Mis hijos no tienen influencia en mi gobierno, dice López Obrador

Cuatro días después de que se dio a conocer una investigación periodística publicada por Latinus y Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, sobre la lujosa casa de un proveedor de Pemex que su hijo mayor José Ramón López Beltrán habitó en Houston, Texas, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que sus hijos no tienen ninguna influencia en su gobierno, ni se le da contrato a ningún recomendado.

En conferencia de prensa, el mandatario mexicano señaló que quieren equiparar el escándalo con la Casa Blanca, suscitado en la presidencia de su antecesor Enrique Peña Nieto, y decir que son los mismo, que no hay austeridad. Sin embargo, dijo que es la esposa de su hijo, Carolyn Adams, la que tiene dinero.

“Este fin de semana salió el escándalo de que un hijo mío, José Ramón, ya grande, de 40 años, casado, vivía en una residencia en Houston queriendo equiparar, como diciendo, son iguales, es lo mismo, dónde está la austeridad. Carmen Aristegui casi lo comparaba con la Casa Blanca.

“Decir primero que en este gobierno no tienen influencia mis hijos, no se le da contrato a ningún recomendado; en el asunto del matrimonio ahí está complicado meterse. Ellos se casaron, al parecer la señora tiene dinero, pero no tiene nada que ver con el gobierno ni un contrato, ni una recomendación, no somos iguales”, comentó.

Añadió que no todo el que tiene dinero es malvado y que hay quien ha hecho su patrimonio con esfuerzo, trabajo de conformidad con la ley y merece respeto.

“Yo estoy en contra de la riqueza mal habida, me molesta la corrupción, me indigna la corrupción”, señaló.

De acuerdo a la investigación, López Beltrán contradice el discurso de austeridad de su padre, el Presidente, toda vez que ha ocupado con su esposa Carolyn Adams dos residencias al norte de Houston, cada una con valor comercial cercano al millón de dólares.

La primera propiedad es de un alto ejecutivo de una compañía petrolera que tiene contratos vigentes en Pemex y con la refinería que se construye en Dos Bocas, Tabasco; posteriormente se mudó a otra residencia recién construida.

También exhibieron la camioneta Mercedes Benz en que se mueve en Estados Unidos, la cual está valuada en 1.5 millones de pesos.