#LuzYSombra Lástima, Rocío Nahle no habló de la compañía petrolera Baker Hughes

18 de abril de 2024 10:03
Luchas-medios-digitales-728x90-2-1

Lástima, Rocío Nahle no habló de la compañía petrolera Baker Hughes

Siguiendo el sabio dicho popular de que “santo que no es visto, no es venerado”, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, volvió tres meses después a la zona conurbada Veracruz-Boca del Río ahora para dar otra conferencia magistral sobre la reforma eléctrica. Y es que a mediados de octubre del año pasado el gobernador Cuitláhuac García ya le había organizado también otro foro sobre energía en la misma conurbación porteña. Sólo que ahora echaron la casa por la ventana, pues los anfitriones movilizaron alrededor de diez mil asistentes, la mayoría militantes de Morena, así como burócratas estatales y municipales, también del partido guinda, supuestamente muy interesados en que bajen los costos del consumo doméstico de la electricidad. Con estos foros monotemáticos y la misma clientela electoral francamente se ve difícil que doña Chío se vaya a posicionar entre los veracruzanos como la mejor aspirante a la gubernatura. Además, por el momento, la titular de la SENER seguirá atada al menos durante este año como responsable de la refinería de Dos Bocas, una de las tres obras insignias de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, aparte del aeropuerto internacional “Felipe Ángeles”, de la Ciudad de México, y el Tren Maya del sureste mexicano. Ah, pero eso sí, en el remoto caso de que no se le hiciera suceder a García Jiménez en 2024, la zacatecana saldría muy bien recompensada del gabinete presidencial, ya que tan solo el año pasado el gasto de la secretaría a su cargo ascendió a 319 mil 272 millones de pesos, casi 486 por ciento más que el ejercido en 2020. Seguramente el más feliz debe ser su esposo José Luis Peña Peña. Ah, y también el “Junior de la 4T” José Ramón López Beltrán, quien acaba de ser evidenciado por habitar una residencia en Houston, Texas, que pertenecía a Keith L. Schilling, ejecutivo de la compañía petrolera Baker Hughes, la cual tiene contratos vigentes con Pemex por más de 151 millones de dólares y que ahora provee de compresores y turbinas a la planta refinadora a cargo de Nahle en Tabasco.