Los poetas han sido los mejores intérpretes del arte, a decir de Miguel Ángel Muñoz


Banner-970-250
  • Se presentó la segunda edición del libro Elogio del Espacio. Apreciaciones sobre Arte, de Rubén Bonifaz Nuño, quien fuera miembro de El Colegio Nacional.
  • La presentación, coordinada por el también colegiado Vicente Quirarte, la encabezó el poeta e historiador de arte Miguel Ángel Muñoz, quien realizó la selección e introducción del volumen.
  • “En esta antología se ofrece una visión textual y literal de ese puente que hay entre el arte precolombino y el arte contemporáneo”, destacó.

El Colegio Nacional 

“De entre los escritores que se han dedicado a escribir sobre arte, siempre tuve la siguiente idea en discusiones con Jorge Alberto Manrique o Carlos Blas Galindo: creo que los poetas han sido los mejores intérpretes del arte y la mejor muestra de ello es Rubén Bonifaz Nuño y Octavio Paz”, aseguró el poeta e historiador Miguel Ángel Muñoz, durante la presentación del libro Elogio del Espacio. Apreciaciones sobre Arte (El Colegio Nacional-Universidad Veracruzana, 2024), concebido como una selección de escritos de Bonifaz Nuño.

“Bonifaz fue un apasionado del arte, del arte precolombino mexicano y, sobre todo, del contemporáneo, en particular por esa complicidad que tuvo con dos artistas como Ricardo Martínez, sobre el que más escribió, y Ángela Gurría”, a decir de Muñoz, encargado de la selección de los textos y del escrito introductorio.

Luego de unas palabras de bienvenida, a cargo de Concepción Company Company, presidenta en turno de la institución, en las que definió a Bonifaz Nuño como un creador de instituciones, entre ellas el Instituto de Investigaciones Filológicas, el compilador del volumen resaltó que los poetas suelen tener una visión muy diferente y certera sobre lo que ha sido el arte contemporáneo.

La lingüista explicó que la tradición que viene de Baudelaire, Apollinaire, Mallarmé, Valery, quienes enriquecieron al arte internacional contemporáneo, ha tenido su reflejo en México con Xavier Villaurrutia, Carlos Pellicer, Luis Cardoza y Aragón, Octavio Paz, y en ese linaje exquisito entra Rubén Bonifaz Nuño.

“Bonifaz tuvo, a diferencia de los demás, ese apasionamiento o la posibilidad de ser ese puente para vincular el arte precolombino con el arte contemporáneo y lo refleja en Ricardo Martínez y Ángela Gurría, que fueron dos artistas que se influenciaron mucho del arte precolombino que vieron a través de los años”, comentó.

La antología presentada en el Aula Mayor de El Colegio Nacional es resultado de una coedición entre la Universidad Veracruzana y la institución, enriquecida con la reproducción de las obras de arte que analiza Rubén Bonifaz Nuño y algunos textos adicionales, como uno de los últimos textos escritos por Bonifaz, un poema sobre Elvira Gascón o un texto acerca de Santos Balmori, “a los cuales tuve acceso gracias a Paloma Guardia Montoya”, albacea literaria del director fundador del Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM.

Miguel Ángel Muñoz explicó que en esta antología se ofrece esta visión textual y literal de ese puente entre el arte precolombino y el arte contemporáneo, enriquecedor para muchos creadores, sobre todo de la generación de Rufino Tamayo, presente hoy. “A los 100 años del nacimiento de Bonifaz, qué mejor manera de celebrarlo que con este libro, como una recuperación de la memoria del poeta, en una edición corregida y aumentada, y con imágenes que ofrecen al lector la posibilidad de tener una visión mucho más completa”.

La riqueza de una obra

Lilian Álvarez Arellano, actual directora del Instituto de Investigaciones Filológicas, recordó que la primera edición de Elogio del espacio, aparecida en 2011, estuvo a cargo de El Colegio Nacional, la Universidad Autónoma Metropolitana y la Universidad Nacional Autónoma de México, donde se reunieron escritos de Bonifaz Nuño sobre piezas prehispánicas en torno a lienzos y esculturas de artistas contemporáneos, “recuerdo a Ricardo Martínez, Santos Balmori, Pedro Fernández, Fernando Alba Álvarez y Ángela Gurría, así como un poema escrito para ésta artista plástica y otra para Elvira Gascón”.

El libro ofrecía 50 textos de Bonifaz Nuño, cuya selección estuvo a cargo de Miguel Ángel Muñoz y el estudio titulado “La originalidad de un poeta historiador del arte”, siendo lo “valioso de la primera entrega que reúne textos donde Bonifaz examina creaciones pertenecientes a las culturas antiguas y obras plásticas contemporáneas”.

“Esta reunión hace evidente una línea de trabajo del escritor, desarrollada a lo largo de más de 40 años, que tal vez sea menos conocida que sus trabajos de traducción, su poesía y sus estudios iconográficos; sugiere también que Bonifaz Nuño encontró el hilo conductor entre nuestras tradiciones plásticas antiguas y las contemporáneas”.

Asimismo, señaló Lilian Álvarez, el trabajo de Bonifaz Nuño establece nexos entre las creaciones antiguas nuestras y las del pintor español que eligió hacer su vida adulta y profesional entre nosotros: la antología integra textos seleccionados desde la óptica de la crítica de arte, por lo que el estudio del antologador versa sobre hitos del desarrollo histórico de esta disciplina humanística.

Desde su perspectiva, Miguel Ángel Muñoz intuye en los escritos de Bonifaz una guía que supera esa infértil dicotomía, para ofrecer un resultado luminoso de la inteligencia del autor y deja al lector la tarea de extraer los principios metodológicos o de escritura que lo guían.

En esta nueva versión permanecen los textos del primer acercamiento, pero se agregan dos secciones que la enriquecen: en una se entregan numerosos textos de Bonifaz Nuño sobre la obra de Ricardo Martínez y en la otra se brinda al lector apoyo visual para su lectura, mediante un apéndice de 62 imágenes, lo que hace que el libro crezca de 214 a 407 páginas en su tránsito de la primera a la segunda versión.

“Rubén Bonifaz Nuño ofrece para los nuevos lectores un esquema general para entender las formas de representación de estas culturas en el catálogo razonado, la colección prehispánica del Museo Amparo, por ejemplo, pues “como toda antología debe serlo, esta de Miguel Ángel Muñoz abre nuevos caminos para el espíritu del lector y ofrece una ruta de lectura para adentrarse a conocer, disfrutar y aprovechar una obra muy vasta y rica”.

Para el crítico Carlos Blas Galindo, académico de número de la Academia de Artes, esta descripción pormenorizada que hace Rubén Bonifaz Nuño de las obras proviene del inicio de la crítica de arte y de la historia del arte: ¿por qué surge esto de estar diseccionado y explicando todas las partes de las obras?, porque no había manera de poner una foto.

“Esto se convirtió en una buena cosa y Bonifaz lo tomaba muy a pecho, porque no sólo describe lo formal de la obra, sino que hace una mirada muy explícita, muy pormenorizada, de la composición, de lo geométrico de las obras. Esto ya casi nadie lo hace y allí se eslabona un contubernio para bien de Bonifaz con quienes hacen arte y pueden ahondar en esta posibilidad de describir lo geométrico, lo que llamamos en arte la composición”.

En lo personal, enfatizó el crítico de arte, no “había previsto ver la mal llamada Coatlicue con tanta precisión en cuanto a lo compositivo, hasta que vine a dar con el texto de Bonifaz Nuño”, porque eso contribuyó a fortalecer una frase popular: estás viendo y no ves.

“Efectivamente, no podemos adentrarnos en esa entraña compositiva si no nos guía alguien y Bonifaz nos guía para desentrañar esta composición en todo: en arquitectura, en urbanismo, en la estatuaria mesoamericana, también en la pintura de códices. En muchos casos nos lleva de la mano y nos lleva a entender no sólo la parte estructural o la parte compositiva, sino que hace una lectura que, con base en sus conocimientos de lo mesoamericano, puede ser una lectura que nos lleve muy de la mano a comprender tantas obras”.

Carlos Blas Galindo agradeció esta nueva edición, porque puede ser una relectura de lo mesoamericano: Bonifaz Nuño lo que hace es reconocer el nivel artístico de Mesoamérica, “no pensar sólo en las artes de influencia occidental, sino en el arte por sí mismo y eso hay que conocerlo”.

Con la moderación de Alejandro Cruz Atienza, el lanzamiento de la segunda edición de Elogio del espacio. Apreciaciones sobre arte”, de Rubén Bonifaz Nuño y con selección a cargo de Miguel Ángel Muñoz, se encuentra disponible en el Canal de YouTube de la institución: elcolegionacionalmx.

Nueva alianza: El Colegio Nacional y la Universidad Veracruzana

Previo a la presentación del libro, se firmó un convenio de colaboración entre la Universidad Veracruzana y El Colegio Nacional. En el acto protocolario participaron Concepción Company Company, presienta en turno de El Colegio y Martín Aguilar Sánchez, rector de la Universidad Veracruzana.

Aguilar Sánchez señaló que El Colegio Nacional es una institución central en divulgar la educación científica, artística y humanística de forma gratuita y de libre acceso. Reconoció que esta institución pone “a nuestro alcance el conocimiento que se genera en los campos de las humanidades y las ciencias; constancia de ello son las más de 50 publicaciones impresas y las 54 digitales que edita cada año, la producción de diversos materiales audiovisuales, su Centro de Documentación y la organización anual del Encuentro Libertad por el Saber”.

En su oportunidad, Company Company recordó la relación tan estrecha que ha mantenido El Colegio Nacional y la Universidad Veracruzana, como las coediciones editoriales que han elaborado, las jornadas artísticas y académicas que trabajaron en colaboración, como la Cátedra “Ruy Pérez Tamayo” y la muestra “Vicente Rojo. 80 años después. Cuaderno de viaje de Francisco Rojo Lluch en el vapor Ipanema. Burdeos-Veracruz, junio-julio de 1939”.

Company Company reconoció que la firma de convenio es una oportunidad para establecer lazos de manera oficial, al tiempo que confesó que para los miembros de El Colegio Nacional que visitan Veracruz en el marco de la Feria del Libro Universitario, “es un deleite ver la vida cultural tan rica que tiene Xalapa”. Finalmente, la colegiada adelantó que en la edición de este año participarán Christopher Domínguez Michael y Jaime Urrutia Fucugauchi.