Llama Marko Cortés al voto libre y bien pensado


Banner-970-250
  • A un mes de la elección, asegura que el régimen morenista va a llevarse una gran sorpresa porque hay un gran número de votos ocultos y de castigo.
  • “Reciban lo que les dan, pero voten por el PAN, voten en libertad”, pide dirigente nacional.

“Voto libre y bien pensado”, pidió el presidente nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza para la próxima elección del 2 de junio.

De gira por Baja California, garantizó que habrá un gran número de votos ocultos y de castigo, que van a sorprender al régimen morenista y lo van a poner en su lugar por sus excesos, corrupción y negligencia.

“La gente no es tonta, la gente se está dando cuenta que las cosas en el país van de mal en peor. La gente se está dando cuenta que la inseguridad está completamente fuera de control, apenas el pasado fin de semana casi hubo 300 personas asesinadas”, lamentó.

Por ello, insistió en el mensaje de Xóchitl Gálvez de votar sin miedo, para cambiar al país.

En conferencia de prensa, a la que asistieron el presidente del PAN estatal, Mario Osuna y los candidatos a las alcaldías de Ensenada, Iván Nolasco y Tecate, Edna Huerta; Héctor Osuna y Alfonso Duarte, que van por diputaciones federales y Gustavo Sánchez, quien busca el Senado, el líder del blanquiazul hizo un llamado a quienes saben que las cosas no van bien en México.

“Vengo a hacer un llamado al voto, al voto libre, vengo a hacer un llamado a las clases medias, con el poder de las clases medias, de la gente que sabe que las cosas en el país no van bien, podemos ganar esta elección. Si logramos que vote un 70% de las y los mexicanos podemos lograrlo”, manifestó.

El dirigente de Acción Nacional también exhortó a la gente a que no se deje amedrentar por los cuervos de la nación, quienes amenazan con quitar programas sociales a cambio del voto y solicitó que “reciban lo que les dan, pero voten por el PAN, voten en libertad”.

Otro factor, que el jefe nacional de los panistas consideró relevante para el triunfo es vencer al abstencionismo, porque para vencer al clientelismo la apuesta es por la participación de la gente, “por un voto razonado, bien ganado y libre”.

Concluyó que las y los mexicanos tendrán que decidir entre el proyecto destructivo que hoy se tiene, pero de clientelas y un proyecto en el que sí se vale ser aspiracional “sí se vale querer mejorar y en donde además estamos construyendo de la mano con la sociedad”.