LOS JUEVES 


Banner-970-250

Justicia al sector educativo veracruzano 

Miguel Valera 

Como docente de Secundaria que ha sido una parte de su vida, el Secretario  de Educación de Veracruz, Zenyazen Escobar García sabe de las carencias del sector educativo, conoce la historia reciente y los abusos que se han cometido. Para la memoria colectiva quedará la anécdota de un gobernador que compraba casas y camionetas a una de sus amantes, con el presupuesto de ese sector y de un Secretario, que con el aval de otro gobernante, se regalaba plazas para él y sus amigos. Uno era del PRI y el otro del PAN. 

La educación, como decía el gran Paulo Freire, es “praxis, reflexión y acción del hombre sobre el mundo para transformarlo” y creo que en ese sentido apunta el interés de estos gobiernos de la Cuarta Transformación por trabajar en serio en el sector educativo. El ser humano, el veracruzano, tiene que convertirse en protagonista, en agente de cambio; transformarse para transformar y eso sólo se puede lograr desde el cambio de mentalidad que te dan las herramientas de la educación. 

Por eso en su reciente comparecencia ante legisladores, Zenyazen Escobar García se refirió a la “justicia social” para este sector en Veracruz. Sí, “justicia social” para los docentes, revalorándolos en el importante papel que tienen en nuestra entidad y al mismo tiempo “justicia social” para niños, niñas y jóvenes que requieren educación de calidad que les permitan abrirse al mundo y a nuevas realidades. 

Y como amor con amor se paga, el funcionario ha recordado a las y los maestros veracruzanos que será este 15 de diciembre cuando reciban el Bono del Bienestar, lo que significa uno, dos y tres por ciento de incremento, “el pago está garantizado, gracias a la intervención del gobernador Cuitláhuac García Jiménez y del presidente Andrés Manuel López Obrador. 

Así que va caminando este sector tan importante para el desarrollo de los veracruzanos. E insistimos mucho en este espacio, porque creemos en la importancia de la educación para el desarrollo de los pueblos. Así, la inversión ha sido superior a los mil 140 millones 309 mil 676 pesos, en contraparte con gobiernos anteriores. Además, se ha dado certeza jurídica a planteles educativos con el programa “Escuela Garantizada, Escritura Garante”. Algunos planteles con hasta cien años de existencia carecían de documentos legales. 

También se le ha hecho justicia a las y los trabajadores del sector, con las 29 mil 40 basificaciones y la entrega de dos mil 333 plazas definitivas. Vamos, hasta los propios funcionarios se han puesto las pilas para limpiar espacios educativos, con el programa “Tequio por mi escuela”. 

El hombre sabe de carencias. Sabe qué significa llegar al salón de clases y que no haya gises, que tenga que cubrir las goteras del techo con plásticos, que no haya sanitarios dignos. Como maestro de Secundaria que fue en zonas serranas de Veracruz, seguramente vivió sus compañeros maestros y de sus propios alumnos, pero también, seguramente, desde ahí nació el interés de que un día podía mejorar esta realidad para las y los jóvenes veracruzanos. 

Nos vemos los jueves. 

valeramk@hotmail.com