LOS JUEVES


Banner-970-250

Fiscalía, respetuosa de justicia federal 

Miguel Valera 

No hay duda de que sin filias ni fobias, apegada a Derecho, siguiendo lo que marcan los cánones de la justicia, en Veracruz la Fiscalía General del Estado que preside Verónica Hernández Giadáns está dando buenos resultados. Ayer me enteraba que en la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz que encabeza el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez se informó que lo mismo se inició carpeta de investigación para dar con los responsables por los hechos en los que perdió la vida Enrique “N”, quien se desempeñaba como regidor primero  de Texistepec, que se emitió sentencia de 17 años de prisión a un homicida. 

Qué bueno que la justicia se aplique y que los veracruzanos sepan que el que la hace la paga. También ha ocurrido que en algunos casos de ex servidores públicos investigados por presunta corrupción, la justicia federal ha enderezado la plana a las autoridades locales y éstas, con madurez, han permitido que el proceso siga su curso, mostrando disposición. 

Me refiero, por ejemplo, a los casos que han solventado los abogados José Luis Jiménez Sada, Rafael García Peña y José Manuel Viciconti Zapot quienes lograron la liberación de Antonio Gómez Pelegrín, Clementina Guerrero García, Bernardo Segura Molina, Adrián Viccon Basto y Luis Francisco I. Virues. Claro, el proceso sigue su curso, pero lo logrado por estos abogados habla bien de las dos partes, de los defensores y de la autoridad encargada de la procuración de justicia. En medio, claro, como justo juez, la justicia federal. 

Más allá de los intereses políticos, apegados siempre a la legalidad, los abogados se han convertido en defensores de varios ex políticos perseguidos jurídicamente, que como todo veracruzano tienen también derecho a la justicia. La experiencia de estos abogados ha permitido que ganen varios amparos, mostrándose como expertos en el Derecho. 

Como se recordará, la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción investigó a los mencionados, Antonio Gómez Pelegrín, Clementina Guerrero y Bernardo Segura Molina, por la supuesta comisión de los delitos de incumplimiento de un deber legal, desvío de recursos y abuso de autoridad, ello de acorde a la propia solicitud de orden de aprehensión presentada ante el Juez de Control. 

Sin embargo, la autoridad actuó con falle de probidad, ya que no realizó un estudio propio de los datos de prueba, sin demostrar la comisión de hechos ilícitos. Además, según demostraron los abogados, se vulneró el principio de probidad, legalidad, objetividad y profesionalismo por parte del Fiscal a cargo de la investigación, tal y como lo establece el Artículo 16 de la Constitución. 

Así, varios preceptos normativos no fueron observados de manera adecuada por la Fiscalía, ya sea por un error humano o involuntario o por una cuestión de técnica procesal, se indica en la discusión legal, ya que los datos de prueba con los que contaba la Fiscalía se advierten que los suscritos no incurrieron en ninguna irregularidad durante los hechos que se les pretendieron atribuir, ya que no ocurrieron durante su tiempo al frente del cargo. Qué bueno que los veracruzanos en general tengan acceso a un sistema de justicia puntual que escuche y atienda a todos por igual. 

Nos vemos los jueves. 

valeramk@hotmail.com