hizo lo suficiente para alcanzar las metas, pues todos apostaron, primero, a las condiciones políticas creadas por los gobiernos de la cuarta transformación y segundo a la calidad política y arrastre de los candidatos, tanto a nivel nacional como aquí en el Estado de Veracruz.

¿Seguirá la alianza política?, es poco probable, porque en principio, el PRD, ya está sumamente debilitado. En lugar de ayudar sería un estorbo y es mejor que de aquí en adelante todo busque su propio acomodo. El PAN, es un partido todavía fuerte, con alguna presencia políticas en zonas determinadas del país y del Estado, pero ya no ofrece la suficiente confianza de que pueda aportar una buena cantidad de votos en virtud de que también el descalabro político lo puso a la orilla del vacío. Sus problemas internos también son importantes para una futura participación política, porque hay grupos disidentes y contrarios que no le permiten caminar de manera recta, sino al contrario enfrenta muchos problemas para poder tener la unidad política que se requiere para los procesos internos que ya comienzan por asomarse en el escenario político estatal.

El PRI, se va desmoronado más conforme pasa el tiempo, porque no tiene una dirigencia creativa, voluntariosa, sino simplemente interesada en los asuntos personales de ellos mismos. Tiene que haber renovación cuanto antes, porque la sucesión municipal ya está en puerta.

—————————–

LA DETERMINACIÓN DEL TRIUNFO ELECTORAL

HAY DE POR MEDIO impugnaciones al proceso electoral en el Estado de Veracruz, que se tienen que resolver cuanto antes para que los que van a gobernar se pongan a trabajar en sus respectivas funciones desde ahora, porque la entidad veracruzana necesita reordenarse después de la jornada electoral donde han quedado algunos resabios que sin no hay una política de conciliación podrían traer en el inmediato futuro serios dolores de cabeza. La población está pendiente, aunque parezca que todo se está enfriando, sobre los definitivos resultados de algunos casos, principalmente en la elección de gobernador del Estado.

Ya hemos comentado que Rocío Nahle, se ha adelantado mucho a dar a conocer los nombramientos de algunos de sus colaboradores, considerados no necesarios, porque falta mucho para comenzar el sexenio, aunque los preparativos de todo esto pudieron haber comenzado en el propio bunker político de quien es por ahora la virtual gobernadora del Estado.

En tiempos anteriores, muchas veces el gabinete estatal se daba a conocer la tarde anterior a la toma de posesión, pero hoy los nuevos funcionarios ya están a la vista de todos, buscando, sobre todo, la posible reacción del partido ganador y de los propios veracruzanos.

—————————-

SOLAMENTE QUEDÓ EL AROMA DEL CAFÉ

CONCLUYÓ AYER el evento organizado por el ayuntamiento de Xalapa, denominado “Xalapa, Café y Aroma 2024, con el cual se pretende darle un impulso más a la importancia que tiene este aromático, así como el mayor consumo para apoyar a los productores y encargados de la distribución local, nacional e incluso fuera del país, ya que el café que se produce en la zona de Xalapa, es altamente apreciado en el mercado internacional.

Sin duda, tuvo el éxito que se esperaba, principalmente en el ámbito turístico, donde siempre se ha estado difundiendo la calidad del café que se produce en esta zona de Xalapa y sus alrededores.

La jornada de este evento tuvo lugar desde el viernes pasado y terminó ayer con buenos resultados de difusión y consumo.

—————————–

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.