Los jóvenes, con suficiente pasión para cambiar al país, destacan en el Senado


Banner-970-250
  • Estudiantes debaten en la sede legislativa sobre temas de desarrollo sostenible para beneficio del país

La senadora Laura Iraís Ballesteros Mancilla destacó que los jóvenes tienen la pasión, energía y capacidad suficientes para lograr un cambio en el país, pero “las viejas generaciones no los quieren escuchar”, por ello se debe impulsar y asegurar su participación en la política del país.

En el segundo día de actividades del foro “Modelo de las Naciones Unidas UVMUN 2024”, los estudiantes de la Universidad del Valle de México replicaron el modelo de Naciones Unidas, para analizar y debatir temas de índole global en materia de seguridad, comunidades inclusivas y refugiados.

La legisladora de Movimiento Ciudadano explicó que es un modelo en el que los estudiantes replican el trabajo de las Comisiones y de la sesión del Pleno del Consejo de Seguridad de la ONU.

Estos jóvenes, agregó, representan a los diferentes países que forman parte de esta organización internacional y abordar agendas de índole global, a fin de promover su participación política e involucrarlos en temas relevantes.

La legisladora comentó que ellos están altamente politizados, “el problema es que las viejas generaciones no los quieren escuchar”.

Ballesteros Mancilla agregó que los estudiantes son los que pueden lograr el cambio en el país, al escuchar sus voces y “pidiéndoles tomar por asalto el ejercicio de la política, es lo que nos da la fuerza para tener un México nuevo y mejor”.

Además, les externó a los alumnos que en este tipo de encuentros pueden demostrar la pasión que tienen para hablar sobre los problemas que enfrenta el mundo y sus naciones.

A su vez, la coordinadora Nacional de Ciencias Sociales de la UVM, Jazmín Benítez, dijo que al ejercicio asisten 157 alumnos de la Universidad del Valle de México, dividido en tres consejos: el de Seguridad; el del Fondo de Naciones Unidas para la Población; y el del alto Comisionado para los Refugiados.

El primero, señaló, trata de mecanismos para asegurar la paz; el segundo busca que haya comunidades inclusivas, a través de diálogos intergeneracionales; y el tercer consejo busca garantizar los derechos humanos de los refugiados.

Añadió que, con este modelo de simulación se busca que ellos puedan concebirse como futuros diplomáticos, que aprendan cuáles son los protocolos adecuados, que tengan las habilidades como la negociación, la argumentación, la construcción de acuerdos para su preparación.