#LuzYSombra Por abandono de su hijo Santy, Alberto Silva no podrá ser candidato

21 de abril de 2024 00:18
Luchas-medios-digitales-728x90-2-1

“Un político pobre es un pobre político”, solía decir el viejo dinosaurio priista Carlos Hank González en una frase que buscaba justificar la riqueza obtenido al amparo del poder, pero, un político que lucra políticamente con la discapacidad de un hijo, para buscar el reflector y luego lo deja en el abandono, ¿cómo se le podría llamar? Usted, amable lector póngale el adjetivo que quiera, de los muchos que tiene la palabra ¡miserable! Pues eso y más es lo que se dice en Tuxpan de Alberto Silva Ramos, el hombre que se enriqueció al lado de su amigo Javier Duarte de Ochoa y que luego, buscando vigencia política, saltó al Partido Verde Ecologista de México (PVEM). Hoy, según denunció la propia madre de su hijo Santy, el hombre los tiene en el abandono. “A mí me ha sido muy complicado llevar a cabo los tratamientos de Santy al pie de la letra porque no cuenta con los recursos suficientes y sin el apoyo de su padre me es mucho más complicado; he apelado a su buena voluntad en muchas ocasiones, no hay respuesta de su parte y lo que me parece sumamente injusto para su hijo”, dice la madre en una denuncia pública. Ya el INE fue muy claro en el 8 de 8 contra la violencia de género:  ninguna persona que incurra en violencia familiar, violencia contra la mujer o deudora alimentaria morosa podrá ser candidato. ¡Zácatelas!